Volkswagen busca 75.000 millones de euros con la salida a bolsa de Porsche

Volkswagen busca 75.000 millones de euros con la salida a bolsa de Porsche
2
Se lee en minutos

El Grupo Volkswagen quiere 75.000 millones de euros por la salida de Porsche a bolsa mediante una Oferta Pública de Venta (IPO). Esta era una de las incógnitas que rodeaban la operación, que se convertirá en la más importante del año en los mercados europeos. De hecho, de conseguir esa cifra, la IPO de Porsche sería, según apunta Reuters, la tercera salida más grande, por valor, de una compañía en las bolsas europeas desde que hay registros.

Desde la firma alemana ofrecerán las acciones de Porsche en un rango de precios de entre 76,50 y 82,50 euros cada una, con lo que el valor final oscilaría entre los 70.000 millones y los citados 75.000 millones de euros. La IPO se llevará a cabo, finalmente, el próximo 29 de septiembre en la bolsa de Frankfurt.

Serán, en total, 911 -sí, como su icónico modelo- millones de acciones las que se liberarán el 29 de septiembre, que se dividirán entre 455,5 millones de acciones preferentes y la misma cifra de acciones comunes. Entre otras, el Grupo Volkswagen espera que entidades como T. Rowe Price, ADQ, el Fondo Soberano de Inversión de Qatar o el Fondo Soberano del Gobierno de Noruega inviertan, entre todas, hasta 3.700 millones de euros.

Los inversores privados de varios países, entre ellos España, podrán tener acceso a la operación y hacerse con acciones de la marca de Stuttgart. Para España, el banco encargado de colocar las acciones será, según informa Cinco Días, el banco Santander.

Asimismo, la familia Porsche-Piech comprará el 25% más una de las acciones comunes con derecho a voto por el precio de colocación de las acciones preferentes más una prima del 7,5%. Volkswagen, por su parte, venderá al mercado el 25% de acciones ordinarias. Con todo, el Grupo Volkswagen seguirá teniendo el control mayoritario sobre la firma de coches deportivos y la incluirá en sus resultados financieros. Si la IPO sale según lo previsto, Porsche planea un dividendo del 49% de los ingresos brutos generados con la venta de acciones.

Financiar la electrificación de Volkswagen

El Grupo Volkswagen confirmó a principios de mes que el principal objetivo de la operación era conseguir capital para financiar e impulsar sus planes de electrificación. Arno Antlitz, director financiero del grupo, admitió que, del éxito de la salida a bolsa de Porsche, dependía en gran parte la financiación de los planes eléctricos de Volkswagen. “Es un elemento clave para el grupo, especialmente porque nos podría dar más flexibilidad para acelerar la transformación”, dijo Antlitz.

La IPO de Porsche llega rodeada de incertidumbre y como una operación muy ambiciosa en un año en el que las salidas a las bolsas europeas han brillado por su ausencia. La inflación, la crisis energética, el comportamiento de los mercados y la guerra de Ucrania crean un ambiente poco atractivo para las empresas. La salida a bolsa de la firma de Stuttgart pondrá a prueba el atractivo de una de las marcas más importantes y prestigiosas del sector en este contexto complicado.

Noticias relacionadas