Opel resucita las siglas GSe, pero ahora para sus deportivos eléctricos

Opel resucita las siglas GSe, pero ahora para sus deportivos eléctricos
2
Se lee en minutos

Opel demostró con la reinterpretación eléctrica del Manta GSe que, pese a ser una de las puntas de lanza de la electrificación del grupo Stellantis, tiene muy presente su pasado y lo hará parte de su futuro. De ese prototipo, la firma alemana se quedó con su concepto de diseño frontal, el Opel Vizor, que ahora incluyen todos sus coches nuevos. Ahora, la compañía de Rüsselsheim vuelve al pasado para presentar su nueva submarca deportiva GSe.

A todos os sonarán estas siglas, presentes en coches clásicos como el Commodore GS/E y el Monza GSE, coches que durante la década de los 70 representaban el alto rendimiento en Opel. Posteriormente, la deportividad en la marca se conocería como GSi, “Grand Sport inyection”, con coches como el Opel Kadett GSi de 1984, el Manta GSi de 1987, el Corsa GSi del mismo año o el más moderno Insignia GSi de 2017, entre otros. La compañía alemana ha querido recuperar esta tradición deportiva para sus modelos de altas prestaciones del futuro, aunque a partir de ahora se destinará únicamente para coches eléctricos. Según Florian Huettl, CEO de Opel, GSe, en esta nueva era de la marca, querrá decir “Grand Sport electric”.

Acción en un futuro eléctrico

A partir de 2024, Opel tendrá una versión electrificada de todos los modelos de su gama como punto intermedio de un camino que llevará a la marca a la electrificación total hasta 2028. Para conseguirlo, la marca del grupo Stellantis ya apuesta por la hibridación en modelos como el Grandland y el nuevo Astra y por la electrificación total en coches como el Corsa y comerciales como el Zafira, el Combo y el Movano. Con un futuro totalmente electrificado en mente, Opel revive las siglas GSe para los modelos eléctricos tope de gama, coches que buscarán el máximo rendimiento y dinamismo para los que busquen acción en el silencio de la electrificación.

De hecho, la marca promete, para los coches GSe del futuro, un aspecto deportivo y una configuración de chasis ajustada para incrementar la diversión y la respuesta al volante. Según la enseña alemana, toda la gama GSe tendrá la garantía “a prueba de las Autobahn” porque todos los coches deportivos de Opel superarán un exhaustivo programa de pruebas en las autopistas alemanas, que no tienen limitación de velocidad. Todo, por su puesto, de un modo ‘cero misiones’.

Noticias relacionadas