El EV6 GT te hace querer un eléctrico

El EV6 GT te hace querer un eléctrico
7
Se lee en minutos

Kia quiere convertirse en el rey del tablero electrificado de la movilidad. Los coreanos lo tienen claro y no dejarán nada al azar. Con el lanzamiento del Kia EV6 GT demuestran ese ímpetu y el convencimiento de que podrán incluir a todos los conductores en su corriente cero emisiones, también a aquellos que desean turismos prestacionales y emocionantes. Con el GT han exprimido al máximo la ingeniería de sus motores para desarrollar el coche más rápido de su historia. Un hito alcanzado sin olvidar los componentes necesarios para conseguir sensaciones radicales: suspensión, dirección y frenada. ¿Habrán conseguido lo que prometen sus datos? Lo comprobamos.

La electrificación es un proceso complicado para los fabricantes, pero más aún para el consumidor. Tal como hemos explicado en otros artículos, esta propulsión es más cara, menos funcional y todavía no contamos con la infraestructura necesaria en España. Los inconvenientes son sabidos por todos, pero: ¿Qué sucede con las ventajas? Más allá de las ambientales, que son claras, están: la eficacia de sus motores, las prestaciones de escándalo que conceden y una calidad de rodadura que solo alcanzan unos pocos modelos de combustión.

Con el Kia EV6 GT podremos tener las sensaciones de un superdeportivo sin emitir un solo gramo de CO2 por el módico precio de 64.932 euros con descuentos de lanzamiento. Ironías aparte, la variante más prestacional del crossover coreano consiguió toda nuestra atención cuando se presentó la gama hace más de un año. Ha costado pero parece que ya se acerca el día de verlo por nuestras calles, un proceso que arranca en septiembre de 2022 y que alargará su comercialización hasta principios de 2023.

Un Gran Turismo eléctrico

Los coches veloces deben parecerlo. Los diseñadores de Kia han apostado por detalles estéticos contenidos pero vistosos, manteniendo la filosofía de diseño “Opposites united” muy marcada. Hablamos de la corriente estética que Kia relaciona con la naturaleza y que concede al Kia EV6 GT una imagen minimalista pero dinámica, con toques que le harán reconocible al segundo. Además, le ha valido el premio Car of The Year 2022, el primero para la marca.

El frontal Tiger Face adaptado a la era electrificada incluye los grupos ópticos LED con tecnología adaptativa e intermitentes dinámicos. Su identidad lumínica es única pero consiguen ciertas diferencias gracias a las aletas laterales y el capó más marcado, así como un paragolpes inferior específico que ensancha su morro y lo pega más al suelo.

De la visión lateral destacaría la caída al estilo coupé, que comparte con el EV6 estándar pero que combina a la perfección con las llantas específicas de 21 pulgadas con neumático Michelin Pilot Sport 4 SUV de 255/45.

A través de ellas vemos uno de los detalles clave de este EV6 GT, el sistema de frenos pintado de neón. Tampoco pasan por alto el alerón con función aerodinámica y el difusor trasero exclusivo de esta variante.

Aditivos deportivos que pasan desapercibidos en su interior. Los asientos cuentan con un tapizado de gamuza que mejora la sujeción pero son más cómodos que de “corte racing”. Encontramos en ellos unas placas metálicas con el distintivo GT y las costuras en el mismo verde neón de las pinzas de freno. En el volante de dos radios encontramos un selector GT específico con el que cambiar de modos de conducción más rápido.

Equipado hasta los topes

Como tope de gama que es, este Kia EV6 GT llega con un arsenal tecnológico de segmento premium. Las pantallas curvas de 12,3 pulgadas cada una ya las conocemos e incorporan todas las funcionalidades derivadas de la conducción, la conectividad y el entretenimiento. Sorprende que, incluso tratándose del modelo deportivo de la gama, la insonorización es absoluta y solo el propietario decidirá si quiere disponer de un sonido desarrollado para generar sensación de velocidad.

No vamos a detenernos demasiado en el aspecto de la habitabilidad, que comparte con el resto de modelos Kia EV6. Sin embargo, cabe destacar la amplitud de sus plazas traseras y la posibilidad de cargar el vehículo con todo lo necesario gracias a su maletero de 480 litros de capacidad y el espacio bajo el capó de 20 litros. No pueden ser más por la colocación del bloque eléctrico delantero.

Prestaciones de superdeportivo

Si algo tiene la electrificación que nos pueda emocionar es la capacidad de aprovechar cada último caballo que concede un motor. Sin pérdidas térmicas de eficiencia, los ingenieros hacen malabares de los motores hasta conceder una experiencia de conducción única. En este caso, el EV6 GT, monta los mismos motores y el delantero, de 160 kW (218 CV) es el mismo que en el modelo AWD estándar.

El trasero, en cambio, lo han apretado hasta los 270 kW (367 CV) para alcanzar una potencia combinada de 585 CV y un par máximo de 740 Nm. Tal como nos comenta la firma, este ajuste supone el aumento en un 80% de la potencia frente a la variante inferior, el Kia EV6 AWD de 325 CV y 605 Nm de par. Una vuelta de tuerca que le convierte en el Kia de producción más rápido de su historia con una aceleración 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y una velocidad máxima de 260 km/h.

Nada de potencia bruta

Los coreanos saben que la potencia, sin control, no sirve para nada. Por ese motivo, han trabajado en los componentes dinámicos como la suspensión, dirección y la frenada. En el primer apartado han optado por un esquema de suspensión específica que limite el balanceo lateral y frontal ante una frenada y entrada en curva. Los muelles de la suspensión son completamente nuevos, un 9% más flexibles delante y un 11% más rígidos en el eje trasero. Además, han rebajado la altura del GT en 5 milímetros.

La desmultiplicación de la dirección también es exclusiva, con unas vueltas de 2,3 hasta el tope frente a las 2,67 del modelo convencional. La plataforma E-GMP ha sido clave para poder añadir las soluciones electrónicas que optimizan el comportamiento del Kia EV6 GT, con un reparto de pesos de 49/51 gracias a la colocación de las baterías en el piso.

Esta arquitectura les permite incorporar todo tipo de sistemas de conducción como el diferencial electrónico de deslizamiento limitado (e-LSD). Una pieza clave en el comportamiento intachable de este EV6 GT, teniendo en cuenta sus más de 2,2 toneladas de peso. Un dato en báscula que notarás en la primera curva pero que, sorprendentemente, no significa una pérdida de control o balanceo excesivo. Existe esa inercia, para que negarlo, pero es el propio EV6 el que asentará el eje protagonista para redondear un giro sobre raíles.

La tecnología se ha ajustado al milímetro y trabaja constantemente para completar una estabilidad de GT junto al sistema de tracción inteligente y el control electrónico de suspensión (ECS). Ayudas que modificarán su intromisión en función del modo de conducción elegido, entre los que destacan el Sport, Sport+ y el Drift, que permite hasta el 100% de propulsión en el eje trasero. Perfecto para intentar derrapar y encontrarte con una sensibilidad solo apta para profesionales del “ir de lado”.

Los coreanos no querían esconder nada, así que nos dejaron probar los Kia EV6 GT en un circuito cerca de Estocolmo. Si prueba del trazado nos dejó con ganas de más, precisamente porque el coche te concede una confianza asombrosa, la aceleración fue la guinda del pastel. Con un 3,5 segundos para el 0 a 100 km/h, solo modelos como Audi RS e-tron GTy el Porsche Taycan Turboy el Mercedes EQS AMG 53 lo superan.

Una comparación muy beneficiosa para el Kia EV6 GT que, además, tiene en el comportamiento de carretera su mejor baza. Confortable, silencioso y rápido, sin llegar a ser aburrido. Todo un Gran Turismo que demuestra las ventajas de un par de propulsores eléctricos de lo más eficaces. Eso sí, los problemas con la red de cargadores y los tiempos de espera seguirán siendo los mismos.

Pese a las sensaciones excepcionales de este Kia EV6 GT, sigue siendo un eléctrico. Eso supone pasar por un punto de carga cada 424 kilómetros según el ciclo WLTP. Lógicamente, si lo conduces a base de aceleraciones, se reducirá drásticamente. Su batería de 77,4 kWh se puede cargar del 10 al 80% en solo 18 minutos, en cargadores ultrarrápidos que no están a disposición de todo el mundo, y mucho menos en España.

Noticias relacionadas