Probamos el primer Opel Astra híbrido enchufable

Probamos el primer Opel Astra híbrido enchufable
6
Se lee en minutos

El Opel Astra entra de pleno en la nueva era con su sexta generación. Se trata del primer modelo con motorizaciones electrificadas, cuenta con un avanzado sistema de conducción semiautónoma que supone el escalón previo al ansiado Nivel 3 y estrena en toda la gama Opel un nuevo software de infoentretenimiento y un Head-Up display más grande y completo.

Si incluimos al Kadett como predecesor del Astra, estamos hablando de la duodécima generación del compacto alemán. Un modelo que lleva con nosotros desde 1936, y que por primera vez, tras 86 años de existencia, dispone de propulsores híbridos. Más concretamente dos motores híbridos enchufables, de 180 y 225 CV. Y en 2023 llegará una versión 100% eléctrica.

Los dos motores PHEV cuentan con una batería de 12,4 kWh de capacidad, con la que pueden recorrer 60 kilómetros en modo 100% eléctrico, y 74 si sólo se transita por ciudad, según afirma la marca. La batería puede recargarse en un enchufe doméstico en unas 8 horas; en 3 horas y 50 minutos si se hace con el cargador de serie de 3,7 kW; o en unas 2 horas aproximadamente si se instala el cargador embarcado de 7,4 kW.

Tuvimos la ocasión de probar los motores gasolina y diésel de 130 CV, además del PHEV de 180 CV. El test no dio para poder analizar en profundidad si la autonomía eléctrica que anuncia la marca en este último es correcta, ya que fuimos cambiando de modo de conducción entre las distintas opciones disponibles y tuvimos varios cambios de coche durante la jornada. Pero la toma de contacto sí fue suficiente para ver que estamos ante un motor con una buena respuesta en casi cualquier circunstancia de conducción; que conjuga a la perfección el trabajo del motor eléctrico, del gasolina de 1.6 de 150 CV y del cambio de marchas automático de convertidor de par y 8 relaciones. Las transiciones entre el motor térmico y eléctrico son muy rápidas y naturales, sin vacíos de potencia ni tirones raros. Incluso cuando vamos en modo 100% eléctrico y apretamos a fondo el pedal del acelerador, el propulsor térmico se suma a la acción sin el ‘lag’ que hemos notado en otros PHEV.

Pocas conclusiones más pudimos extraer ya que recorrimos apenas 50 km con este motor, así que tocará esperar a tener una unidad de prueba para hablaros un poco más de las prestaciones del PHEV y del comportamiento general del nuevo Astra, que a priori nos pareció un coche cómodo en autopista, y con el suficiente carácter como para poder ofrecer algo de diversión en las versiones más potentes cuando se afrontan tramos de montaña. El nuevo Astra comparte plataforma con otros compactos del Grupo Stellantis como el Peugeot 308, pero Opel ha introducido cambios en el chasis para hacerlo más ‘alemán’ y otorgarle así un carácter más dinámico.

Nos quedamos de poder comprobarlo a los mandos del PHEV de 225 CV, que llegará próximamente. Esta versión eleva su potencia tocando la centralita del motor térmico para rendir 180 CV en vez de los 150 del PHEV que condujimos en la presentación.

Conducción semiautónoma

El nuevo Opel Astra también ha dado un gran salto tecnológico en lo que a conducción autónoma se refiere. En el momento de su lanzamiento dispone del sistema Intelli-Drive 1.0, que gracias a la utilización de sistemas de ayuda a la conducción como el asistente de manteniendo de carril, la alerta de tráfico trasero cruzado, la alerta por vehículos en el ángulo muerto y control de crucero adaptativo, puede ofrecer una gran asistencia en la conducción para hacerla más segura y confortable.

En el último cuatrimestre de 2022 llegará el paquete Intelli-Drive 2.0, que mediante la instalación de cuatro cámaras perimetrales, sensores de radar y de ultrasonidos, se podrá ofrecer lo que se ha llamado el nivel 2+ de conducción autónoma, que está rozando al ansiado nivel 3 que ya ofrece Mercedes en algunos de sus modelos.

Con todas esas cámaras y radares se logra ofrecer un programador de velocidad con capacidad para regular la velocidad en las curvas y un sistema de adelantaimiento semiautomático en determinados tipos de vías, que complementa a los servicios antes citados en el Intelli-Drive 1.0 para liberar lo máximo posible al usuario de la tarea de la conducción, si bien éste sigue siendo pleno responsable de la misma y nunca podrá soltar el volante bajo ningún concepto.

El Astra estrena nuevo software y Head-up Display

El Astra es todo un emblema para Opel y este es el lanzamiento más importante del año para la firma alemana. Por ello no es de extrañar que estrene tecnologías que todavía no se montan en ningún otro modelo. Es el caso del nuevo software de infoentretenimiento, que ofrece una experiencia de uso mucho más rápida y completa que la anterior generación, gracias entre otras cosas a la utilización de un potente procesador Qualcom. Su manejo es mucho más acorde a los nuevos tiempos, ya que tiene muchas similitudes con el que ofrecen las ‘tablets’ actuales, a través de una evolución del Opel Pure Panel que ya ofrecía el Mokka, con una doble pantalla de 10 pulgadas, una para la instrumentación y otra sobre el salpicadero. Con éstas todo es todo mucho más intuitivo y digital, aunque Opel acierta en mantener su filosofía de utilización de botones analógicos y con éstos se controlan las funciones principales de conducción, pudiendo mantener “las manos en el volante y la vista en la carretera”.

Otra tecnología que estrena el nuevo Astra es un enorme Head-Up Display que se presenta frente a la vista del conductor flotando sobre la carretera, y que gracias a la gran cantidad de información que ofrece y a la posibilidad de ver incluso parte de la navegación del GPS, se acerca mucho a esos HUD con realidad aumentada.

El nuevo Astra es un coche completamente conectado que responde a las demandas de las nuevas generaciones. Dispone de serie de conexión inalámbrica tanto con móviles Android como Apple, y ofrece hasta 3 puertos USB para conectarlos vía cable o simplemente cargar el dispositivo, si bien para eso ya dispone de un sistema de carga por inducción en la consola central.

También se ha optimizado el sistema de reconocimiento de voz, para poder interactuar con el coche de una forma más rápida y sencilla. Tan sólo diciendo ‘Hey Opel’ y hablando con un lenguaje totalmente natural, podemos hacer que el sistema nos busque restaurantes donde comer, estaciones de servicio, nos diga las últimas noticias o nos avance el tiempo que hará mañana.

Viendo la apuesta tecnológica que Opel ha hecho con el nuevo Astra, dotándolo de elementos casi reservados a coches premium como los asientos AGR con función masaje, calefacción y refrigeración, o faros matriciales LED, junto a todo lo mencionado anteriormente, no queda duda de que estamos ante un modelo estratégico para la marca, y que quiere que se posicione como un referente en su segmento.

Precios del nuevo Opel Astra 2022

El nuevo Astra es un ejemplo perfecto de lo que debe ser un coche moderno enfocado a las nuevas generaciones, y eso se nota incluso en el precio. Tanto es así que la marca alemana menciona antes lo que cuesta al mes de lo que cuesta su precio definitivo. Mediante una financiación se puede tener el nuevo Astra desde 230 euros almes, y su precio de tarifa en la versión más accesible es de 24.660 euros. El Astra PHEV de 180 CV se puede comprar desde 33.667 euros.

1 de 25

Noticias relacionadas