ADICCIONES

El alcoholismo aumenta en la Región de Murcia tras la pandemia

Proyecto Hombre ha atendido a un 13 por ciento más de jóvenes con problemas de juego patológico el pasado año que en 2020

Vasos y botellas de alcohol en una fiesta.

Vasos y botellas de alcohol en una fiesta.

3
Se lee en minutos
Redacción

Casi la mitad de las personas atendidas por Proyecto Hombre en Murcia por problemas de adicciones en 2021, un 48 por ciento, presentaban un consumo patológico de alcohol, una cifra ocho puntos por encima de la registrada en 2020, y que se agrava aún más en el caso de las mujeres, donde la adicción a esa sustancia ha pasado del 30 al 40 por ciento en ese periodo.

Así se refleja en la memoria de la entidad, que ha presentado este jueves su directora, Asunción Santos, junto con el presidente del patronato de la fundación, Tomás Zamora, y el alcalde de Murcia, José Antonio Serrano.

Santos ha señalado que desde 2019 ya se venía detectando un aumento de la adicción al consumo de bebidas alcohólicas que se redujo en 2020 con motivo de la pandemia del coronavirus, como el del resto de sustancias a excepción de los psicofármacos, por todas las restricciones impuestas y que sin embargo, una vez finalizadas, han tenido un efecto de mayor incidencia en el consumo.

Durante 2021 Proyecto Hombre ha atendido a más de 1.200 usuarios, una cifra que se ha mantenido estable en los últimos ejercicios, y que consumen principalmente cocaína en el caso de los adultos y cannabis en el de los jóvenes.

Para este segmento de la población, Proyecto Hombre cuenta con un programa específico para la población entre 14 y 25 años en el que ha atendido a 80 personas de las que un 14 por ciento eran menores de edad.

El perfil de estos usuarios es el de personas con adicciones múltiples al cannabis, alcohol y tabaco, y se han registrado un 21 por ciento más de usuarios adictos al alcohol y un 13 por ciento más de chavales con problemas de juego patológico que en 2020.

Santos ha destacado el creciente número de personas que acude a la entidad por problemas con ese juego patológico y de apuestas, una tendencia que ha ido en aumento en los últimos años.

Además, a lo largo del año Proyecto Hombre atendió a 52 personas en su programa ambulatorio intensivo, orientado a personas con una situación de grave desestructuración laboral, social y familiar, de los que un 19 por ciento presentaban patologías mentales asociadas al consumo.

Ese porcentaje llega al 52 por ciento de los usuarios de la comunidad terapéutica, que atendió a 101 personas que requieren un internamiento para poder ser tratadas de sus adicciones, principalmente al alcohol y la cocaína.

En cuanto al programa nocturno, en el que se atiende a personas que a pesar de la adicción mantienen una cierta estabilidad social, familiar y laboral, se atendió en 2021 a 102 personas con problemas por consumo de cocaína y alcohol principalmente.

Santos ha recordado que el perfil mayoritario de los usuarios de Proyecto Hombre son varones de unos 41 años de edad que mantenían su trabajo hasta un mes antes de iniciar el tratamiento.

Por ello, buena parte de la labor de prevención de esta organización se centra en los entornos laborales y está previsto que suscriban próximamente un convenio con la patronal CROEM y los sindicatos UGT y CC.OO. para incidir en esa prevención.

Además, se hace especial hincapié también en prevenir los consumos en edades tempranas, para lo que se han organizado actividades con 3.900 escolares de primaria y secundaria del municipio.

Dirigida a esos jóvenes y adolescentes, el Ayuntamiento en colaboración con Proyecto Hombre ha puesto en marcha una campaña de concienciación con el lema "Tú no eres el/la raro/a" para poner en valor que la mayoría de los chicos y chicas no tienen adicciones y que lo normal es no fumar, no consumir sustancias, no hacer apuestas y no beber alcohol.

La concejala de Salud, Esther Nevado, ha resaltado la importancia de poner esta campaña "en positivo", potenciando y reforzando a los jóvenes que no tienen problemas de adicciones para que ellos mismos puedan ser motor de cambio para la minoría que sí consume y para que no cedan a las presiones de esa minoría.

La campaña se enmarca en los actos por el Día Mundial contra el Tráfico y el Abuso de las Drogas, que se celebra el próximo 26 de junio y que tiene como objetivo visibilizar el problema que genera el tráfico de drogas, que no es otro que el de las adicciones, con el consiguiente impacto en la salud y, especialmente, en la salud mental de los afectados.

Noticias relacionadas