MUNDIAL DE QATAR 2022

Enner Valencia, de fingir una lesión para escapar de la policía ecuatoriana a primera estrella del Mundial

  • El autor del doblete que dio la victoria a Ecuador en el partido inaugural ante Qatar salió renqueante del terreno de juego, en una escena que recordó a otra que protagonizó hace seis años, huyendo en camilla en pleno partido cuando iba a ser arrestado por no pagar la manutención de su hijo

Enner Valencia es atendido por los médicos durante el partido entre Ecuador y Qatar.

Enner Valencia es atendido por los médicos durante el partido entre Ecuador y Qatar. / EUROPA PRESS

2
Se lee en minutos

Enner Valencia abandonó este domingo el terreno de juego del Estadio Al Bayt como el máximo goleador de la historia de Ecuador en los Mundiales tras el doblete que dio la victoria a su selección, la primera en la historia ante un anfitrión en un partido inaugural. Renqueante durante toda la segunda parte tras recibir un golpe en su rodilla al filo del descanso, el delantero del Fenerbahce fue sustituido en el minuto 76 entre vítores de los aficionados ecuatorianos presentes en el campo y convertido en la primera estrella de la controvertida Copa del Mundo de Qatar.

Pero ni sus goles ni su gran actuación pudieron evitar que la escena de su cambio recordó a otra no tan ejemplar de hace unos años. Fue en 2016, en el estadio Atahualpa de Quito, mientras Ecuador disputaba un partido de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 ante Chile. También en la segunda parte, cuando la Tricolor ganaba con contundencia a Chile por 3-0, Valencia se dejó caer sobre el terreno de juego, aparentemente lesionado.

Esa temporada, el futbolista jugaba en la Premier League, en el Everton, y estaba siendo buscado por la justicia ecuatoriana, que había emitido una orden de detención por supuestamente evitar el pago de la pensión alimenticia de su hija a su expareja. Aún así, Valencia decidió viajar para jugar con la selección, pero una vez allí y sabedor de que la policía estaba presente en el estadio esperando el pitido final para detenerle, tuvo una rocambolesca ocurrencia para evitar ser apresado

Su idea, fingir una lesión de gravedad para que la coche camilla entrara a por él y de esta forma escapar de la policía en pleno partido. Tanto se metió en el papel Valencia que, con alarmantes gestos de dolor, todos fingidos, decidió llevar su actuación hasta el final e hizo uso de la mascarilla de oxígeno mientras la ambulancia se dirigía hacia los vestuarios.

Noticias relacionadas

No llegó muy lejos la ocurrencia de Valencia, ya que apenas un centenar de metros después fue alcanzado, a la carrera, por la policía, que acabó acompañándole a la clínica donde se descartó que el futbolista tuviera ninguna lesión.

Horas después, el representante del futbolista explicó que "la jueza de unidad judicial norte de la niñez y adolescencia, Martha Guerrero, revocó el apremio que pesaba sobre Enner Valencia, en base al escrito presentado por su abogado Juan Carlos Carmigniani, quedando sin efecto la orden de detención que pesaba en su contra". Pero la escena ya había marcado a Valencia, hoy héroe de Ecuador, entonces villano.