LAS FAVORITAS DEL MUNDIAL

Brasil, obligada a ganar mientras baila al son de Neymar y Vinicius

  • Con un frente de ataque repleto de estrellas, la pentacampeona llega a Qatar como número uno del ranking FIFA y gran favorita para hacerse con un Mundial que lleva sin conquistar 20 años

Paquetá, Vinicius y Neymar bailan celebran un gol de Brasil.

Paquetá, Vinicius y Neymar bailan celebran un gol de Brasil. / Reuters

3
Se lee en minutos

Ganar o fracasar. La selección de Brasil llega a Qatar con la obligación de conquistar un Mundial que se le resiste desde hace 20 años, cuando se adueñó de su quinta estrella en Corea y Japón. Capitaneada por Neymar, la ‘Canarinha’ ha logrado reunir una nueva constelación de estrellas que destaca especialmente en el frente de ataque y que la sitúa en todos los pronósticos como la gran favorita, a la par que Francia, para alzar el próximo 18 de diciembre la Copa del Mundo.

Más de un tercio de los jugadores convocados (9 de 26) por Tite, que dejará el banquillo de la pentacampeona tras acabar el torneo, son delanteros, lo que liberará de cierta responsabilidad al delantero del PSG. “Hace cuatro años, no teníamos a Antony, tampoco Raphinha ni a Richarlison. Vini acababa de llegar al Real Madrid y aún se estaba adaptando, como Rodrygo, y Gabriel Martinelli apenas se estaba entrenando con nosotros”, explicaba el seleccionador brasileño en octubre sobre su nómina de atacantes, de los que solo dos (el propio Neymar y Gabriel Jesús) tienen experiencias previas mundialistas.

“Ahora esta generación ha llegado de verdad y ¡vaya! La progresión de estos jugadores es lo que nos ha permitido jugar con cinco futbolistas de mentalidad ofensiva al mismo tiempo”, incidía Tite, cuya misión será encajar las piezas para dar cabida a todo el talento del que dispone y manejar los egos de un vestuario en el que varias estrellas tendrán que esperar su turno en el banquillo. A priori, el técnico carioca apostará por retrasar unos metros a Neymar, que está a solo tres goles de igualar a Pelé como máximo goleador histórico de Brasil, para que ejerza de volante y de esta forma dar cabida a Vinicius en la banda izquierda, haciendo tridente con Raphinha y Richarlison.

Debilidad en los laterales

En un contexto tan ofensivo, Alisson, Thiago Silva, Marquinhos y Casemiro formarán el pasillo de seguridad de un equipo que tratará de compensar la inexperiencia de sus puntas con veteranía en el resto de los líneas. Especialmente clave para equilibrar el equipo será la presencia del centrocampista del Manchester United, ex del Real Madrid, cuya ausencia por sanción fue clave en la eliminación a manos de Bélgica en los cuartos de final del Mundial de Rusia en 2018.

Noticias relacionadas

El punto débil de Brasil estará en los laterales, donde ninguno de los seleccionados ofrece plenas garantías, lo que ha permitido a Dani Alves colarse entre los citados a pesar de haber estado desde verano sin equipo. Alex Sandro, en la izquierda, y Danilo, en la derecha, parten como teóricos titulares para un puesto en el que podría entrar Militão como a pesar de no estar habituado.

Primera en el ránking FIFA, Brasil, encuadrada en el Grupo G, comenzará su andadura en Qatar enfrentándose a Serbia el jueves 24 de noviembre, para después medirse a Suiza el lunes 28 antes de cerrar la primera fase contra Camerún el 2 de diciembre.

Los 26 convocados por Brasil

Porteros: Alisson (Liverpool), Éderson (Manchester City) y Wéverton (Palmeiras).


Defensas: Marquinhos (PSG), Thiago Silva (Chelsea), Éder Militao (Real Madri), Dani Alves (Pumas), Danilo (Juventus), Bremer (Juventus), Alex Telles (Sevilla) y Alex Sandro (Juventus).


Centrocampistas: Casemiro (Manchester United), Fabinho (Liverpool), Fred (Manchester United), Bruno Guimaraes (Newcastle), Lucas Paquetá (West Ham) y Éverton Ribeiro (Flamengo).


Delanteros: Neymar (PSG), Vinícius Junior (Real Madrid), Richarlison (Tottenham), Raphinha (Barcelona), Gabriel Jesus (Arsenal), Pedro (Flamengo), Rodrygo (Real Madrid), Antony (Manchester United) y Martinelli (Arsenal).