TECNOLOGÍA

Las ventas de iPhones en China crecieron un 25% en el segundo trimestre a pesar del confinamiento

La desaceleración económica y la política de ‘cero COVID’ en las principales ciudades chinas no frenaron en ningún momento al gigante tecnológico

Dos terminales de iPhone.

Dos terminales de iPhone. / Reuters

3
Se lee en minutos

El iPhone en China es un filón en ventas que no lo frena nadie ni nada. Apple aumentó las ventas de su teléfono móvil inteligente un 25% en China en el segundo trimestre del año a pesar de la política impuesta de confinamientos por el Gobierno de Pekín. La desaceleración económica y la política de ‘cero COVID’ en las principales ciudades chinas no frenaron en ningún momento al gigante tecnológico.

En el segundo trimestre, Apple envió 9,9 millones de iPhones a China, lo que supone un aumento interanual del 25%, dijo la firma de investigación de mercado Canalys en un informe publicado este viernes. De hecho, los analistas de UBS también dijeron que Apple probablemente experimentó un crecimiento interanual de casi el 25% en los envíos de iPhone en China en el segundo trimestre de 2022, en una nota publicada a principios de este mes.

En China, el gigante de Cupertino se mantuvo relativamente fuerte en el período que va desde abril hasta junio a pesar de que las ventas de teléfonos móviles inteligentes se redujeron en el país asiático un 10% debido a la vuelta de las estrictas políticas de confinamiento para frenar los nuevos brotes de coronavirus, que envió a ciudades importantes como Shanghái de nuevo a fuertes confinamientos de su población.

Contracción del crecimiento

Cabe destacar que el producto interior bruto (PIB) de China registró una contracción del 2,6% en el segundo trimestre del año respecto de los tres meses anteriores, cuando había crecido un 1,4%, como consecuencia del impacto de las restricciones para contener la propagación de la Covid-19 y de la crisis del sector inmobiliario, además de los problemas de la economía internacional.

Se trata del segundo peor dato de crecimiento de la segunda mayor economía mundial, sólo por detrás de la contracción del 9,8% del primer trimestre de 2020. En términos interanuales, el crecimiento de China se desaceleró al 0,4% en el segundo trimestre, frente a la expansión del 4,8% de los tres primeros meses de 2022. De este modo, en el primer semestre del año, el crecimiento del PIB de China se estimó en el 2,5%, lo que complica cumplir la meta de expansión del 5,5% anual fijada por Pekín.

Apple ha disfrutado de una demanda resistente en el segmento de gama alta, a pesar de los severos cierres en las ciudades clave”, apunta Toby Zhu, analista de Canalys, en un comunicado de prensa. “El marketing activo de Apple durante el período promocional también ha sido un factor clave”.

A principios de junio, Shanghái y Pekín comenzaron a relajar sus medidas de confinamiento y la mayor parte del crecimiento de Apple en China se produjo durante ese mes. UBS pronostica que los envíos de iPhone en junio aumentaron un 227% a nivel interanual.

El CEO de Apple, Tim Cook, reconoció que la reapertura de las ciudades más grandes coincidiendo con uno de los períodos de compras más importantes de China llamado ‘618’, que termina el 18 de junio, incentivó la recuperación de las ventas en junio. “Vimos una demanda más baja en las ciudades afectadas por los confinamientos por el Covid y vimos un repunte en esas mismas ciudades hacia el final del trimestre en junio”, señaló Cook en la presentación de resultados de Apple.

Apple, con todo, ha reducido sus ingresos de la región Gran China, que incluye China y Taiwán, un 1% interanual hasta los 14.600 millones de dólares. La tecnológica estadounidense situó, a pesar de esta caída de la facturación, sus ingresos por servicios, como App Store y Apple Music, en cifras trimestrales récord en el mercado chino.

Noticias relacionadas