BANCA

Esta es la única entidad, a ojos de Credit Suisse, que resiste a las vulnerabilidades en el crédito

Sede del BCE.

Sede del BCE. / EFE

2
Se lee en minutos
Silvia Morcillo / Estrategias de Inversión

La semana pasada el BCE dio un golpe sobre la mesa y, dejando claro que escucha al mercado, anunció nuevas medidas para evitar una crisis sistémica en Europa especialmente a tenor de la subida de las primas de riesgo en algunos países del sur de Europa, como Italia o España. Desde Credit Suisse creen que hay dos entidades que están preparadas para afrontar la volatilidad del mercado.

El endurecimiento por parte de los bancos centrales ha provocado un nuevo aumento de los diferenciales soberanos, que hace temer de nuevo sobre la fragmentación de los mercados y la solvencia de los estados más endeudados. Los anteriores periodos de ampliación de los diferenciales soberanos se caracterizaron por el bajo rendimiento del sector bancario y, en particular, de los bancos del sur de Europa.

 Y es que parece claro que los bancos del sur de Europa siguen siendo los más vulnerables a la volatilidad de los diferenciales soberanos, especialmente Italia donde el diferencial de la deuda pública a diez años frente al Bund se ha ampliado 63 puntos básicos en lo que va de trimestre. Aunque hay que diferenciar entre carteras de bonos soberanos, dicen en Credit Suisse. A su juicio, los bancos españoles son más resistentes a posibles pérdidas de valoración y Caixabank sigue siendo la mejor opción entre las entidades del sur de Europa.

¿El motivo? La estrategia de asignación de riesgo soberano del banco podría proteger la opcionalidad del capital, además, el aumento del margen de intereses – respaldado por la alta sensibilidad del banco a las subidas de tipos, compensará cualquier pérdida limitada en la cartera ALCO. Es por ello que la entidad “mantiene uno de los mayores colchones de capital frente al objetivo de la dirección, al tiempo que mantiene la exposición geográfica más saludable en el sur de Europa, en nuestra opinión”

Tras el anuncio del BCE sobre el fin de la flexibilización cuantitativa y la volatilidad generada en el mercado, desde Credit Suisse estiman pérdidas trimestrales por ajustes de valoración en la deuda soberana en manos de los bancos. Los diferenciales han aumentado 36 puntos básicos en Italia, 47 puntos básicos en Grecia, 38 puntos básicos en Portugal y 33 puntos básicos en España. De hecho, BCP podría sufrir el mayor golpe de capital seguido de ISP. En España, los internacionales siguen siendo los más resistentes con el menos consumo de capital, seguido de Caixabank a pesar de su exposición doméstica concentrada.

Los expertos de Credit Suisse comparan la situación actual con la de 2011-213 en la que los bancos de la UE tuvieron un rendimiento inferior al del mercado en un 15%. Un período en el que los bancos españoles e italianos cayeron más de la mitad mientras los bancos británicos y nórdicos tuvieron mejores resultados, incluso superando al mercado general. Los bancos franceses también obtuvieron resultados inferiores, dada su mayor exposición transfronteriza.

En la actualidad, los bancos del sur de Europa sufrirán pérdidas soberanas pero “seguimos observando que los colchones de capital son resistentes en todo el sur de Europa. Sin embargo, destacamos que los bancos italianos se enfrentan a la incertidumbre en torno a las pérdidas potenciales de sus de sus exposiciones a Rusia y Ucrania, lo que podría afectar aún más a los niveles de capital”.

Noticias relacionadas