Contenido ofrecido por:

Fenómeno natural

Un iceberg tan grande como Gran Canaria se separa de la Antártida

Los científicos afirman que esta vez no parece estar causado por el calentamiento global

Un iceberg tan grande como Gran Canaria se separa de la Antártida
3
Se lee en minutos
Joan Lluís Ferrer

Un enorme iceberg de 1.550 km² de extensión, es decir, el tamaño de la isla de Gran Canaria, se ha desprendido de la plataforma de hielo Brun, en la Antártida. El iceberg se formó después de que las grietas que se han desarrollado en los últimos años en esta masa de hielo se extendieran por toda la plataforma, lo que provocó que este gigantesco fragmento se liberara al mar. Esto ocurrió el domingo 22 de enero durante una marea viva, según ha informado el British Antarctic Survey (BAS). Sin embargo, los científicos opinan que este hecho no tiene por qué estar relacionado con el cambio climático.

El iceberg se desprendió cuando la grieta conocida como Chasm-1 se extendió de un extremo al otro de la plataforma de hielo. Esta fragmentación es la segunda más importante registrada en este área en los últimos dos años y ha tenido lugar una década después de que los científicos del British Antarctic Survey detectaran por primera vez la aparición de grandes grietas en el hielo.

La plataforma de hielo Brunt es justamente el lugar donde se encuentra la estación de investigación BAS Halley. Los glaciólogos de BAS, que han estado monitoreando el comportamiento de la plataforma de hielo, aseguran que el área donde se encuentra la estación de investigación no se ve afectada por los recientes eventos de desprendimiento.

Ubicación de la grieta y la estación Halley / BAS

La estructura glaciológica de la plataforma de hielo Brunt es compleja y el impacto de los eventos de desprendimiento es impredecible. En 2016, BAS tomó la precaución de reubicar la Estación de Investigación Halley 23 kilómetros tierra adentro de Chasm-1 después de que esta grieta comenzara a ensancharse.

Actualmente, 21 miembros del personal están en la estación trabajando para mantener los suministros de energía y las instalaciones que mantienen los experimentos científicos operando de forma remota durante el invierno. Su trabajo continuará hasta que sean recogidos por un avión alrededor del 6 de febrero.

La profesora Dame Jane Francis, directora del BAS ha manifestado: “Nuestros glaciólogos y equipos de operaciones ya habían anticipado este evento. Las mediciones de la plataforma de hielo se realizan varias veces al día utilizando una red automatizada de instrumentos GPS de alta precisión que rodean la estación. Estos aparatos miden cómo se deforma y se mueve la plataforma de hielo, y comparan con imágenes de satélite de la ESA, la NASA y el satélite alemán TerraSAR-X. Todos los datos se envían a Cambridge para su análisis, por lo que sabemos lo que sucede incluso en el invierno antártico: cuando no hay personal en la estación, está oscuro durante 24 horas y la temperatura cae por debajo de -50 grados C”.

"Responde a un proceso natural"

Por su parte, el profesor Dominic Hodgson, glaciólogo del BAS, agregó: “Se esperaba este evento de fragmentación, porque es parte del comportamiento natural de la plataforma de hielo Brunt. No está relacionado con el cambio climático. Nuestros equipos científicos y operativos continúan monitoreando la plataforma de hielo en tiempo real para garantizar que sea segura y para mantener la entrega de la ciencia que llevamos a cabo en Halley”.

La Estación de Investigación Halley VI es una plataforma de importancia internacional para la observación del clima atmosférico y espacial en una zona sensible al clima. En 2013, la estación obtuvo el estatus de estación global de la Vigilancia de la Atmósfera Global (VAG) de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), convirtiéndose en la 29 en el mundo y la tercera en la Antártida.

Estación Halley / BAS

Los cambios en la plataforma de hielo Brunt responden a un proceso natural. Según el BAS, “no hay conexión con los eventos de desprendimiento rápido observados en la plataforma de hielo Larsen C, que tenía una gran cantidad de agua de deshielo en la superficie en el momento de su colapso, y no hay evidencia de que el cambio climático haya jugado un papel importante”.

En octubre de 2016, se detectó una grieta conocida como Halloween Crack a unos 17 km al norte de la estación de investigación, a lo largo de la ruta que a veces se usa para reabastecer a Halley. A fines de 2020, apareció otra nueva grieta más al norte y un iceberg (ahora conocido como A74) se desprendió en febrero de 2021. Ese iceberg se ha alejado de la plataforma de hielo Brunt y navega hacia el mar de Weddell.

Artículo de referencia: https://www.bas.ac.uk/media-post/brunt-ice-shelf-in-antarctica-calves-giant-iceberg/

Noticias relacionadas

..........

Contacto de la sección de Medio Ambiente: crisisclimatica@prensaiberica.es