Contenido ofrecido por:

Calentamiento global

Informe: las playas de Baleares se reducirán hasta 50 metros en 80 años

Un detallado estudio revela que la subida del nivel del mar está acelerándose en las islas

Informe: las playas de Baleares se reducirán hasta 50 metros en 80 años
5
Se lee en minutos
J. L. Ferrer/Redacción

La subida del mar en las costas españolas es una realidad cada vez más palpable y más lo será aún en los próximos años. Un estudio que acaba de hacerse público revela que el caso de Baleares es un ejemplo de lo que sucede en el Mediterráneo: sus playas están realmente amenazadas y muchas se reducirán drásticamente e incluso desaparecerán para final de siglo.

Las playas de Baleares podrían retroceder entre siete y 50 metros al final del siglo tras aumentar el nivel del mar entre 57 y 75 centímetros, según el último ‘Informe del Mar Balear’, presentado la semana pasada por diversas entidades e instituciones de las islas. Eso supone que muchas playas actualmente existentes y de anchura no muy superior a los 50 metros acabarán desapareciendo dentro de 80 años.

Según el estudio, la subida del nivel del mar en el Mediterráneo occidental se ha acelerado los últimos años. Tras aumentar 1,32 mm al año en los últimos 134 años, se ha pasado en los últimos 39 años a un aumento de 3,00 mm al año. Pero en los 26 últimos la subida ya está siendo de 3,29 mm al año, coherente con una aceleración del ritmo de subida en los últimos años.

El informe revela que las zonas más afectadas serán, según las previsiones oficiales, Ibiza y las partes suroeste, sur y este de Mallorca.

Playa de Mallorca / Pinterest

Los principales centros de investigación marina de las islas, el Govern balear y la Fundación Marilles han publicado la versión 2021 del Informe Mar Balear (IMB), con 150 indicadores y que ha contado con la participación de 30 instituciones, tanto públicas como privadas, así como 98 personas, entre investigadores y personal administrativo.

Esta situación pone de manifiesto la delicada situación a la que se enfrenta no solo el medio natural costero, sino también la industria turística, que en las islas depende en gran parte de sus excelentes playas.

Pero no es solo la subida del nivel del mar lo que amenaza las playas de Baleares. El estudio señala que las construcciones (puertos deportivos, aparcamientos y otras infraestructuras), así como tráfico masivo de usuarios, modifican los parámetros naturales de sedimentación y alteran la deriva litoral y las corrientes marinas.

Hay casos en que estos factores se alían para provocar retrocesos espectaculares de la arena, como es el caso de la playa de es Trenc, en Mallorca, donde la playa ha disminuido una media de 5,7 metros entre 1956 y 2015, si bien en algunos puntos concretos de mayor impacto se han perdido casi 19 metros en el mismo periodo.

La “inadecuada gestión en la retirada” de la posidonia seca de las playas es otro de los puntos que critica el informe, puesto que estas acumulaciones de material orgánico actúan como barrera que protege la orilla frente a los temporales. Al retirarse, casi siempre por presión de la industria turística, se deja inerme a la playa frente al oleaje.

Contaminación por plásticos y pesca a la baja

El informe muestra, además, que la costa de Baleares es una de las principales áreas de acumulación de plásticos del mar Mediterráneo. Todas las redes de arrastre superficial muestrearon residuos de plástico.

En este sentido, en un 66 por ciento de las zonas muestreadas se encontraron plásticos en el fondo marino (abundancias medias de 2,7 y 0,3 kg/km2). En particular, el área de la Serra de Tramuntana (Mallorca) mostró una alta abundancia de residuos plásticos en el fondo marino (entre 30-40 kg/km2).

Por otra parte, en 2020 el 82 por ciento de los puntos de muestreo en playas de Baleares han mostrado una "calidad excelente". Sin embargo, las playas urbanas de las islas son las que suelen mostrar una calidad más baja de las aguas de baño.

Praderas de posidonia en el mar balear / CMA/Ibanat

Por su parte, según el informe, el sector pesquero profesional de las Islas se encuentra en recesión. Desde 1950 las embarcaciones se han reducido un 78 por ciento y la tripulación un 90 por ciento. Las capturas de pesca profesional disminuyeron entre 2002 y 2020, pasando de 3.900 a 2.400 toneladas, respectivamente.

El texto destaca también que entre los años 1993 y 2020 se han localizado más de 1.000 tortugas varadas en aguas de Baleares (1.058), 512 vivas y 546 muertas.

En 2020 se localizó el número máximo de tortugas varadas (83), 30 muertas y 53 vivas, de las que sobrevivieron 47.

El Informe Mar Balear resalta también que en las profundidades del mar existen decenas de especies diferentes de corales de profundidad que se encuentran desde en peligro de extinción a casi amenazadas.

Entre ellas se encuentran el coral bambú, plumas de mar, el coral rojo y corales negros. Forman hábitats de gran importancia ecosistémica, ya que promueven la biodiversidad de zonas de los fondos marinos donde no llega la luz.

La pandemia cortó en seco la presión humana en las islas

El impacto de la COVID-19 durante el 2020 queda claramente reflejado sobre indicadores relacionados con presiones como, por ejemplo, el transporte marítimo, el ruido submarino, el uso de playas o el índice de presión humana.

De este modo, el año 2020 el IPH máximo fue de 1.609.033 personas, comparable a niveles del año 2002. El valor máximo que se ha registrado ha sido de 2.071.124 personas, el año 2017.

Si se compara con el valor máximo del año 2019 (2.036.263), se ha reducido un 21 por ciento.

Por su parte, en 2020 se ha pasado de unos 16,5 millones de turistas a tres millones debido a la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 (una reducción de más del 80 por ciento).

En 2020 hubo menos de una quinta parte de los turistas que visitaron las islas en 2019. Estos valores tan bajos no se repetían desde mediados de los años 70. Además, en 2020, el transporte de cruceros turísticos disminuyó un 95 por ciento.

El consejo asesor del Informe Mar Balear está formado por las siguientes instituciones: Centro Oceanográfico de Baleares del Instituto Español de Oceanografía (COB-IEO), Consejo Económico y Social de les Illes Balears (CES), Fundación Marilles, Govern de las Illes Balears (GOIB), Institut Mediterrani d'Estudis Avançats (IMEDEA, UIB-CSIC), Observatori Socioambiental de Menorca (OBSAM-IME), Sistema d'Observació i Predicció Costaner de les Illes Balears (SOCIB) y Universitat de les Illes Balears (UIB).

El informe íntegro puede consultarse en este enlace.

....

Contacto de la sección de Medio Ambiente: crisisclimatica@prensaiberica.es

Noticias relacionadas