Contenido ofrecido por:

Un bólido diez veces más brillante que la luna siembra de meteoritos una ciudad de EEUU

Se desintegró antes de llegar al suelo enmedio de una gran explosión

Un bólido diez veces más brillante que la luna siembra de meteoritos una ciudad de EEUU
2
Se lee en minutos
Joan Lluís Ferrer

Días después de que estallara un potente bólido sobre los cielos de Mississippi, en Estados Unidos, la violencia de este fenómeno todavía tiene conmocionados a los habitantes de este y otros dos estados donde fue visible. Un meteorito excepcionalmente brillante sembró de restos rocosos varias localidades, que están siendo recuperados por los expertos y también por 'cazameteoritos' ansiosos por obtener beneficios. Se trata de uno de los mayores bólidos registrados en Estados Unidos en lo que va de siglo, según ha confirmado la NASA.

El hecho tuvo lugar a las ocho de la mañana del pasado día 27, cuando un meteorito muy grande (que los científicos llaman bólidos) penetró en la atmósfera terrestre a la velocidad de 88.500 kilómetros por hora, estallando en pedazos a medida que iba decendiendo.

“Es uno de los mejores eventos de este tipo que he visto”, señaló Bill Cooke, responsable de la Oficina de Meteoroides de la NASA en Huntsville (Alabama).

El objeto terminó de desintegrarse a unos 55 kilómetros de altura sobre un área pantanosa al norte de Concordia Parish, en Luisiana. Un testigo comentó al diario Vicksburg Post que escuchó un fuerte ruido y luego vio en el cielo “una bola de fuego de color naranja del tamaño de una pelota de baloncesto, con una cola blanca detrás”, que se dirigía al oeste, hacia el río Misisipi.

La NASA informó que, en su momento de máximo brillo, la bola de fuego alcanzó una intensidad diez veces superior a la de la Luna llena. Además, la fragmentación del bólido generó suficiente energía como para crear ondas de choque que se propagaron al suelo, causando vibraciones en edificios y viviendas. Al parecer, el estallido habría equivalido al causado por tres toneladas de TNT, según la Oficina de Meteoroides de la NASA.

Su responsable, Bill cooke, indicó que el meteorito tenía un pie de diámetro (alrededor de 30 centímetros). Se encontraría dentro de los cinco bólidos más grandes observados desde el siglo XIX, añadió.

A partir de entonces se ha desarrollado una intensa búsqueda de restos del bólido en las zonas cercanas al punto en que se desintegró, y no solo por razones científicas, sino también económicas. Cooke señaló que, según el tipo de meteorito, podría venderse a tres dólares el gramo.

Buscadores expertos han localizado ya un buen número de restos, que están siendo investigados para determinar la naturaleza exacta de este cuerpo celestre y su procedencia dentro del Sistema Solar.

La ciudad de Natchez, a orillas del Mississippi, parece ser el lugar donde han ido a parar la mayoría de los restos del bólido.

Este tipo de eventos astronómicos son relativamente habituales en todas las partes del mundo, pero no siempre alcanzan un brillo equivalente a diez veces la Luna llena ni es posible recuperar sus restos en tierra firme.

......

Contacto de la sección de Medio Ambiente: crisisclimatica@prensaiberica.es

 

Noticias relacionadas