Contenido ofrecido por

Biodiversidad

¿Por qué el alzacola rojizo ha sido declarado Ave del Año 2022 en España?

La sustitución de cultivos tradicionales por intensivos es una de sus principales amenazas

¿Por qué el alzacola rojizo ha sido declarado Ave del Año 2022 en España?
4
Se lee en minutos
Redacción

El alzacola rojizo se ha proclamado Ave del Año 2022 de SEO/BirdLife. Se trata de una especie migratoria muy ligada a viñedos, olivares y frutales de secano y que se encuentra en peligro en España, con una población de 17.334 ejemplares. Las tres especies candidatas de esta edición (alzacola rojizo, aguilucho cenizo y alcaudón común) están asociadas a medios agrarios y presentan un alarmante declive en sus poblaciones, como se ha constatado en el recién publicado Libro Rojo de las Aves de España y señala la ONG. Tras un proceso de votación popular, el alzacola rojizo protagonizará la campaña anual de la organización conservacionista.

En la votación han participado 8.876 personas y la especie ganadora ha logrado el 37,95%% de los votos (3.368) mientras que el aguilucho cenizo ha quedado en segundo lugar con el 34,29% de los votos (3.044), y el alcaudón común, con el 27,76% (2.464 votos), ha quedado en tercera posición.

SEO/BirdLife precisa que las tres especies presentan una importante disminución en sus poblaciones debido principalmente a la pérdida de elementos naturales en el paisaje agrario, el uso generalizado de plaguicidas y las cosechas más tempranas.

Alzacola / Pinterest

Según el último censo nacional de alzacola rojizo, realizado por SEO/BirdLife en 2020 en colaboración con el Grupo de Trabajo Nacional del Alzacola Rojizo y la Universidad de Alicante, la especie muestra un «gran declive» y confirma un «gravísimo» estado de conservación.

En concreto, su población estaría integrada por unos 17.334 individuos, de los cuales Andalucía occidental acoge al 71% y Extremadura al 27%, con otras pequeñas poblaciones en Almería (145 machos), Murcia (136 machos) y Alicante (14 machos).

Los resultados por regiones muestran una reducción de la población de alzacola rojizo entre el 86% en la región oeste (Badajoz), y el 98% en la región este (Alicante y Murcia). La reducción para el conjunto de España es del 94,8%. Estos resultados implican que el alzacola cumple criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como para estar catalogado ‘En Peligro’ y en el Catálogo Español de Especies Amenazadas para la categoría de ‘En Peligro de Extinción’.

Principales amenazas

La amenaza que afecta de forma más general a las poblaciones de alzacola en España está relacionada con la intensificación de los cultivos, que implica el cambio de secano a regadío, mayor uso de productos fitosanitarios, labores más mecanizadas y frecuentes, y reducción de la cobertura de herbáceas. Además, la concentración parcelaria conlleva la pérdida del mosaico tradicional de cultivos y una homogeneización del paisaje con reducción de lindes y de vegetación arvense.

En el olivar, la intensificación implica una densificación del marco de plantación y, en el caso del olivar superintensivo, la plantación en seto y la mecanización de todas las labores agrícolas. Igualmente, la eliminación habitual de las cubiertas vegetales que crecen entre las hileras de los pies de olivos o viñas deja el suelo completamente desnudo, eliminando recursos tróficos y de refugio.

Por otro lado, la sustitución de cultivos tradicionales por cultivos intensivos de hortalizas o cultivos en invernaderos o bajo plástico, que se ha producido especialmente en Huelva, Almería, Murcia y Alicante, elimina completamente el hábitat usado por el alzacola rojizo. Además, están extendiéndose cultivos emergentes que desplazan a los tradicionales y no son adecuados como hábitats, siendo el caso de los pistachos y almendros en Badajoz que sustituyen a viñedos y olivares.

El alzacola vive en ambientes agrícolas / Shutterstock

Todos estos procesos disminuyen la disponibilidad de lugares de nidificación y contribuyen a la disminución de los artrópodos de los que se alimenta la especie, especialmente presas grandes como orugas y ortópteros, según SEO/BirdLife.

El abandono de cultivos que han dejado de ser rentables, como viñedos o cítricos, también puede resultar negativo para el alzacola, si la vegetación que los sustituye no resulta ser un hábitat adecuado.

Medidas de protección

Desde SEO/BirdLife han anunciado que van a desarrollar varias acciones para favorecer al alzacola rojizo que redundarán, además, en beneficio de otras especies con las que comparte hábitat. Por ello, demandan que las ayudas y medidas de la nueva PAC incorporen los requisitos de esta especie, promover el apoyo y viabilidad, también en el marco de la PAC, al viñedo y olivar tradicional de secano, para evitar su transformación a modelos más intensivos u otros cultivos y desarrollar proyectos demostrativos para poner en valor la conservación de la especie y la biodiversidad como otra herramienta para mejorar su rentabilidad, como la segunda fase del proyecto LIFE Olivares Vivos.

Asimismo, proponen desarrollar acciones de seguimiento y monitorización de sus poblaciones en zonas clave y promover nuevos estudios de sus movimientos, y sus amenazas y factores de declive, demandar la adecuada catalogación de la especie según su nivel de amenaza, junto con el resto de las especies que requieran dicha revisión y dar a conocer a la sociedad una especie ampliamente desconocida hasta ahora por la mayoría de la población y la importancia de su conservación y los hábitats en los que se encuentra.

-----

Para contactar con la sección de Medio Ambiente: crisisclimatica@prensaiberica.es

Noticias relacionadas