IMPUESTOS

Ayuso intenta ridiculizar a Puig enfrentando su bajada de impuestos con las políticas de Sánchez

  • La Generalitat valenciana anuncia una bajada de impuestos fiscal y Ayuso responde en apenas una hora

Isabel Díaz Ayuso, durante un acto. EPC 

Isabel Díaz Ayuso, durante un acto. EPC 

3
Se lee en minutos

Isabel Díaz Ayuso ha tardado poco más de una hora en reaccionar a la rebaja fiscal anunciada esta mañana por el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig. En un tuit publicado poco antes de comenzar el acto que tenía previsto esta mañana, Ayuso ha contrapuesto la decisión adoptada por su homólogo valenciano a los anuncios realizados ayer por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, no solo por la diferencia de criterio sino porque el dirigente valenciano había criticado las bajadas de impuestos de los gobiernos populares hace solo unos días.

"La ministra anuncia subidas de impuestos, Puig despreciaba esa política y ha terminado bajando impuestos, como lo hacemos en Madrid desde hace 18 años", alertaba en la red social la presidenta de Madrid al conocer la notica. Ayuso, que participaba en un acto a las 11.30 en Alcalá de Henares para la entrega de los premios AEDHE (Asociación de Empresarios del Henares) a la Excelencia Empresarial 2022, ha retrasado media hora su intervención para preparar una respuesta más contundente a esta noticia que llega desde Valencia.

Finalmente, durante su discurso ha realizado una crítica velada pero sin nombrar a nadie y evitando convertir el evento en un mitin político. "Ser madrileño es una actitud ante la vida", afirmaba la presidenta ante los premiados, donde cada uno "depende de uno mismo" y no de lo que hagan otros. Tras repetir que Madrid es "sinónimo de emprendimiento y excelencia", ha recordado que en la región se bajan los impuestos desde que en 2004 y que eso se ha traducido en estos años en que "los madrileños tienen más dinero en sus bolsillos". También ha advertido, en referencia a lo que está sucediendo entre los distintos gobiernos del PSOE, el nacional y los autonómicos, que "esta región (Madrid) no va a perseguir a las empresas" con nuevos impuestos y por eso, apuntaba, es "la única" región sin impuestos propios en España y las políticas económicas emprendidas por el PP son la causa de que Madrid haya "conseguido es pasar de ser la cuarta economía de España a ser la primera".

A la salida del acto, la presidenta ha vuelto a insistir en este tema en declaraciones a los medios. En su opinión, la política fiscal no debe servir de "moneda de cambio" como ocurre en "distintas administraciones, sobre todo, de los mismos signos políticos, que cambian estas reglas constantemente".

Noticias relacionadas

También hace apenas seis días ironizaba en Twitter sobre las políticas del PSOE en referencia a los impuestos. El secretario municipal del PSOE y vicepresidente primero del Congreso de los Diputados, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, acusó a Alberto Núñez Feijóo de "traición fiscal" cuando Juanma Moreno, presidente de Andalucía, siguió la estela de Ayuso y anunció hace unos días que reduciría el Impuesto de Patrimonio. La presidenta de Madrid no dudó un minuto en atacar a este dirigente socialista , aunque la acusación estaba directamente dirigida a su jefe de filas, y advirtió de que ese quejido del PSOE sugería que estaban "a dos días de bajar los impuestos". Hoy, se ha resarcido: "Se veía venir".

La presidenta ha decidido no dejar espacio al Gobierno y al PSOE y asfixiarlos en el discurso público, contestando inmediatamente a cada propuesta que salga de boca de los socialistas en este ámbito: criticando al Gobierno de coalición si habla de subir impuestos o de recentralizarlos, o advirtiendo de la incoherencia entre lo que propone el Ejecutivo de Sánchez y lo que hacen sus dirigentes en las comunidades donde gobiernan cuando hacen lo contrario, como ha ocurrido hoy con Puig.