EN OCTUBRE

Ayuso pone en marcha una campaña para atraer al millón de extranjeros en Madrid

  • Su objetivo es el voto latino y el de los residentes con origen en países del este

  • Cerca del 50% de los residentes foráneos no está nacionalizado pero puede votar en las elecciones municipales si previamente se inscriben y solicitan su derecho al voto. El plazo para hacerlo finaliza en diciembre y los populares quieren garantizarse el voto de los latinos más conservadores

Ayuso recuerda que Zapatero ya prometió la supresión del impuesto de patrimonio

Ayuso recuerda que Zapatero ya prometió la supresión del impuesto de patrimonio

6
Se lee en minutos

El 15% de los habitantes de Madrid tiene origen extranjero. Muchos de ellos han obtenido ya la doble nacionalidad, casi la mitad, pero el resto son residentes empadronados que hasta ahora o no han querido o no han sabido que pueden ejercer su derecho al voto en las elecciones municipales. "Y a estos últimos hay que explicarles que si quieren, pueden. Sobre todo porque creemos que la apuesta política de muchos de ellos es más conservadora y favorable al PP que a otros partidos". Con estas palabras y esta filosofía explica un dirigente del Partido Popularr en Madrid que necesitan empezar ya a informar y a convencer a esos hipotéticos votantes.

El PP aprovechará el festival de la Hispanidad que comienza el 4 de octubre para lanzar su campaña


Efectivamente, los votantes extranjeros no nacionalizados pero empadronados pueden votar a los alcaldables de sus municipios, pero solo si previamente solicitan su derecho a votar. Y el plazo para hacerlo el próximo mes de mayo finaliza en enero de 2023. El 15 para los extracomunitarios y el 30 de ese mismo mes para los comunitarios. Es decir, que los partidos políticos tienen prácticamente hasta final de año para dirigirse a ellos e informarles de lo que tienen que hacer para votar y, por supuesto, para convencerles de a quién tienen que votar.

Casi el 32% de los residentes extranjeros en Madrid es de origen latino, mientras que el 22% aproximadamente proviene de países del este.

Público objetivo

En la Comunidad de Madrid hay más de un millón de extranjeros, 1.037.671 según el último Informe de población extranjera empadronada en la región, realizado por el Observatorio de Inmigración de la Comunidad. Casi el 32% de ellos es de origen latino mientras que el 22% aproximadamente proviene de países del este, y los populares tienen claro que estos son su público objetivo. Especialmente los primeros, que es la población que más ha aumentado en los últimos años en comparación con los residentes procedentes de otros países. Hondureños, venezolanos, colombianos y peruanos son los que más han crecido según este informe. Y qué mejor momento para dirigirse a ellos que en pleno festival de la Hispanidad, han pensado.

'Todos los acentos caben en Madrid', reza el lema del festival de la Hispanidad que ha organizado la Comunidad de Madrid entre el 4 y el 12 de octubre. Y el partido que sustenta este gobierno, el Partido Popular, quiere hacer una llamada a todos ellos aprovechando el ambiente festivo de las actividades musicales, gastronómicas o teatrales. Esa misma semana empezará probablemente la campaña informativa en la que combinarán un mensaje doble: que deben inscribirse para poder ejercer su derecho al voto en las elecciones municipales y que su voto debe ir al partido conservador.

Venezuela

La noche del 4 de mayo de 2021 hubo una foto en el balcón de Génova, sede del Partido Popular, que pasará a la historia porque fue el comienzo de la mayor batalla interna que ha vivido esta formación y terminó en matanza. Pero en esa foto hubo otro detalle. Isabel Díaz Ayuso, ganadora de aquella noche electoral, subió a aquella tarima portando en su muñeca derecha una pulsera con los colores de la bandera venezolana. El país gobernado por Maduro fue protagonista de aquella campaña. Ayuso tenía enfrente a Pablo Iglesias y hablar de Venezuela, de sus políticas y su economía ayudaban a polarizar el voto, algo que al PP le dio resultado. Ayuso arrasó.

En los próximos días, esos colores volverán a ser protagonistas pero de otra manera. El Partido Popular y Vox han hecho bandera del discurso anti bolivariano. La enseña de Venezuela, Cuba o Bolivia les ha servido como trasera de sus fotos para mostrar su rechazo a las políticas de estos países. En la precampaña de las últimas elecciones de 2021, en concreto, ambas formaciones se sumaron a varias manifestaciones organizadas por los residentes latinos en Madrid. Ayuso ha apoyado especialmente la causa venezolana anti Maduro y, precisamente, en la remodelación que hizo del partido cuando consiguió hacerse con su presidencia, puso a un venezolano residente en Madrid, Gustavo Eustache, al frente de una nueva área dedicada en exclusiva a captar el apoyo de los extranjeros residentes en Madrid, la Secretaría de Nuevos madrileños. Vox, por su parte, ha tratado de apoderarse especialmente de la foto en la causa anticastrista cubana, pero también con la venezolana. Pero en uno y otro caso, esa foto estaba más pensada para reforzar su posición ante los votantes madrileños ("libertad o comunismo") y engrosar así sus filas entre los propios españoles ante aquellos que pudieran ver en estas formaciones, y principalmente en la entonces candidata popular, Isabel Díaz Ayuso, la alternativa al dirigente morado.

Peso del voto extranjero

El afán del Partido Popular por atraer a los extranjeros y convencerles de que lo primero que tienen que hacer es inscribirse y solicitar el voto viene fundamentado en el poco peso que han tenido hasta ahora estos posibles votantes, pero seguros, apuntan en la formación, de que su causa tiene más éxito entre esta parte de la población que la de los progresistas. "Los residentes venezolanos, cubanos y procedentes de países del este tienden a tener un voto conservador, sin embargo, están poco involucrados en las elecciones que se producen en nuestro país", confirma el director de Investigación de Gad3, Javier Siria.

Venezolanos, cubanos y procedentes de países del este tienden a tener un voto conservador

Es muy difícil saber qué votan los extranjeros, no hay apenas datos oficiales, pero desde esta empresa demoscópica explican que en los estudios cualitativos que han realizado sí observan que su voto viene influenciado en origen. Es decir, aquellos que han salido de sus países huyendo de políticas bolivarianas o pasado comunista, sí tienden a tener un voto más conservador que en España identifican con el PP, explica Siria. Sin embargo, apuntala que los que tienen como origen países en los que el populismo de izquierdas no ha sido la nota dominante en las últimas décadas, como Colombia o Perú, donde el vuelco hacia gobernantes progresistas se ha producido recientemente, sí pueden tender a un voto más cercano a la izquierda.

José Pablo Ferrándiz, director de Opinión Publica de Ipsos, cree que no se puede ser muy contundente en la tendencia del voto de los extranjeros. "Hace años sí que el voto de los residentes que venían del este podía estar más relacionado con los conservadores por las dictaduras que han sufrido sus países", explica. Y respecto a los latinos, apunta que la mayoría de los que vienen no lo hacen con gran poder adquisitivo, de manera que su situación económica en nuestro país es lo que podría condicionar su voto.

Noticias relacionadas

Aunque no se conoce el sentido final de su voto, el CIS sí incluyó en uno de sus estudios preelectorales cuál era la intención de voto de los ciudadanos con doble nacionalidad. Al no estar desglosado por el país de origen de los encuestados, es imposible saber si el voto varía en función del mismo. Pero lo que sí muestra es que la suma entre lo que recibieron los partidos de derecha y los de izquierdas es similar: 14,8% frente a 15,2%.

En cualquier caso, los expertos demoscópico advierten de que la participación de los extranjeros en las citas electorales es escasa y no se puede esperar que provoque vuelcos en ningún sentido. España no es Estados Unidos, en definitiva, donde no se pueden ganar unas elecciones sin contar con el voto latino. En el PP, en cambio, lanzan esta campaña informativa convencidos de que si crece el número de residentes extranjeros que se inscribe para votar en las próximas elecciones municipales en la Comunidad de Madrid sus resultados mejorarán y municipios que podían estar en duda podrían acercarles a mayorías suficientes.