A POR EL CINTURÓN ROJO

Ayuso da otro paso en la conquista del sur de Madrid y riega Móstoles con una inversión de 100 millones

  • El sur de la región es uno de los principales objetivos del Partido Popular en las próximas elecciones municipales y autonómicas

Isabel Díaz Ayuso en el Consejo de Gobierno celebrado en Móstoles.

Isabel Díaz Ayuso en el Consejo de Gobierno celebrado en Móstoles. / EUROPA PRESS / Carlos Luján.

4
Se lee en minutos

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha dado un paso más en su conquista del cinturón rojo de la región. Ha decidido celebrar el Consejo de Gobierno de esta semana en Móstoles, el segundo municipio más poblado de la región, hasta ahora uno de los bastiones de la izquierda en Madrid, y anunciar allí una inversión millonaria: "Hemos aprobado una inversión de más de 100 millones de euros en Móstoles, cuyos resultados van a empezar a verse muy pronto".

Ella misma salió a detallar el desglose de esas inversiones que afectan a distintas áreas (sanidad, transportes, justicia, infraestructuras) y que empezarán a dar sus frutos en 2023, año electoral. Desde el Partido Popular no ocultan que el llamado bastión rojo de la Comunidad es el lugar donde van a poner todo su empeño en los próximos meses para ganar terreno en los municipios donde la izquierda aún se mantiene en las instituciones. Y para conseguirlo no van a hacer solo promesas y campaña ideológica sino que utilizan la gestión del Gobierno autonómico. Como ayer.

¿Viento a favor?

Getafe, Arganda del Rey, Fuenlabrada, Móstoles... todos los grandes municipios del sur son terreno a conquistar. El PSOE gobierna en gran parte de ellos, en algunos con apoyo de Más Madrid, aunque en las últimas elecciones autonómicas Ayuso barrió en algunas al candidato socialista a la comunidad, Ángel Gabilondo. En el PP admiten que hay diferencias entre el voto municipal y el autonómico y aunque creen que la izquierda puede seguir recibiendo el apoyo ciudadano por la cercanía de los alcaldes en las elecciones municipales, ese voto puede virar a la derecha cuando se trata de gobernar la Comunidad. En sus filas definen a Ayuso como "una máquina electoral", pero también reconocen que están en una "ola", que "el viento sopla a favor" para el PP en general y que eso también puede ayudar en la conquista del sur.

El municipio que puede mostrar mayor resistencia a los populares es probablemente Fuenlabrada, donde el PSOE gobierna desde hace 40 años y tiene a uno de los alcaldes más votados de España, Javier Ayala. Pero en Móstoles el terreno es más fértil para los conservadores. A los mostoleños Ayuso ayer les prometió nuevas inversiones para dos centros educativos, la licitación de un nuevo centro de salud con multitud de prestaciones, la renovación de la red de alcantarillado y otras reformas en sus avenidas y calles, una reforma del hospital de Móstoles, les recordó que tendrán cerca las viviendas de precio asequible del Plan Vive... Anuncios que en los distintos grupos de la oposición advierten que son ya un clásico porque lleva repitiendo lo mismo desde que llegó al Gobierno en 2019 y que, como no ejecutan, en Más Madrid ironizan que "tendrá que repetir antes de las elecciones porque no les va a dar tiempo a inaugurar nada antes de mayo".

En esta localidad, en concreto, donde la dirigente popular decidió anunciar estas inversiones para el municipio desde su atril de presidenta de la Comunidad, el PP prácticamente dobló en votos a los socialistas en mayo de 2021 y se dobló también a sí mismo, pasando de 17.751 votos en 2019 a 46.180 el año pasado.

Nuevo candidato en el PP

Los socialistas confían en seguir gobernando (ahora lo hacen con el apoyo de Más Madrid ) y apelan a la gestión de los servicios, que creen que ha funcionado y "es lo que valoran los vecinos". E insisten en que lo anunciado por Ayuso son las mismas promesas que llevan haciendo desde que llegó al Gobierno en 2019. Pero está por ver si la actual alcaldesa, Noelia Posse, logra mantener el apoyo de sus conciudadanos tras los escándalos que la han acompañado esta legislatura.

La alcaldesa fue suspendida de militancia por el Partido Socialista Madrileño cuando afloraron los contratos a dedo en la administración a favor de familiares y amigos. Posse recibió también denuncias por malversación y prevaricación pero hace escasos días el caso fue archivado y, aunque no haya sentencia firme, los socialistas han optado por dejarle el terreno libre en las primarias y dejar que sea su próxima candidata a la alcaldía. El PP, a su vez, tiene un nuevo candidato para el municipio en esta ocasión. Manuel Bautista, también viceconsejero de Educación desde julio, fue designado antes del verano en detrimento de la que ha sido candidata y portavoz en el consistorio en los últimos años, Mirina Cortés, y le vendrán bien para darse a conocer todas las medidas de Ayuso a favor de la ciudad. Aunque en Más Madrid entienden que ya es suficientemente conocido por ser "el ideólogo de las becas cayetanas" y que, además, no basta con cambiar de candidato para que a los mostoleños se les olvide que sus anteriores alcaldes del PP estuvieron salpicados por la trama Púnica.

A nada que el PP mejore sus resultados en estos municipios del sur, apuntan los populares, Ayuso podría sumar votos suficientes para desentenderse de Vox en la Asamblea y gobernar en solitario en la próxima legislatura. Y ese es uno de los objetivos para la conquista del sur.

Noticias relacionadas