POLÉMICA ENTREVISTA

Ayuso ataca al Orgullo LGTBI que deja 400 millones en Madrid: "Estamos aguantándolo un mes"

"Antes, el Orgullo o el 8-M, se celebraba ese día y se hablaba de él el día anterior. Luego, pasó a ser una semana y, ahora, ya estamos un mes aguantándolo", ha señalado la presidenta de la Comunidad de Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, participa en un acto por el 25 aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, participa en un acto por el 25 aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco. / EFE

2
Se lee en minutos

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha atacado esta mañana en una entrevista en Es Radio a la festividad que más beneficio económico reporta a la región, el Orgullo LGTBI.

La misma mandataria que en campaña electoral repitió hasta el extremo la palabra "libertad" ahora afirma que "dos veces al año tenemos un secuestro mediático de un mes". Se refería, en concreto, a las reivindicaciones durante el mes de marzo relacionadas con el Día Internacional de la Mujer y a las de julio, que se dedican al Orgullo LGTBI.

"Antes, el Orgullo o el 8-M, se celebraba ese día y se hablaba de él el día anterior. Luego, pasó a ser una semana y, ahora, ya estamos un mes aguantándolo", ha señalado en una respuesta únicamente Interrumpida por los sonidos de aprobación que emitía el periodista.

"Desde febrero, hombres del mundo, id preocu... id preparándoos, que llega el 8-M", ha añadido irónica la presidenta madrileña, que se ha referido a la lucha por la igualdad de las mujeres como "el feminismo este... bueno, este feminismo que me intentan imponer a mí como si yo no fuera mujer y yo le debiera mi vida profesional a un señor como hacen ellas", ha balbuceado la líder del PP madrileño.

Para Ayuso, el Gobierno central "trata como borregos a los ciudadanos". "Sólo busca empobrecerlos, hacerles dependientes", ha destacado.

El Orgullo LGTBI, que se celebró la semana pasada, con unos días de retraso por la cumbre de la OTAN organizada en la capital, ha tenido un impacto económico de alrededor de 400 millones de euros, según los datos que ofrecieron los organizadores. De esta forma, se habrían recuperado los niveles de beneficios prepandémicos.

Desde el Ayuntamiento de la capital y desde la Comunidad de Madrid, los feos a los organizadores, MADO, y asistentes al Orgullo han sido constantes. Desde la negativa del Consistorio a eliminar las limitaciones de exención de ruidos se ha pasado por el rechazo a colocar la bandera LGTBI en la fachada de la sede de Cibeles y por la cancelación de los conciertos en la emblemática plaza del Rey.

Por su parte, el Ejecutivo regional ha sido también señalado por haber permitido que la televisión pública madrileña que no emitió una programación especial por el Orgullo -sólo salió el desfile en Madrid Directo- para poder retransmitir una corrida de toros.

Noticias relacionadas

Ni el alcalde José Luis Martínez-Almeida ni la presidenta Ayuso asistieron a los actos del Orgullo LGTBI de este año. El portavoz de Más País en el Congreso, Íñigo Errejón, mostró su alegría este sábado que el Partido Popular "haya perdido en su intento de echar un pulso al Orgullo e intentar boicotearlo".

"La libertad de Ayuso es una libertad fake, excluyente", dijo el portavoz de PSOE en la Asamblea de Madrid, Juan Lobato, en declaraciones en la marcha del Orgullo 2022.