DISCRIMINACIÓN

Censura a la teta: Madrid ampara que piscinas público-privadas restrinjan el 'topless' a mujeres

  • El gimnasio público de gestión privada GoFit expulsó a una señora de la zona de baño por no llevar parte de arriba del bikini

  • El reglamento municipal es difuso, pero desde el Ayuntamiento consideran que GoFit no incumple ninguna norma

  • El Defensor del Pueblo catalán y el Ministerio de Consumo recuerdan que esta práctica es discriminatoria. El resto de grandes ciudades españolas no limitan el 'topless'

Poner normas distintas para hombres y mujeres es discriminatorio

Poner normas distintas para hombres y mujeres es discriminatorio / Flickr

6
Se lee en minutos

El pasado viernes 17 de junio, cuando en Madrid se vivía una asfixiante ola de calor, un socorrista expulsó a una señora del césped de la piscina GoFit de Vallehermoso (Chamberí) por no llevar puesta la parte de arriba del bikini.

Así lo relató la periodista Rocío Gómez, que había acudido a darse un baño, en su cuenta de Twitter. "El joven socorrista está echando a una señora de la zona de baño por hacer 'topless'", escribió. "'Es por los niños. No me llame machista, señora. Es la normativa, puede tomar el sol en el Solarium'. La señora se levanta el top, la madre pone una reclamación y yo también. Pero no me enseñan la supuesta normativa interna y discriminatoria de GoFit, que también pagamos la señora y yo".

"Me chocó mucho. El 'topless' ya ni se lleva, de hecho creo que esta mujer era la única", describe Gómez en conversación con EL PERIÓDICO DE ESPAÑA. "Pero hay que tener muy mala tarde para reñir a una señora de 60 años, que lo mínimo que le puede pasar es que le dé un golpe de calor".

El GoFit de Vallehermoso es un gimnasio con piscina al aire libre de gestión indirecta: una concesión del Ayuntamiento a una empresa para que explote un equipamiento público. La compañía tiene varios centros así en toda la Comunidad, además de varios gimnasios privados.

Al gimnasio y su piscina se puede acceder pagando una cuota mensual desde 40 euros. Piscinas como esta son una segunda opción para los madrileños ante la dificultad de conseguir entrada en las piscinas municipales, algunas de las cuales permanecen cerradas por obras.

Al ser una concesión, el centro GoFit se rige por la normativa del Ayuntamiento, como el resto de piscinas públicas. El reglamento es de 2012 y obliga a los usuarios a "utilizar el traje de baño en todo el recinto de la piscina, salvo en las zonas nudistas".

"La norma en Madrid es suficientemente difusa como para que cada uno haga lo que le dé la gana", sostiene Alfonso Arroyo, adjunto a la presidencia de Ingesport, la empresa detrás de GoFit. "Este es un espacio familiar y, al ser grande, animamos a la gente a usar otra zona para que no haya conflictos. No tenemos pretensión de quitar ningún derecho, solo facilitamos que no haya enfrentamientos. Si la señora quiere seguir haciendo 'topless', le pedimos un poquito de ayuda. Tenemos una zona delimitada para eso".

El Ayuntamiento: "Bañador es entero, no solo la parte de abajo"

Preguntadas por cómo se interpreta la normativa, fuentes del área de Deportes del Ayuntamiento de Madrid aseguran que por "traje de baño" se entiende que es un bañador "que cubre también el torso". De aplicarse así la norma, los hombres también deberían taparse.

Sin embargo, estas mismas fuentes recurren a una explicación de la RAE en Twitter y a una página de Wikipedia para hacer distinciones de género. La Wikipedia diferencia entre el traje de baño de hombres —una sola pieza que deja el pecho al aire— y el de mujeres —una o dos piezas que cubren el pecho.

"Es decir, 'topless' no se puede hacer", afirman en el área de Deportes.

La realidad es que en las piscinas municipales de Madrid no suele haber problemas relacionados con el 'topless' femenino (porque los hombres enseñan su pecho siempre). Distintas usuarias consultadas aseguran que jamás nadie les ha mandado ponerse a la parte de arriba del bikini y que es habitual ver a señoras mayores sin ella, especialmente por las mañanas de diario, cuando menos gente hay.

En Deportes admiten que nunca han tenido quejas, pero insisten en que el reglamento se refiere a "bikini completo" en el caso de las mujeres. Por tanto, dicen, GoFit no incumple ninguna norma al obligarlas a irse a una zona específica para no molestar.

"Todo es un cuadrado en el mismo plano. Me gustaría que lo vieras para entender que no hay segregación", defiende el adjunto a la presidencia de GoFit, que aprovecha para disculparse ante las usuarias afectadas. "Nuestra apuesta es por la familia y, si hay distintos patrones de conducta que podemos reflejar en dos espacios, mucho mejor. Intentamos gestionar la conflictividad".

La empresa envió una carta a Gómez, la usuaria que lo denunció en redes y reclamó, con un argumento similar. "El uso recomendado de la zona de solárium no es una medida discriminatoria sino una propuesta para solucionar la concurrencia de diferentes sensibilidades de uso de un espacio conjunto (...) A la vista de lo ocurrido, han sido dadas nuevas indicaciones para que quede siempre claro que es una invitación y no una imposición".

El defensor del pueblo catalán y Consumo: es discriminatorio

En 2018, el Ayuntamiento de Barcelona envió un informe a sus centros municipales recordando que debían permitir el 'topless' en todos sus espacios, ya que no hacerlo supondría "una práctica discriminatoria" al poner normas distintas a hombres y mujeres.

Este informe vino precedido de una resolución del Defensor del Pueblo catalán que pidió revisar las normativas de las piscinas municipales tras una queja de la plataforma 'Mugrons lliures' (pezones libres).

"La prohibición del 'topless' es una limitación a la libertad de expresión de las mujeres", dijo la resolución. "Las normas conllevan una evidente discriminación hacia las mujeres, puesto que solo regulan la indumentaria femenina. La gran mayoría son restrictivas: además de con el 'topless', con el uso de un exceso de textil, como el burquini. Por contra, no se ha encontrado ninguna piscina en la que las normas de acceso limiten el uso del bañador tipo 'slip' o tanga a los hombres".

A raíz de aquella noticia, los medios de distintas regiones españolas preguntaron en sus Ayuntamientos para saber cuál era la norma allí. Tanto Barcelona como Valencia, Zaragoza y Sevilla afirmaron permitir el 'topless' y no discriminar a las mujeres. Bilbao lo había recogido en su reglamento un año antes.

Desde el Ministerio de Consumo del Gobierno de España explican que las piscinas municipales se rigen por ordenanzas municipales y que esto escapa a su competencia, pero recuerdan que obligar a las mujeres a taparse supondría "poner en juego derechos fundamentales adicionales a los de consumo, como la libertad de expresión". Remiten asimismo a la citada resolución del defensor del pueblo catalán.

"En su momento consulté la norma con los que la hicieron y me dijeron que el motivo de imponer el traje de baño era evitar que la gente se bañara con ropa. Había chicos que iban con calzoncillos o bermudas de calle y eso es claramente antihigiénico", dice Ismael Rodrigo, presidente de la Federación Española de Naturismo. "Se puede discutir la interpretación, pero la igualdad de género no la puedes discutir. No puedes obligar a una mujer a cubrirse los pechos y a un hombre no"

Rodrigo también se refiere a la resolución catalana y recuerda que, en casos como el sucedido en el GoFit de Vallehermoso, las mujeres pueden negarse a ponerse la parte de arriba del bikini y denunciar la situación en comisaría.

Noticias relacionadas
Temas

Feminismo