AYUNTAMIENTO DE MADRID

Almeida se desmarca del 'pelotazo' de las mascarillas: "No sabía que mi primo intervino de alguna manera"

  • "Nunca supusimos que ese dinero iba a acabar donde acabó", ha dicho, después de que EL PERIÓDICO DE ESPAÑA adelantase que Luis Medina compró un yate con la comisión de casi un millón de euros presuntamente obtenidos como intermediario en tres contratos licitados por funeraria municipal de Madrid

  • "En ningún momento contactamos con Medina ni con Luceño, creo que se llama (sic.)", ha aseverado el alcalde minutos después de que el juez haya admitido a trámite la querella de la Fiscalía Anticorrupción contra los empresarios

José Luis Martínez Almeida, alcalde de Madrid.

José Luis Martínez Almeida, alcalde de Madrid. / EFE

4
Se lee en minutos

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha insistido este jueves que no tuvo "ninguna participación ni directa ni indirecta en este contrato", aunque ha criticado que "es muy fácil hablar a toro pasado y decir que hubo una equivocación o un error" entre los "más de mil ofrecimientos que tuvimos esos días", en marzo de 2020, cuando el Consistorio no tenía la capacidad de acceder a material sanitario contra el covid.

"Nunca supusimos que ese dinero iba a acabar donde acabó", ha dicho Almeida, después de que EL PERIÓDICO DE ESPAÑA haya adelantado que Luis Medina, hijo del fallecido Duque de Feria y de la modelo Naty Abascal, compró un yate con la comisión de casi un millón de euros que presuntamente obtuvo como intermediario en tres contratos licitados por funeraria municipal de Madrid para la compra de material sanitario (mascarillas, test y guantes) al inicio de la pandemia de covid.

Para el alcalde, que ayer desligó la relación entre el Ayuntamiento de Madrid y la querella presentada por la Fiscalía, ahora "queda claro que Luis Medina no tenía relación con el familiar del que se está hablando", en referencia a su primo, al que la Fiscalía Anticorrupción sitúa como pieza clave en la presunta trama para obtener millonarias comisiones de contratos de mascarillas, según trasladaron ayer fuentes cercanas a la investigación a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA. De él ha dicho Almeida que ha tenido la "mala suerte" de ser el primo del alcalde de Madrid.

"No sabía que mi primo intervino de alguna manera", ha sostenido el alcalde, que ha aclarado que no fue él "la persona con la que contactó mi primo". "Hay dos correos de Luis Medina en el buzón de coordinación general [de material sanitario del Ayuntamiento de Madrid] del 18 y del 19 de marzo. Es la forma, como tantos de entrar en contacto con el Ayuntamiento. Todos fueron redireccionados igual", ha reiterado, para luego señalar, minutos después de que el juez haya admitido a trámite la querella de la Fiscalía Anticorrupción contra los empresarios, que "en ningún momento contactamos con Medina ni con Luceño, creo que se llama (sic.)".

Esos correos electrónicos se redireccionaban "al área de seguridad y emergencias" y, desde ese departamento, se trasladan "a la persona encargada de ver la viabilidad de las contrataciones", ha detallado Almeida. Es esa persona, según el dirigente popular, la que contacta con Luis Medina y "ese contacto es posterior al correo que se direcciona".

Durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno del Consisto, que en esta ocasión se ha celebrado en Villa de Vallecas, el mandatario municipal ha defendido la actuación de "todos los técnicos" del Ayuntamiento de Madrid, a los que durante esos días "lo único que les guiaba" era conseguir material sanitario para hacer frente al coronavirus. "Se dejaron la piel" en los momentos más duros de la pandemia, ha alabado.

La Fiscalía Anticorrupción presentó ayer una querella contra los empresarios Luis Medina y Alberto Luceño Cerón por haber cobrado presuntamente comisiones millonarias al "inflar" el precio de la compra de material sanitario para la pandemia de coronavirus. Según el escrito judicial, se habrían firmado tres contratos con la Empresa de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid.

La querella relata que el 20 de marzo de 2020, el Consistorio de la capital suscribió un convenio con la Empresa de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid S. A. (participada al 100% por el Ayuntamiento de Madrid) por el que esta se comprometía a garantizar el suministro de material sanitario y de seguridad para el personal del Ayuntamiento de Madrid, organismos autónomos y empresas dependientes.

El regidor popular no escapa de los escándalos desde que, a mediados de febrero los medios publicasen la noticia de un supuesto espionaje desde dentro del PP a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y a su entorno. Las miradas se centraron entonces en el Ayuntamiento de la capital, en concreto de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS), de donde se investiga que salió el pago de los detectives contratados.

Como consecuencia de esa sacudida al partido que entonces dirigía Casado, fueron llegando por goteo las dimisiones de Ángel Carromero, director general de Alcaldía en el Ayuntamiento de Madrid, mano derecha de Almeida y hombre de confianza de Pablo Casado y Teo García Egea; el propio alcalde capitalino dejó su cargo como portavoz nacional del PP, que le convertía en 'número tres' de la formación, y sus superiores en la cúpula, el ex secretario general, Egea, y presidente, Casado, tuvieron que dar un paso a un lado. Estos últimos, han sido desbancados en el congreso del PP de este fin de semana en Sevilla por Cuca Gamarra y Alberto Núñez Feijóo, respectivamente.

Noticias relacionadas