MADRID

El Mercado de Maravillas se reinventa: otra planta, más parking y luz natural para "ser una referencia europea"

Fachada del Mercado de Maravillas de Maravillas de Madrid.

Fachada del Mercado de Maravillas de Maravillas de Madrid. / ALBA VIGARAY

  • El Ayuntamiento de Madrid aprueba hoy la reforma del emblemático mercado, levantado en 1942, que ganará un 20% más de espacio

  • Los comerciantes, divididos entre el escepticismo y la esperanza: "Todo lo que sea aumentar está bien"

6
Se lee en minutos

En Bravo Murillo, 122, se instaló hace 80 años el mercado más grande de Madrid y uno de los más amplios de Europa. El Mercado de Maravillas nació de la tercera adaptación de un edificio que, al principio, fue una fábrica de papeles pintados y, después, un centro educativo. Cuando el Colegio de los Hermanos de las Escuelas Cristianas quedó destrozado víctima de un incendio en mayo de 1931, el espacio quedó en desuso, hasta que, en 1935, el Ayuntamiento decide instalar en ese solar inutilizado un área comercial.

Ahora, el emblemático mercado entra en una "nueva etapa de crecimiento", señala su director del equipo de gerencia, José Miguel García Viejo. Y es que, según ha podido saber EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid dará su aprobación inicial este jueves al proyecto de ampliación de la 'plaza de abastos', que se encuentra en el distrito de Tetuán. El plan de mejora y reordenación de este recinto comercial contempla la construcción de una nueva planta en el edificio ideado por el arquitecto Pedro Muguruza e inaugurado en 1942. Los pasillos y entradas al mercado se modificarán para hacerlos más accesibles a personas con movilidad reducida.

Unas pequeñas escaleras mecánicas marcan actualmente la entrada a la zona comercial. Hay muchas carnicerías y fruterías, como en cualquier otro mercado, pero también afloran puestos de dulces latinoamericanos, conservas e incluso una modesta joyería con los escaparates ocupados por carteles de "liquidación". Se acerca la hora de cierre. Los comerciantes van recogiendo el género, limpiando las encimeras de acero, acabando la última pedicura del día y apremiando a los que, con parsimonia, apuran los culillos de la cerveza en los bares del recinto.

Es un hito súper importante en el camino de volver a colocarnos como la referencia europea de comercio de proximidad"

José Miguel García Viejo, director de gerencia del Mercado de Maravillas

Las caras cansadas o todavía alegres de los vendedores del Mercado de Maravillas revelan lo que posteriormente van a responder cuando sean preguntados por las próximas reformas del edificio. Los hay pesimistas y desencantados por los golpes que les ha dado en los últimos dos años la pandemia. "No nos han consultado a los comerciantes. ¿Quién lo va a pagar? Nosotros". El Consistorio aclara que serán ellos quienes se hagan cargo de la obra "porque este mercado es de titularidad municipal". Otros vendedores ven la noticia como una tabla de salvación: "Madre mía, todo lo que venga estará bien; esto está más muerto...".

ALBA VIGARAY

Los dueños de los negocios han pedido "siempre" que se llevase a cabo una ampliación de este tipo, afirma el director del equipo de gerencia del mercado, ya que Tetuán es un distrito que demanda de forma extraordinaria el comercio de cercanía, "mucho más que en otros barrios", concreta García Viejo. La aprobación de este plan, en el que la dirección general de esta zona comercial y un grupo de ingenieros llevan dos años enfrascados, "es un hito súper importante en el camino de volver a colocarnos como la referencia europea de comercio de proximidad", dice. Pero también será, predice el director de gerencia, un "punto urbanístico" a imitar en la parte norte de la ciudad.

Allí, a escasos 300 metros de la parada de Cuatro Caminos, quieren que acudan turistas y locales. "Para nosotros es una estrategia de abrir la ciudad, primero a sus vecinos para luego hacerla más atractiva para visitarla, no sólo los turistas sino también otros vecinos de la ciudad de Madrid que vayan al Mercado de Maravillas a mejorar su experiencia de compra en el comercio local", sostiene el concejal de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes (Cs). Su intención es potenciar nuevos "nodos" y "puntos de encuentro" más allá del "distrito Centro, Chamberí y del barrio Salamanca" para revitalizar la actividad económica y de comercio de cercanía de Tetuán.

El Plan Especial del Mercado de Maravillas ampliará la edificabilidad del recinto en un 20% mediante la construcción de una nueva planta, que se añadirá al plano original. Las reformas del área de abastos respetará la histórica fachada, en la que únicamente se modificará la disposición de los huecos para dar luz y ventilación a la nueva superficie. Asimismo, el Ayuntamiento pretende acondicionar el interior del antiguo edificio para hacerlo más accesible y para adaptarlo a la normativa de protección contra incendios.

Plano Mercado de Maravillas.

/ AYUNTAMIENTO DE MADRID

Los arquitectos del renacimiento del Maravillas enfocarán las obras a impulsar el ahorro energético y tratarán de convertir el recinto en un lugar más sostenible. Con el crecimiento de la superficie, aumentarán en paralelo, como obliga la normativa, el número de plazas de aparcamiento. A los más de 350 huecos para vehículos se les sumarán 30 nuevos y seis más para carga y descarga.

Imagen interior del Mercado de Maravillas en Madrid donde los clientes hacen sus compras.

/ ALBA VIGARAY

Una vez dé luz verde este jueves el Gobierno municipal al inicio del proyecto, se recopilarán todos los informes sectoriales, incluidos los de la Comunidad de Madrid, explica Fuentes. "Nuestro objetivo es que después del verano se apruebe definitivamente en el pleno del Ayuntamiento de Madrid y las obras empezarán a principios del año que viene", añade. El concejal de Ciudadanos prevé que el nuevo mercado estará listo "con seguridad" en 2023, año que coincide con la próxima convocatoria electoral.

"Todo lo que sea aumentar vendrá bien", traslada con un gesto amable uno de los comerciantes más veteranos, con 55 años de experiencia como carnicero en el Mercado de Maravillas. Muchos de sus compañeros de plaza comparten su parecer. "Aunque sea por conocer el resultado de la reforma, van a querer venir", sostiene una vendedora mucho más joven. "Sería algo genial que haya un incentivo, un cambio. Si no se hace algo, esto se va perdiendo", añade desalentada una tercera vendedora.

Imagen interior del Mercado de Maravillas en Madrid donde los clientes hacen sus compras. 

/ ALBA VIGARAY

Sin embargo, también hay críticas al reciente plan del Ejecutivo municipal. Algunos no quieren que lo que llegue sean nuevos negocios, sino clientes: "Aquí lo que tiene que entrar es gente. Ya somos muchos, estamos 'rodiaos' de demasiados negocios". Incluso hay quien ya lanza sus apuestas sobre el tipo de establecimiento que se va a instalar en la nueva planta: "A mí me suena a que va a ser un supermercado". Aunque todavía "no sabemos con certeza cómo vamos a redistribuir esa zona comercial", dice José Miguel García Viejo, sostiene que, después de esta ampliación, el "comercio tradicional de barrio" va a seguir representando al Mercado de Maravillas, que para él, que gestiona también los de Vallehermoso y San Fernando, "es el mejor mercado con diferencia".

Noticias relacionadas

Algunos, aunque parecen conformes con la idea, muestran su preocupación por los planes que tienen para ellos durante las obras. El concejal naranja aclara que la reforma se hará "por fases" y "de acuerdo a las necesidades de los comerciantes para que no tengan que cerrar sus puestos". "Y, si los tienen que cerrar, que sea en el mínimo espacio posible", apunta. 

Todos los comerciantes se muestran sorprendidos con la noticia. "No nos han informado", "nos tenemos que enterar por la prensa", expresan. Durante la pandemia, los puestos del Mercado de Maravillas han perdido clientes y algunos han estado "con la soga al cuello". El próximo año tendrán tiempo de evaluar, si finalmente el proyecto sale adelante a tiempo, si la reforma les ha revitalizado. Como señala uno de los comerciantes, "a este mercado le hace falta un poco de cariño".