TRIBUNALES

El empresario Barrabés recibe el alta y exime a Begoña Gómez de acudir a su declaración

El magistrado citó como testigo al empresario que recomendó la mujer de Pedro Sánchez, que ya no tendrá que acudir al juzgado para presenciar la comparecencia al cambiar la situación procesal

El juez advierte a Begoña Gómez de que la detendrá si no acude a la declaración de Barrabés

Sara Fernández

El empresario Juan Carlos Barrabés, cuyas empresas fueron recomendadas por carta por la esposa del presidente del Gobierno ha recibido el alta hospitalaria, por lo que su comparecencia como testigo el próximo lunes en la causa en la que se investigan presuntos delitos de corrupción en el sector privado y tráfico de influencias no precisará de la asistencia de Begoña Gómez en la sede de los juzgados.

Así lo señala el juez Juan Carlos Peinado en una providencia dictada tras ser informado de la situación médica de Barrabés, ya que el interrogatorio a este testigo ya no tendrá "carácter de prueba preconstituida", es decir, con todas las prevenciones para servir para el futuro juicio en el caso de que el empresario ya no pudiera estar presente. Para la anterior situación, con Barrabés ingresado y declarando por videoconferencia desde un hospital madrileño, desde el Juzgado de Instrucción número 41 se había advertido que Begoña Gómez debía estar presente y que de no ser así "podría convertirse esta citación en una orden de detención", según especificaba la cédula de comparecencia, a la que ha tenido acceso este periódico.

Esta advertencia debía entenderse meramente como algo que debía aparecer por figurar "en la plantilla" de la cédula de citación, según fuentes jurídicas. Ahora, la situación ha cambiado, tras recibir el juez de la gerencia del centro hospitalario en el que se encontraba ingresado el empresario la confirmación de que el paciente ha sido dado de alta.

Por otra parte, la acusación popular ejercida por el partido Iuistitia Europa había solicitado al juez que enviara a la policía judicial al centro hospitalario señalado para la videoconferencia, al tener dudas de que siguiera en dicho lugar. La razón, que el profesional médico que prestó declaración en esta sede judicial el pasado 4 de junio afirmó que el tratamiento duraría tres semanas, "es decir, 21 días, hasta el 25 de junio de 2024". Añadían que, de no estar ingresado, debería aportarse al juzgado de manera inmediata el alta médica "y los motivos por los cuales no han informado al juzgado", según informa el partido en nota de prensa.