Juicio por agresión sexual

El juicio a Rubiales por el beso a Jenni Hermoso empezará en febrero de 2025 y durará 11 días

Las partes pactaron fechas con el juez central de lo Penal en una reunión celebrada el pasado viernes

La Fiscalía pide dos años y seis meses de cárcel para Rubiales por el beso no consentido a la jugadora

Rubiales vuelve a acusar a Jenni Hermoso de cambiar su versión sobre el beso

Rubiales vuelve a acusar a Jenni Hermoso de cambiar su versión sobre el beso

El juicio en la Audiencia Nacional contra Luis Rubiales y otros exresponsables de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) por delitos de agresión sexual y coacciones por el beso en la boca no consentido a la jugadora Jenni Hermoso ya tiene fecha. Comenzará el 3 de febrero de 2025 y se extenderá durante 11 días, previsiblemente hasta el día 19 de dicho mes según adelantaron a este diario fuentes del caso y ha confirmado posteriormente la Audiencia Nacional.

Las fechas fueron pactadas entre el juez central de lo Penal, José Manuel Clemente y las distintas partes personadas en el procedimiento en una reunión celebrada en la sede de la Audiencia Nacional el pasado viernes, ya que era importante poder pactar fechas para evitar que otros procedimientos señalados previamente para los abogados puedan acabar produciendo suspensiones o aplazamientos.

El instructor de este asunto, el juez Francisco de Jorge, acordó el pasado 8 de mayo la apertura de juicio oral contra Rubiales, el exseleccionador femenino Jorge Vilda, el actual director deportivo de la selección Albert Luque y el que fuera responsable de Marketing Rubén Rivera por las presuntas coacciones a la futbolista. Han ha tenido que asegurar una fianza de 65.000 euros por el delito de coacciones para el caso de resultar condenados, y la misma cantidad por su parte por el de agresión sexual, del que no deben responder el resto de encausados.

Ante un único juez

El juicio se celebrará ante el Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia Nacional, , en virtud de las penas solicitadas. La Fiscalía pide condenar a 2 años y 6 meses a Rubiales: 1 año de prisión por un delito de agresión sexual y 1 año y 6 meses por un delito de coacciones en concepto de autor. El Ministerio Público, además, también pide a la Audiencia Nacional que condene a 1 año y 6 meses de cárcel por un delito de coacciones a Vilda, Luque y Rivera.

Tras la instrucción del caso De Jorge concluyo que existían indicios de que el beso a la jugadora "no fue consentido" y que el exdirigente actuó de forma "unilateral y sorpresiva", por lo que debe someterse a juicio. Añadía que "las presiones a las que se sometió a la jugadora crearon" en la futbolista de la Selección femenina "una situación de ansiedad e intenso estrés".

En cuanto a las coacciones de Luque, Vilda y a Rivera por las presiones posteriores a las que se sometió a la jugadora para que accediese a realizar una manifestación pública afirmando que el beso había sido consentido. El juez afirmaba que existió "una acción concertada de los tres" procesados acordada con Rubiales "para doblegar la voluntad de Hermoso y conseguir que accediera a grabar un video en el que dijese que el beso había sido consentido".