MALTRATO INFANTIL

Malos tratos en la guardería de los famosos: la jueza interroga a la directora y encarga un informe definitivo a la policía

La Policía Judicial de Pozuelo de Alarcón, una exclusiva zona de Madrid, presentará un informe sobre los vídeos de las cámaras de vigilancia

Imagen de archivo de unos niños jugando en el patio de una guardería

Imagen de archivo de unos niños jugando en el patio de una guardería / EFE

Alberto Muñoz

Alberto Muñoz

Humillados, desatendidos y mal cuidados, los niños de la Escuela Infantil Pecas, ubicada en Pozuelo de Alarcón, una de las zonas más pudientes de Madrid, habrían sufrido acoso tanto físico como psicológico por parte de algunas de sus profesoras. Eso es, al menos, lo que explican a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA fuentes conocedoras de la investigación. "Eres un fracasado", le habría llegado a decir una cuidadora a uno de ellos, aunque también estarían documentados empujones, bofetadas y niños muy pequeños encerrados en cuartos a oscuras como castigo.

Ahora, cinco meses después del estallido del caso, y según ha podido saber este periódico, se van a dar dos pasos fundamentales para intentar esclarecer lo sucedido en esta guardería: por una parte, la jueza interrogará hoy en el Juzgado de Instrucción Número 3 de Pozuelo de Alarcón a la directora de la guardería Pecas, que consta como investigada, y a dos testigos más; y, por otra, la policía presentará próximamente un informe definitivo sobre el contenido de las cámaras de videovigilancia de la escuela infantil.

Los pocos que han visto el material a día de hoy —porque el caso se mueve, al tratarse de menores, en la máxima prudencia—, hablan de unas imágenes muy sensibles, tanto por la gravedad de lo sucedido como por la corta edad de los niños. La denuncia, de hecho, no partió de los padres, que se enteraron de lo sucedido a raíz del estallido del caso, sino por la denuncia de una joven en prácticas que decidió elaborar un informe para denunciar los malos tratos que estaba viendo en la guardería.

Guardería Pecas en Pozuelo de Alarcón

Guardería Pecas en Pozuelo de Alarcón / EFE

En ese centro educativo, en el que habría niños de cero a tres años de edad y que está ubicado en una de las localidades más ricas de España, estaban matriculados hijos de futbolistas del Atlético de Madrid como Antoine GriezmannÁlvaro Morata o Mario Hermoso, así como del entrenador, Diego Pablo Simeone. Fuentes de la investigación ya han negado que ninguno de esos menores formen parte de las presuntas víctimas, y, a día de hoy, el centro ya ha echado el cierre.

Empujones y bofetadas

Hace dos meses, María del Carmen Neira, la magistrada titular de este juzgado, convocó a los padres de nueve niños afectados por lo sucedido en la guardería Pecas para que visionaran allí parte del metraje del que ya disponían y decidieran si querían personarse en la causa.

"Hay imágenes difíciles de ver", resumen fuentes cercanas al caso. Por ejemplo, y según ha trascendido de la documentación que obra en el juzgado hasta ahora, una de las cuidadoras habría empujado abofeteado y golpeado en la cabeza con un libro a niños de poco más de un año. A otros, les habría encerrado en cuartos oscuros como castigo.

Por ejemplo, Ignacio Gordillo, abogado de una de las familias que estuvo presente durante ese visionado de febrero, explicó a este periódico que en una de las imágenes que se le han mostrado a su representada se puede ver el “llanto prolongado” del niño sin recibir la atención necesaria. Este tipo de comportamientos, según se dijo durante la vista de febrero, habría provocado secuelas psicológicas en algunos de los niños.

Hasta el momento, la investigación se centra en cinco trabajadoras de la guardería Pecas y en su directora, algunas como responsables directas de las vejaciones y otras como colaboradoras necesarias por omisión de socorro, pues, por ejemplo, otras trabajadoras habrían recomendado a la joven becaria que tramitase su denuncia directamente con su universidad y no con la directora de la guardería.