VISITA

El Rey brinda al presidente de Guatemala el respaldo de España en la nueva etapa tras respetarse la voluntad del pueblo

Arévalo agradece el respaldo crucial de España en la "encrucijada" que ha superado su país

Los Reyes con el presidente de Guatemala, Bernardo Arévalo, y la primera dama

Los Reyes con el presidente de Guatemala, Bernardo Arévalo, y la primera dama / CASA S. M. EL REY

El ha brindado el respaldo de España al nuevo presidente de Guatemala, Bernardo Arévalo, en la "nueva etapa" que inicia en el país después de que finalmente se respetara "la voluntad soberana" de los guatemaltecos tras las elecciones presidenciales tras los intentos por impedir hasta el último momento que el nuevo mandatario tomara posesión.

Su presencia en España "representa la determinación de un pueblo en defensa de su voluntad soberana", ha valorado Don Felipe durante el brindis en el almuerzo ofrecido en honor de Arévalo en el Palacio Real, subrayando que la comunidad internacional en su conjunto se alegra "de que se haya respetado la decisión libremente tomada por los guatemaltecos".

Felipe VI ha iniciado su intervención recordando que el pasado 15 de enero se desplazó a Guatemala para asistir a la toma de posesión de Arévalo, como suele hacer con todos los mandatarios iberoamericanos, pero tuvo que regresar a España sin hacerlo dado que esta se demoró varias horas en un intento por parte de la Fiscalía y algunos parlamentarios por impedirlo.

"España quiere apoyar esta nueva etapa que representa con el fin de hacer realidad las aspiraciones y esperanzas que han concitado su elección y el nuevo gobierno que dirige", le ha trasladado el monarca el mandatario guatemalteco, quien ha considerado que está llamado a escribir "una página muy importante" en la tarea que ha asumido de "construir una patria para todos los guatemaltecos".

"Cuente siempre con el respaldo de España", ha insistido, en línea con el mensaje que también ha hecho llegar el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien se ha reunido previamente en Moncloa con el mandatario y estaba presente en el almuerzo.

Según ha informado el Gobierno, Sánchez ha reiterado "el compromiso de España con la democracia, el Estado de derecho y los Derechos Humanos en Guatemala" y le ha trasladado su deseo de seguir profundizando las excelentes relaciones y "mantener a España como el principal inversor europeo en Guatemala y con mayor presencia a nivel empresarial".

Mejora del clima empresarial

También se ha referido a esta cuestión el Rey. "Creemos que lo podemos conseguir a través de un mejor clima de negocios mediante la adopción de acuerdos normativos que favorezcan y precisen las obligaciones de las empresas", ha defendido ante los alrededor de 85 invitados, entre los que estaban el ministro de Industria, Jordi Hereu, el de Economía, Carlos Cuerpo, así como el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y varios empresarios.

Por otra parte, Felipe VI ha valorado el compromiso de Arévalo "de mejorar las condiciones de vida de los guatemaltecos que más lo necesitan" y "su compromiso con la igualdad efectiva entre hombres y mujeres".

En este ámbito, ha dicho que puede contar con la Cooperación Española, "que está preparada para redoblar su esfuerzo". Para ello, según ha informado Moncloa, el Gobierno quiere negociar con Guatemala un nuevo programa de cooperación (2025-2028) en el que se reflejen las prioridades del nuevo Ejecutivo guatemalteco para avanzar en el desarrollo del país.

El Rey también ha puesto en valor el acuerdo migratorio suscrito hace un año entre los dos países que "permitirá a centenares de trabajadores guatemaltecos trabajar en España, sin perder su vínculo de residencia en Guatemala".

Por último, Don Felipe ha hecho alusión a los 500 años de historia compartida y manifestado la voluntad de España de trabajar con Guatemala para "dar a conocer la realidad del pasado desde la base del conocimiento fundamentado y del análisis riguroso". "Así se podrá seguir desarrollando una relación repleta de futuro, cimentada en la igualdad, el respeto mutuo y la cooperación", ha reivindicado.

Agradecimiento de Arévalo

Arévalo ha agradecido el apoyo brindado en la reciente "encrucijada" y, como el Rey, ha hecho alusión a lo accidentada que fue su toma de posesión y los obstáculos que tuvo que superar desde su elección. "Nuestro pueblo demostró una firme convicción ciudadana al derrotar a aquellos que hasta el último minuto intentaron socavar mediante artimañas la voluntad popular expresada libremente en las urnas", ha subrayado.

En todo este periodo de "resistencia", ha recordado, "contamos con el respaldo constante del Gobierno de España y de su pueblo", que desempeñó "un papel crucial" tanto a nivel bilateral como en la UE que "permitió que la convicción democrática y la determinación ciudadana prevalecieran".

"La firme creencia en los valores fundamentales de los Derechos Humanos, la libertad y la justicia facilita nuestro diálogo y fortalece los lazos que nos unen", ha subrayado el mandatario, que fue embajador en España en 1995, según ha recordado el Rey. Arévalo ha terminado brindado "por la amistad que nos une y que seguiremos fortaleciendo, guatemaltecos y españoles, caminando juntos y construyendo historia".

El menú del almuerzo ha sido preparado por el chef asturiano Nacho Manzano y ha estado compuesto por crema de maiz, fabes y patata, rodaballo con puré de hierbas y cremoso de chocolate.

Entre los invitados, además de Sánchez y los dos ministros, también han acudido la presidenta del Congreso, Francina Armengol, el presidente del Tribunal Constitucional, Cándido Conde Pumpido, el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Vicente Guilarte, así como el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, entre otros.