TERREMOTO EN TURQUÍA

Una niña turca atrapada entre los escombros suplicaba ayuda mientras protegía a su hermano pequeño

Las imágenes muestran el impactante rescate de esta niña y su hermano pequeño que llevaban más de 24 horas atrapados

3
Se lee en minutos
H.G.

Lo ocurrido en Turquía y Siria está siendo una fuente constante de trágicos horrores. El terremoto desatado en la madrugada del pasado lunes en la frontera del país turco con Siria, y sus sucesivas réplicas, han desatado toda una catástrofe humanitaria con miles de muertos, cientos de miles de heridos y desaparecidos, y varias ciudades casi reducidas a escombros. Entre las terribles noticias que llegan de la región, algunas resultan especialmente dolorosas. Es el caso de esta niña turca atrapada entre los cascotes de un edificio derruido que suplicaba ser rescatada mientras protegía con su cuerpo la cabeza de su hermano pequeño.

Desde primera hora del lunes, los equipos de rescate trabajan a destajo para intentar encontrar y salvar al mayor número de personas atrapadas por los derrumbes. Tanto los activos locales como el goteo de ayuda extranjera que va llegando, miles de efectivos se afanan día y noche entre los escombros en busca de supervivientes. Gracias a esta labor, varias personas han podido ser rescatadas, como estos dos hermanos.

Las imágenes del rescate resultan tan impactantes como emocionantes. La pequeña yacía enterrada en un hueco entre los escombros, cubriendo a su hermano con su cuerpo mientras gritaba pidiendo ayuda. Según los informes llegados de la zona, ambos niños habrían llegado a estar más de 24 horas atrapados. En el vídeo difundido del momento del rescate se puede ver cómo la pequeña sonrió al ver aparecer a los rescatistas, mientras seguía protegiendo la cabeza de su hermano pequeño.

Una catástrofe que no deja de empeorar

La cifra de muertos a causa de los terremotos registrados el lunes en el sur de Turquía, cerca de la frontera con Siria, ha aumentado a más de 9.600, según los balances publicados hasta la fecha, que apuntan además que más de 45.000 personas han resultado heridas a causa de los seísmos.

La Autoridad de Gestión de Desastres y Emergencias (AFAD), dependiente del Ministerio del Interior turco, ha señalado en un comunicado que hasta el momento se ha confirmado la muerte de 7.108 personas en las provincias de Kahramanmaras, Gaziantep, Sanliurfa, Diyarbakir, Adana, Adiyaman, Osmaniye, Hatay, Kilis, Malatya y Elazig, al tiempo que ha cifrado en 40.910 el total de heridos.

Asimismo, ha especificado que "después del primer terremoto se han registrado otros 648, siendo el de mayor magnitud uno de 7,6 con epicentro en Elbistan", antes de confirmar que en las zonas afectadas se encuentran desplegados más de 96.600 agentes, trabajadores de organizaciones no gubernamentales, equipos de búsqueda y rescate y voluntarios. Turquía ha creado además un puente aéreo para el traslado de personal y materiales desde Estambul, Ankara y Esmirna.

Noticias relacionadas

Por su parte, el seísmo ha dejado 1.250 muertos y 2.054 heridos en las zonas de Siria controladas por las autoridades, según datos del Ministerio de Sanidad sirio publicados en su perfil de la red social Facebook. Estos datos corresponden a las provincias de Alepo, Hama, Latakia, Tartus y las zonas de Idlib en manos de las fuerzas gubernamentales.

A las cifras gubernamentales sirias hay que sumar más de 1.280 muertos y 2.600 heridos en las zonas controladas por los rebeldes en las provincias de Idlib y Alepo (noroeste), según ha dicho la Defensa Civil de Siria, conocida como 'cascos blancos', a través de su cuenta en Twitter, donde insistido en que "se espera que el balance aumente significativamente, ya que cientos de familias permanecen atrapadas bajo los escombros más de 50 horas después del seísmo". Por último, han señalado que más de 360 edificios han quedado completamente destruidos, mientras que más de un millar están "severamente destruidos".