CRISIS ENERGÉTICA EN EUROPA

Italia y Argelia acuerdan construir un segundo gasoducto para aumentar el envío de gas

Esta nueva canalización submarina a través de Cerdeña convertirá a Italia en el principal puente energético entre el Magreb y Europa

El presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebbouni, con la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, en Argel.

El presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebbouni, con la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, en Argel. / Reuters

3
Se lee en minutos
Marc Ferrà

Italia y Argelia han estrechado, todavía más, las relaciones y han acordado la construcción de un segundo gasoducto entre los dos países con el objetivo de aumentar el envío de gas. Esta alianza, firmada en Argel, durante la visita este lunes de la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, convertirá a Italia en el principal puente energético entre el Magreb y Europa. Durante el encuentro, el presidente argelino, Abdelmadjid Tebboune, también ha anunciado que en marzo la empresa italiana, Fiat, empezará a producir vehículos en su nueva fábrica en el país norteafricano.  

Meloni ha elegido Argelia para realizar su primera visita oficial en el Magreb desde que asumió el cargo en octubre. Ha sido la ocasión perfecta para relanzar este proyecto de gasoducto, que ya se planteó en el año 2000, pero que se abandonó. Dos décadas después, los dos países se han comprometido a iniciar los estudios necesarios para la construcción de esta infraestructura, que unirá directamente Argelia con la isla de Cerdeña y la península itálica. Será la segunda canalización que una ambos territorios, ya que desde 1983 está en funcionamiento un conducto que trasporta gas a Italia a través de Túnez.

Hidrógeno y electricidad

Según han anunciado en una rueda de prensa conjunta, este proyecto también contempla que se pueda trasportar hidrogeno y electricidad. Italia se ha consolidado como uno de los principales socios comerciales europeos de Argelia, especialmente en lo que se refiere al gas. En el último año, la empresa energética pública argelina, Sonatrach, ha firmado hasta cinco contratos con varias empresas italianas. Incluso han puesto en marcha la explotación conjunta de dos pozos de gas.

Meloni ha expresado en su visita que Argelia es un “socio fiable de importancia estratégica absoluta” especialmente en estos momentos “difíciles”, en referencia a la situación del gas en Europa. “Argelia es un puente extraordinario con Italia, también y sobre todo en el tema energético”, defendió la mandataria.

Tebboune manifestó que el nuevo gasoducto “permitirá que Italia se convierta en un hub de distribución de estas energías para el resto de Europa”. Según la prensa argelina, actualmente el país magrebí suministra 25.000 millones de metros cúbicos de gas anuales a Italia a través del gasoducto, que ya está en funcionamiento, y de gas licuado

Los anuncios durante la visita no se han limitado únicamente al gas, también al sector automovilístico. A partir de marzo, la italiana Fiat empezará a fabricar sus coches en una planta ubicada en la región de Orán, según el presidente argelino. Está previsto que esta fábrica llegue a producir 90.000 vehículos al año. El acuerdo firmado en octubre entre las autoridades magrebís y multinacional Stellantis (propietaria de Fiat) también contempla la comercialización de estos vehículos en Argelia. Además, Tebboune explicó que hay otro proyecto en marcha para que Vespa también fabrique motos en Argelia.

España, la otra cara de la moneda

Noticias relacionadas

Además de Italia, España es único país europeo conectado a Argelia por un gasoducto. Hasta la península llegaban, incluso, dos canalizaciones con gas argelino, una directamente de un país a otro (suministrando 8.000 millones de metros cúbicos de gas) y un segundo que cruzaba por Marruecos (6.000 millones de metros cúbicos de gas). La crisis diplomática que afronta Argelia y Marruecos supuso que las autoridades argelinas decidieran no renovar en octubre el contrato del gasoducto que pasaba por Marruecos antes de cruzar el estrecho.

Como contrapartida, Argel y Madrid acordaron que se aumentaría el envío de gas por el gasoducto que sigue en funcionamiento y a través de gas licuado. Las relaciones entre ambos países se han enfriado por completo después de que el Gobierno argelino decidió suspender el tratado de amistad con España el mes de junio. Esta decisión estuvo motivada por el cambio de posición español sobre el Sáhara Occidental y el acercamiento entre España y Marruecos. Argelia también bloqueo la llegada de productos 'made in Spain' a su país. Según el periódico argelino TSA, esta crisis diplomática ha "frustrado" que España aspire a convertirse en un la puerta de entrada del gas argelino a Europa, una oportunidad que sí está desarrollando Italia.