GUERRA EN UCRANIA

Wagner tensa las costuras del Kremlin

  • La temida banda de mercenarios representa, junto con el líder checheno Ramzán Kadírov, a la línea dura del oficialismo ruso y está enfrentada a los sectores más tecnocráticos

  • Si Putin quisiera optar por apoyarse en la ala dura de su círculo, Yevgeni Prigozhin sería uno de sus principales respaldos

Ramzán Kadírov, vestido de camuflaje, durante la celebración del Día de la Victoria en 2018.

Ramzán Kadírov, vestido de camuflaje, durante la celebración del Día de la Victoria en 2018.

4
Se lee en minutos

Las costuras en los pasillos del Kremlin comienzan a tensarse debido a la guerra en Ucrania. En el seno del oficialismo ruso se vislumbra ya una lucha descarnada por el poder con dos bandos bien diferenciados: por un lado, está el ala dura del putinismo, liderado por hombres como Yevgeni Prigozhin, el llamado 'cocinero de Putin', o por Ramzán Kadírov, el gobernador de Chechenia, que piden más mano dura tanto en Ucrania como dentro de las fronteras rusas; por el otro lado, están hombres del Ministerio de Defensa como el mismo ministro, Serguéi Shoigu, o el jefe de Estado Mayor, Valeri Guerásimov, que son partidarios de seguir un rumbo más parecido al que Rusia ha llevado a lo largo de este 2022, más tecnócratas que sus rivales.

Oleg Ignátov, experto en Rusia del think tank International Crisis Group, explica a El Periódico de Catalunya, que, a pesar de las desavenencias, "Prigozhin es totalmente leal a Putin", y el presidente le seguirá apoyando mientras le siga resultando útil. Su alias de 'cocinero de Putin' le viene de cuando sus restaurantes eran el lugar donde se celebraban reuniones entre el presidente ruso y sus homólogos extranjeros. Fue también uno de los creadores de las llamadas "granjas de trolls" que buscaban interferir en Occidente a través de perfiles falsos en redes sociales como Twitter o Facebook. Estas eran oficinas llenas de trabajadores que se dedicaban a atacar a los críticos e interferir en el debate público, ya fuera en el mismo país o en otros.

Acerca del origen de la influencia de Wagner, Ignátov cree que Prigozhin "es el protegido de Yuri Kovalchuk, un oligarca considerado como el más cercano a Putin", al tiempo que remarca que "un incremento del poder y recursos del líder de Wagner es solo posible con el beneplácito del líder ruso". Sin embargo, a pesar de no suponer ningún problema para el jefe del Kremlin, sí lo es para otros sectores del Gobierno ruso, en especial "para una parte de las fuerzas de seguridad y los llamados tecnócratas". Detrás del cambio reciente del liderazgo de las tropas en Ucrania se considera que Valeri Guerásimov es más próximo a los tecnócratas, mientras que su antecesor, Serguéi Surovikin, era más próximo a Prigozhin y sus hombres.

Si se produjera un cambio en la presidencia del país euroasiático Wagner sería un activo importante para cualquier nuevo grupo asentado en el poder, aunque "al mismo tiempo sería un problema, razón por la cual podría intentar eliminarlo (a Prigozhin). Eso sí, Wagner tiene un peso limitado en el organigrama de las fuerzas de seguridad rusas, ya que es "poco probable que el grupo mercenario pueda sustituir al Ejército regular", comenta Ignatov, debido a su "incapacidad para llevar a cabo grandes ofensivas", aunque puedan asaltar de forma efectiva pequeñas localidades con los recursos que tienen a día de hoy.

Endurecimiento del régimen

Si bien en la Federación Rusa ha existido durante años una apariencia de democracia, el retroceso en lo que respecto en el pasado 2022 ha sido significativa con nuevas restricciones al derecho a la protesta o a la libertad de prensa. Chechenia, conocida por ser la república más autoritaria del país bajo el liderazgo de Ramzán Kadírov, es el ejemplo a seguir para los sectores más duros del oficialismo ruso. Señala Ignátov que si el presidente ruso quisiera "radicalizar la sociedad rusa para apoyar una guerra de desgaste contra Ucrania, Putin necesita a alguien como Prigozhin". Si el jefe de Wagner consiguiera más poder lograría "más influencia sobre la agenda informativa (de Rusia), y quizás él y otros asociados podrían incluso obtener representación política".

Beligerante con Occidente, el mismo Prigozhin, de obtener poder político, abogaría por cortar más lazos con la UE y Estados Unidos. Recientemente lo ha ejemplificado cuando expresó en Telegram el pasado miércoles que se debería cerrar Youtube en Rusia, como ya se ha hecho con redes como Twitter o Facebook, solo accesibles con VPN. Argumentó que hay opciones rusas como Rutube o Odnoklassniki, aunque actualmente son menos populares que sus pares occidentales dentro de Rusia. Sin embargo, para el "cocinero de Putin", son más que suficientes y achaca la negativa a censurar la plataforma de vídeos estadounidenses a que "un gran número de personas" en la administración presidencial abogan por "la derrota de Rusia", que comportaría según él que Washington controlaría Rusia.

Noticias relacionadas

Calcando el ejemplo estadounidense de Academi, el grupo Wagner nació para realizar trabajos para el Gobierno ruso en diferentes países del mundo. Allí donde hay algún interés estratégico para el Kremlin, los mercenarios pueden ser el apoyo necesario donde no puede llegar el Ejército regular ruso. Es por ejemplo el caso de países como Mali, Siria, Sudán, Madagascar, Libia, Venezuela, Mozambique, además de Ucrania.

En algunos de los países donde han tenido presencia, son acusados de haber cometido crímenes de guerra y contra la humanidad. Es por ejemplo el caso de Siria, donde se les culpa de haber decapitado a civiles. A pesar de estas acusaciones, desde el oficialismo ruso se habla bien de ellos, tanto por parte de medios como de políticos. RT recientemente publicó un documental que lo ensalzaba, llamado 'Grupo Wagner, contrato con la patria', del que la propia cadena estatal señala: "Acaso la única certeza unánimemente admitida sobre el Grupo Wagner es su eficacia en combate". Este viernes el líder del partido Rusia Justa –oficialista de centro-izquierda– recibió una maza del grupo armado y este lo celebró en las redes sociales. Esta herramienta se ha utilizado repetidas veces para ejecutar a desertores, como es el caso de Yevgeny Nuzhin. El parlamentario agradeció tanto a Prigozhin como a los propios mercenarios el regalo y su "ayuda" en Ucrania.