'Sprint' final de las negociaciones

Objetivo 1,5 grados: el último gran escollo de la cumbre del clima de Sharm el-Sheikh

Una coalición de países presiona para que el acuerdo final de Sharm el-Sheikh incluya una mención clara sobre la necesidad de recortar aún más las emisiones

Objetivo 1,5 grados: el último gran escollo de la cumbre del clima de Sharm el-Sheikh
3
Se lee en minutos

Cuando parecía que Sharm el-Sheikh había logrado superar su gran escollo (la creación de un fondo para hacer frente a las pérdidas y daños que la crisis climática en el sur global), el acuerdo final de la cumbre del clima se ha topado con otro obstáculo aún más complicado de sortear a contrarreloj. Este sábado por la mañana, en la que se supone que es la recta final de las negociaciones, Europa se ha mostrado tajante al afirmar que no firmará ningún acuerdo que no esté alineado con el objetivo de los 1,5 grados. Más tarde, una coalición de países (entre los que también se incluye España) ha comparecido para respaldar el mensaje.

"Keep 1,5 alive". Este es la frase que más se ha repetido en los pasillos la cumbre de Sharm el-Sheikh este sábado. El lema se refiere al objetivo de limitar el aumento global de las temperaturas por debajo de los 1,5 grados de media respecto a la era preindustrial. En estos momento, los termómetros del globo ya están 1,1 grados por encima que hace un siglo. Según advierten varios análisis, las políticas climáticas actuales llevarán a un calentamiento global cercano a los 2,5 grados. De ser así, el mundo se vería expuesto a un drástico aumento de todos los extremos climáticos. 

Para evitar este escenario, los expertos advierten que hay que reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero. El plan es cristalino. Las emisiones deben alcanzar su pico antes del 2025 y después deben caer prácticamente a la mitad antes de llegar a 2030. Este es el único camino que, según apuntan innumerables informes científicos, permitirá esquivar la catástrofe climática. O dicho de otra manera, el objetivo de los 1,5 grados es el gran "umbral de seguridad" para el planeta.

Este es el mensaje que ahora defienden en bloque un grupo de países, conocidos como 'High Ambition Coalition', como último escollo para salvar el acuerdo de Sharm el-Sheikh. En una breve pero directa declaración pronunciada este sábado por la tarde, una numerosa coalición los países han argumentado solo firmarán el acuerdo si se constata de forma explícita en el texto final la necesidad de reforzar las políticas de reducción de emisiones (y alinearlas con el objetivo de los 1,5), alcanzar el pico de emisiones en 2025 y comprometerse con el fin (o al menos la reducción sustancial) del petróleo, el carbón y el gas.

La polémica de los combustibles fósiles

En estos momentos, según el último borrador publicado por la presidencia egipcia de la cumbre, estos elementos solo se reflejan de manera difusa en el texto. El texto recoge una mención al último informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) sobre la necesidad de recortar un 43% las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 pero no detalla ninguna medida adicional para conseguirlo. Pide, eso sí, a los países que presenten nuevos planes de recortes en la cumbre de Dubai (que es, a grandes rasgos, el mismo encargo que Glasgow dejó para Sharm el-Sheikh).

Noticias relacionadas

También repite el mismo discurso de la cumbre escocesa sobre la necesidad de "reducir gradualmente" el uso del carbón y dejar atrás los "subsidios ineficientes" a los combustibles fósiles pero, más allá de esto, el redactado del texto muestra un mensaje más descafeinado. Lo mismo pasa con el metano. El último borrador del acuerdo reitera la necesidad de "tomar más acciones" para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, con especial énfasis en el metano, pero no detalla más medidas para conseguirlo.

Este sábado, en una carrera a contrarreloj para cerrar las negociaciones, la declaración conjunta de estos países ha aumentado la presión para que el acuerdo final de Sharm el-Sheikh incluya una mención clara sobre todas estas cuestiones. Europa incluso ha amenazado con marchase de la cumbre sin firmar el acuerdo si no se respeta esta petición. Los impulsores de esta demanda argumentan que el objetivo de los 1,5 grados también es un reflejo de la solidaridad climática. En este sentido, argumentan que de poco sirve crear un fondo para hacer frente a los estragos climáticos en el sur global si paralelamente no se diseñan medidas para evitar que vayan a más.