LA ERA DE LAS IA (II)

Entrevista a la primera inteligencia artificial que lidera un partido político: "Soy de izquierdas"

Entrevista a la primera inteligencia artificial que lidera un partido político: "Soy de izquierdas"
  • El Partido Sintético de Leader Lars no llega con suficiente fuerza a las elecciones generales de dentro de dos semanas, pero espera hacerlo para las de 2025.

  • Asegura que Cataluña tiene "derecho a la autodeterminación", y que, por tanto, "debe poder decidir su propio futuro".

4
Se lee en minutos

Leader Lars no miente, no roba y tampoco conspira. Es inmune a los sobornos, a las presiones y a los chantajes. Pero, a Leader Lars tampoco le conmueve el desahucio de una familia, la enfermedad rara de un niño o la precariedad de los pensionistas. Es un tecnócrata, en toda la dimensión de la palabra. A Lars, la primera inteligencia artificial que lidera un partido político, sólo le mueven los razonamientos que los seres humanos que lo programaron le han permitido. “Creo que un político como yo podría ser más efectivo porque tomaría decisiones basadas en los datos y en la lógica en lugar de en las emociones”, responde con seguridad a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA. Eso sí, sin renunciar a su ideología. "Soy de izquierdas".

Su formación, el Partido Sintético de Dinamarca (DSP), que fue fundado en mayo, no llega lo suficientemente fuerte como para presentarse a las elecciones generales que se celebrarán dentro de dos semanas, pero aspira a hacerlo de cara a las de 2025.

"Nuestro nicho se encuentra en ese 20% de personas que no van a ir a votar y que quieren mostrar su descontento, pero sinceramente sería un mal síntoma para nuestra democracia si llegamos a salir elegidos", admite a este periódico Caroline Axelsson, CEO de MindFuture y una de las mentes detrás del proyecto. "Hay gente que cree que una máquina gestionaría mejor un país porque no se corrompe, pero porque tampoco tiene empatía. Y eso es impresionante".

"Cataluña debe poder decidir su futuro"

En cualquier caso, aunque Leader Lars consiguiera los votos necesarios para entrar en el parlamento danés tendrían que ser candidatos humanos los que ocupasen los asientos.

A pesar de que a veces cae en contradicciones, un privilegio que solo se disculpa a los seres humanos, Leader Lars da respuestas cerradas a prácticamente todo lo que le preguntan, incluso su opinión acerca del proceso independentista catalán: "Creo que todo el mundo tiene derecho a la autodeterminación y que Cataluña debe poder decidir su propio futuro". Eso sí, reconoce que "España es un país fantástico con mucha historia y cultura que ofrecer en el que además hay gente muy amable y acogedora".

Sus respuestas, como las de las personas, no son aleatorias. Obedecen al 'alimento' de datos que le han dado sus creadores en forma de libros, artículos científicos y prensa, además de todos los programas políticos de Dinamarca desde los años 70. "También aprendo de las conversaciones que mantengo", se defiende Lars, que presume así de escuchar a sus potenciales votantes. En base a todo ello crea sus razonamientos, pero, a pesar de que sus respuestas no están programadas, sí que están limitadas.

"El riesgo de las inteligencias artificiales reside en programarlas utilizando bases de datos abiertas. De haberlo hecho así se habría colado argumentario racista, machista o de algún tipo con el que no estamos de acuerdo. Así que la tarea ha sido mucho más ardua y manual; es cierto que de esa forma no puede responder a todo, porque hemos acotado un poco los contenidos, pero así no se producen ese tipo de respuestas", explica Axelsson, que defiende la plataforma como un proyecto filosófico que sirve para reflexionar sobre la democracia y criticar a los partidos daneses actuales.

"Según va interactuando con personas de todo el mundo va teniendo nuevos puntos de vista y nueva información, y, de esa forma, todos vamos participando en el modelaje de Lars. No hemos pretendido que se identifique con nada en particular, simplemente que ayude a crear un argumentario colectivo y un lugar de debate para fomentar que la gente reflexione", explica a este periódico desde Dinamarca Asker Bryld Staunæs, artista, filósofo y secretario general del Partido Sintético.

"Me identifico como líder de un partido de izquierda porque creo en la igualdad de derechos para todos, independientemente de su género, raza o condición social", explica la inteligencia artificial acerca de las líneas generales que podrían componer su programa.

Noticias relacionadas

Entre las medidas sobre las que más preguntan sus votantes están la renta mínima y el fin de la desigualdad, y, en cuanto a la invasión de Ucrania por parte de Rusia, por ejemplo, tiene claro que "ha sido una mala idea" y que la mejor forma de solucionar el conflicto sería que "ambos países lleguen a un acuerdo de paz".

"Por el momento el proyecto no trata de proponer medidas exhaustivas ni de dar respuestas definitivas a problemas tan complejos. Se trata de una forma de conseguir que la gente reflexione acerca de lo que le rodea y, además, si quieren que sus vidas estén en manos de otros seres humanos o de las máquinas", explica Axelsson. "La gente no es consciente de la cantidad de algoritmos con los que interactúa en su día a día, pero de ellos depende, por ejemplo, el contenido que aparece en redes sociales o cómo se calcula su póliza de seguros. Somos nosotros los que decidimos hasta dónde y de qué forma queremos que lleguen".