ELECCIONES EN ITALIA

Abascal - Meloni: ¿Qué puede suponer para España la victoria de la extrema derecha en Italia?

Giorgia Meloni, líder del partido Hermanos de Italia, y Santiago Abascal, de Vox.

Giorgia Meloni, líder del partido Hermanos de Italia, y Santiago Abascal, de Vox. / MARTA ALBERCA

  • Steven Forti y Jorge Tamames, expertos en política internacional, analizan para EL PERIÓDICO DE ESPAÑA lo que podría suponer para Vox la victoria de Giorgia Meloni

  • "No podemos reducirla a una fascista", apunta Forti

  • "A corto plazo puede dar un espaldarazo a Vox, pero no tiene por qué hacerle la vida más fácil", explica Tamames

6
Se lee en minutos

Este domingo, los 50 millones de italianos estaban llamados a las urnas y tal y como apuntaban las encuestas, la extrema derecha ha obtenido la victoria en las elecciones, según los primeros sondeos. Giorgia Meloni, líder del partido ultraderechista Hermanos de Italia (Fratelli d'Italia) y clara ganadora de los comicios, procede de la tradición neofascista y es, además, una figura clave para entender la vertebración del eje radical conservador en países del sur y el este de la Unión Europea como España, Polonia, Hungría y la propia Italia.

Por su cercanía con Vox, al que Meloni ha aludido en repetidas ocasiones durante la campaña italiana como uno de sus socios más claros en el panorama europeo, EL PERIÓDICO DE ESPAÑA ha hablado con dos expertos, Steven Forti, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona y autor de Extrema derecha 2.0, y Jorge Tamames, investigador del Real Instituto Elcano, para abordar las principales características de la formación italiana, entender por qué está buscando aparentar moderación en esta campaña electoral y analizar la repercusión que una eventual victoria podría tener para la política española y europea.

¿Cómo es Giorgia Meloni?

Steven Forti: "Es la líder de un partido de la extrema derecha 2.0. Forma parte de una familia política en la que están Bolsonaro, Trump, Orbán, Abascal... Además, su partido es seguramente el que mejor recoge la tradición neofascista en Italia. No perdamos de vista que cuando Meloni fundó el partido en 2012 dijo que quería recuperar un espacio político que existe desde hace 70 años, es decir, desde Mussolini. Eso sí, no podemos reducirla simplemente a una fascista. Enarbola valores como religión, familia, patria... elementos fundamentales del neoconservadurismo, que cada vez es más autoritario".


Jorge Tamames: "Tiene raíces claramente fascistas. Su estilo quedó de manifiesto cuando vino a las recientes elecciones en Andalucía a hacer campaña junto a Vox. Tiene un perfil con tintes muy duros; habla de guerra cultural, de la decadencia de Occidente, de la subversión de los valores tradicionales y del cristianismo... El revoltijo habitual en este tipo de formaciones".

¿Qué tienen en común Vox y los Hermanos de Italia?

Steven Forti: "Ambos surgen en un clima de descontento favorable al auge de las formaciones de extrema derecha. Son una respuesta a las desigualdades económicas, a la crisis de la democracia liberal y a la globalización. Sienten que el progresismo se ha adueñado del mundo y que hemos ido demasiado deprisa, que estamos perdiendo los valores tradicionales. Más del 90% de su ideario es similar en temas como la inmigración o la igualdad. Eso sí, en Vox pesa mucho la unidad de la nación por el separatismo catalán y en los Fratelli no. Además, sus orígenes son diferentes. Vox nace como una escisión del Partido Popular, mientras que los Fratelli se presentan como una reconstitución del MSI, el partido que recogió la herencia política de Mussolini tras la Segunda Guerra Mundial".

 

Jorge Tamames: "Abascal y Meloni comparten también el apoyo a la OTAN, es decir, se diferencian de otros líderes de la extrema derecha como Le Pen, por ejemplo, que son más cercanos a Putin. Además, vista la experiencia del brexit en Reino Unido, tampoco abogan por romper con la Unión Europea. Eso sí, quizás donde más diferencias tengan, porque en política social son muy parecidos, sea en la agenda económica".

¿Qué influencia puede tener su victoria en la política española?

Steven Forti: Meloni ha dicho en varias ocasiones que espera que Vox gane en España. De hecho, Jorge Buxadé, eurodiputado de Vox, estará apoyándola en Roma. Por esa cercanía, un buen resultado de Fratelli le dará a corto plazo un buen momento a la formación española. En cualquier caso, los tiempos en política son muy líquidos, gaseosos casi, y todo es muy veloz. Vox tendrá un buen empujón si gana Meloni, pero de aquí a seis meses veremos en qué se traduce.

 

Jorge Tamames: "Incluso si Meloni llega a presidir el consejo de ministros, que está por ver, eso no quiere decir que le vaya a hacer la vida más fácil a un partido aliado como Vox. Hay que mirar el ejemplo de lo que sucedió durante la crisis del euro con Podemos y Syriza. Se utilizó lo que pasaba en Grecia para atacarles en España. A corto plazo puede darles un espaldarazo, pero luego se les va a juzgar bajo el prisma de lo que hagan los Fratelli".


¿Por qué está apostando Meloni por aparentar moderación en su campaña?

Steven Forti: "Es todo táctica. No van a presentarse con una estética neonazi de cabeza rapada y chupa de cuero, por ejemplo, sino con una americana, una corbata y liderados incluso por mujeres. De la misma forma saben que no pueden hablar de prohibir el aborto, aunque lo hayan llegado a decir en España o en Polonia. Utilizan la fórmula de limitar: limitar los derechos de las mujeres, de la comunidad LGTBI, de los inmigrantes... Saben que dependiendo del país es contraproducente hablar categóricamente de prohibir, así que prefieren avanzar en sus políticas de forma progresiva para parecer más presentables y no dar miedo".

 

Jorge Tamames: "Los partidos de derecha radical no son nuevos, pero ahora han visto la oportunidad de medrar en un momento de crisis. Crisis de refugiados, del euro, de la austeridad o, en el caso de Vox, de la crisis independentista de Cataluña. En un momento de rebeldía tienen que intentar capitalizar ese descontento popular y al mismo tiempo presentarse como una alternativa seria de gobierno. Meloni ha intentado moderar su perfil en campaña, pero no hay que ignorar esas señales invisibles en sus actos, los dog whistles que dicen en Estados Unidos, de gente que hace saludos fascistas y viste camisas negras en sus mítines".



¿Qué supondría para la Unión Europea una victoria de Meloni?

Steven Forti: "Puede tener una trascendencia enorme. Hay que pensar en la influencia que tiene Italia en la UE y el poder que puede ganar la ultraderecha en los dos próximos años. El momento clave serán las elecciones al Parlamento europeo de 2024. Ahora mismo ya no sienten que tengan que defender una salida de la Unión Europea, porque el euroescepticismo ha bajado. Ahora el objetivo es frenar la integración, es decir, ejercer la oposición desde dentro. Tienen que tener cuidado y no meter demasiado la pata para que no suene la alarma en Bruselas, pero a veces no tienen muy claro dónde está la línea roja".

 

Jorge Tamames: "Hay que tener en cuenta que España e Italia siempre han competido dentro de la Unión Europea por ser el gran país del Mediterráneo. La relación entre ambos en la época de Rajoy no fue buena y ahora había mejorado con Mario Draghi y Pedro Sánchez. No tiene pinta de que vaya a ser igual de constructiva entre una coalición radical de derechas y otra de izquierdas. En Italia han sentido muchas veces que la Unión Europea les ha dejado de lado en cuanto a la inmigración. Una Italia con un gobierno fuerte de extrema derecha radical puede condicionar, entre otras cosas, la política de fronteras exteriores".