Naciones Unidas

Biden responde a Putin y advierte: "Una guerra nuclear no puede ganarse y nunca debe lucharse"

El presidente de EEUU lanza un contundente ataque directo contra su homólogo ruso en su discurso ante la ONU | Denuncia sus amenazas y dice que "una guerra nuclear no puede ser ganada y nunca debe ser librada"

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla ante la Asamblea General de la ONU, este 21 de septiembre de 2022, en Nueva York. EFE/Jason Szenes

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla ante la Asamblea General de la ONU, este 21 de septiembre de 2022, en Nueva York. EFE/Jason Szenes

4
Se lee en minutos
Idoya Noain

Desde que George Bush atacó a Sadam Hussein desde el estrado del debate plenario de la Asamblea General de Naciones Unidas no se recordaba de un presidente de Estados Unidos un señalamiento tan directo a otro líder mundial como el que Joe Biden ha lanzado este miércoles contra su homólogo ruso, Vladímir Putin, por la guerra de Ucrania. El mismo día en que el líder del Kremlin anunciaba una movilización de 300.000 reservistas y volvía a realizar veladas pero inequívocas amenazas nucleares, Biden ha señalado directamente al presidente ruso, definiendo su invasión de Ucrania como "una guerra brutal e innecesaria elegida por un hombre".

"Un miembro permanente del Consejo de Seguridad invadió a su vecino, intentó borrar el estado soberano del mapa", ha denunciado el demócrata, que ha acusado a Rusia de haber "violado descaradamente los principios centrales de la Carta de Naciones Unidas". Concretamente, Biden ha señalado a la "farsa" de referendos organizados por el Kremlin en las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk y en territorios ocupados del sur de Ucrania de Jersón y Zaporiyia como violaciones "significativas" de esa carta fundacional del organismo.

Biden ha hablado también de actos "escandalosos" y de "atrocidades y crímenes de guerra" por las que se deberá buscar que el Kremlin rinda cuentas, mencionando las fosas comunes y las señales de tortura identificadas en cadáveres pero también los ataques a escuelas, hospitales y estaciones.

Asimismo, ha cuestionado los argumentos de Putin para lanzar la invasión asegurando que "nadie amenazó a Rusia y nadie más que Rusia buscó el conflicto". Y ha hecho un resumen del fondo del conflicto: "Esta guerra trata de extinguir el derecho de Ucrania a existir como estado, simple y llanamente, y como pueblo", ha dicho. "Estén donde estén, vivan donde vivan y crean lo que crean, debería hacer que se les hiele la sangre".

Conflicto nuclear y orden mundial

El mandatario estadounidense ha alertado también sobre las amenazas de conflicto nuclear que ha estado lanzando Putin, y ante ese reto no solo ha asegurado que Washington seguirá buscando "medidas de control de armas críticas" sino que también ha lanzado un mensaje global: "Una guerra nuclear no puede ser ganada y nunca debe ser librada".

Para Biden las acciones de Rusia no son solo una afrenta a Ucrania, sino a todo el sistema establecido después de la Segunda Guerra Mundial. Y por eso en su discurso ante la ONU ha asegurado que "si las naciones pueden perseguir sus ambiciones imperiales sin consecuencias ponemos en riesgo todo lo que representa esta institución, todo".

Reforma del Consejo de Seguridad

El líder estadounidense también ha aprovechado la situación para subrayar indirectamente la incapacidad para hacer frente al conflicto del Consejo de Seguridad, el órgano que se encarga del mantenimiento de la paz y la seguridad y donde tienen poder de veto los cinco países que son miembros permanentes, incluyendo Rusia, China y el propio EEUU. Y ha urgido a los miembros del Consejo a "mantener y defender la carta y abstenerse de usar el veto excepto en situaciones puntuales y extraordinarias". Es un poder del que Moscú ha hecho uso frecuentemente en los últimos meses pero que Washington también ha usado repetidamente en el pasado para vetar, por ejemplo, resoluciones referidas a Israel por acciones en Palestina.

Biden ha asegurado que "ha llegado la hora de que esta institución se vuelva más inclusiva, para poder responder mejor a las necesidades del mundo de hoy" y, en su declaración más abierta y contundente hasta la fecha sobre las propuestas de reforma de ese órgano, ha afirmado que "EEUU apoya elevar el número tanto de representantes permanentes como no permanente en el Consejo. Eso incluye asientos permanentes para países en África, América Latina y el Caribe". Es una propuesta que sabe que en este preciso momento no saldrá adelante, pero permitiría retratar a Moscú o Pekín como barreras.

Sánchez: "Asume que está perdiendo"

También el presidente español, Pedro Sánchez, que se encuentra en Nueva York para la Asamblea General, ha abordado este miércoles la situación en Ucrania y las últimas acciones de Putin, al que el Gobierno ve en una huida hacia delante. En unas declaraciones a CNN, Sánchez ha mostrado su convicción de que el mandatario ruso, "el agresor, ha asumido que está perdiendo la guerra".

Tanto en la cadena estadounidense como en una intervención en un foro sobre el papel de España, EEUU y Latinoamérica en la economía global organizado por el diario 'El País' Sánchez ha denunciado los referendos de adhesión organizados en territorios ucranios y ha asegurado que "nunca serán aceptados por la comunidad internacional". Asimismo, ha calificado de "totalmente inadmisibles" las amenazas lanzadas por Putin, pero desde Moncloa también se apuesta por rebajar la retórica sobre la amenaza nuclear, y se urge a la prudencia y a no contribuir a la escalada verbal.

Sánchez también ha abordado el potencial escenario de que Rusia decida cortar el gas a Europa. "Creo que la posibilidad de un corte total de suministro es real por la voluntad de un autócrata de convertir la energía también en un arma de guerra para chantajear al mundo y en especial a Europa", ha dicho el presidente español. Y ante ello ha urgido a preparar "planes de contingencia para dar una respuesta a cualquier escenario, por adverso que este sea".

Noticias relacionadas