REINO UNIDO

Coronación y traslado a Buckingham, los asuntos pendientes de Carlos III

  • La ceremonia, que tendrá lugar en la Abadía de Westminster, se celebrará en primavera o verano

  • El palacio londinense está actualmente en obras, por lo que lo más probable es que el nuevo rey siga viviendo en Clarence House

Carlos III de Inglaterra.

Carlos III de Inglaterra. / EFE

2
Se lee en minutos

El funeral de Isabel II marca el fin de un reinado y el comienzo de otro, el de Carlos III. Eso supondrá, después de siete décadas, cambiar pequeños detalles de la vida diaria, como sellos, monedas, las iniciales grabadas en los buzones de correos, o las del título los abogados (barristers) que del QC (Queen's Counsel) pasan a figurar ahora como KC, (King's Counsel). Otros cambios serán de más envergadura.

Proclamado rey horas después de la muerte de Isabel II, la solemne coronación del nuevo monarca aún no tiene fecha en el calendario. Faltan además muchos otros detalles por decidir, como su futura residencia y la forma que ira tomando la nueva corte.

Isabel II fue coronada en junio de 1953más de un año después de convertirse en reina tras la muerte de su padre, Jorge VI, en febrero de 1952. Se adujo entonces que lo correcto era esperar hasta que hubiera concluido un largo periodo de duelo. Ahora podría volver a suceder lo mismo. Lo más probable es que la coronación del nuevo soberano tenga lugar la próxima primavera o en verano que viene. La gran ceremonia, que volverá a reunir a realeza y dignatarios de todo el mundo, elegidos esta vez por el Gobierno y no por la casa real, se viene realizando desde hace 900 años en la Abadía de Westminster. Carlos III seguirá la tradición en un acto en el que también será coronada como reina consorte, su esposa, Camila.

Quedará pendiente para más adelante la coronación de Guillermo como príncipe de Gales, un título puesto en cuestión por 27.000 galeses que firmaron una petición la pasada semana para que fuera abolido. La investidura de Carlos en 1969 ya fue motivo de protestas.

Palacio en obras

El nuevo monarca tiene aún su residencia privada en Clarence House, donde ha vivido con Camila desde hace casi 20 años, tras la muerte de la reina madre. La residencia oficial del nuevo soberano es el palacio de Buckingham, por tratarse de un edifico que simboliza la monarquía británica y en el que se celebran los grandes fastos de la corona, ya sean bodas regias, jubileos o el anual Trooping the Colour.

El palacio, a pesar de las apariencias, es un caserón avejentado. Actualmente está siendo sometido a grandes obras de modernización, a cargo de los contribuyentes, por un valor del equivalente a 420 millones de euros, que no concluirán hasta el año 2027. Carlos podrá utilizar salones y despachos, como ya ha comenzado a hacer, para celebrar audiencias y recibir a mandatarios internacionales, pero de momento es improbable que abandone su actual residencia privada.

"El hombre del hacha"

En torno a 100 empleados de Clarence House han recibido el preaviso de que pueden perder el empleo. El mensaje les llegó cuando se celebraba un oficio religioso en honor a la reina en la catedral de Saint Giles en Edimburgo. Lo envió Edward Young, conocido en los pasillos de palacio como "el hombre del hacha", por ser el encargado de dar este tipo de noticias. Young se mantendrá en el cargo de secretario privado del rey. Sobre sus hombros recayó el manejar la conflictiva situación con el príncipe Enrique y Meghan, cuando los duques de Sussex decidieron marcharse a Estados Unidos. Las exigencias que planteaban para seguir representando a su manera en actos oficiales a la familia real fue rechazada de un modo tajante y brutal. El futuro comportamiento de la pareja será uno de los capítulos espinosos que pesará sobre el nuevo reinado.

Noticias relacionadas