Las claves de la polémica con el rey Felipe VI y la espada de Simón Bolívar

El presidente de Chile, Gabriel Boric (c), y el rey de España, Felipe VI, participan en la ceremonia de investidura del presidente de Colomiba, Gustavo Petro.

El presidente de Chile, Gabriel Boric (c), y el rey de España, Felipe VI, participan en la ceremonia de investidura del presidente de Colomiba, Gustavo Petro. / EFE/ Carlos Ortega

3
Se lee en minutos

El rey Felipe VI se ha convertido en protagonista de una polémica internacional tras permanecer sentado durante el paso de la espada de Simón Bolívar, la mítica arma de combate que utilizaba el denominado 'Libertador' en la guerra de independencia contra España, durante el acto de toma de posesión del nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro.

En el vídeo difundido se puede ver cómo el monarca español se mantiene sentado y sin aplaudir, a diferencia del resto de autoridades presentes, mientras un grupo de militares de gala porta la espada de Bolívar, un gesto simbólico solicitado por el propio Petro para la toma. Las reacciones no se han hecho esperar y las hay de todo signo, enfrentando a quienes critican el desplante del rey y quienes lo apoyan por razones históricas.

Las claves tras el gesto del rey Felipe VI

Reacciones contrapuestas

Podemos y los grupos independentistas han tildado el gesto de "vergüenza borbónica" e "impresentable". Juan Carlos Monedero se ha unido también a las críticas, afirmando que "los generales valientes, aun cuando son derrotados, rinden homenaje a los que les han vencido en buena lid". Una postura compartida por muchas personas de Colombia y otros países latinos, que han vito en la respuesta de Felipe VI una falta de respeto a sus símbolos.

Por el contrario, representantes de Ciudadanos se han mostrado "orgullosos" del rey "por no plegarse a caprichos indigenistas"; mientras que el diputado de Vox por Madrid y portavoz de Sanidad, Juan Luis Steegmann, ha señalado que la espada "estaría todavía manchada de sangre de españoles".

Dos posicionamientos opuestos que representan bien la dicotomía ideológica entre derecha e izquierda sobre el pasado colonial español y el proceso de independencia de América. El ministro de Cultura, Miquel Iceta, ha tratado de restarle importancia al asunto, asegurando ve "disparatado" pedir disculpas por el gesto del Rey y calificándolo como una "polémica veraniega".

'El Libertador' de la América colonial

Simón Bolívar (1783- 1830) es una figura histórica de enorme trascendencia para América Latina. Se trata de un político y militar venezolano que lideró la independencia de España de las colonias americanas de Venezuela, Colombia, Ecuador, Panamá y Bolivia, lo que le valió el apodo de 'El Libertador'. Asimismo, fue uno de los fundadores de la Gran Colombia y de Bolivia, un proceso en el que ejerció de legislador y constitucionalista.

De esta forma, Bolívar representa uno de los principales símbolos de la emancipación americana y de la oposición al dominio de la Corona española. Por el contrario, al otro lado del charco, para algunos su figura es un recuerdo de la decadencia de la España imperial.

La espada de Bolívar, un símbolo robado por la guerrilla

Más allá de la figura histórica de Bolívar, su espada representa en sí misma un símbolo de gran relevancia para algunos colombianos, entre los que se cuentan el nuevo presidente, Gustavo Petro. Y es que esta reliquia histórica fue la que robó la guerrilla M-19, a la que perteneció el propio Petro, como primer acto de insurgencia. Cuando el grupo llegó a un acuerdo de paz con el gobierno de Virgilio Barco, la espada fue devuelta y trasladada a la Quinta de Bolívar.

Tras la victoria en las urnas de Petro, el expresidente Iván Duque se reunió con él y le mostró la espada. En ese momento, el nuevo presidente manifestó su intención de que la espada fuera utilizada como elemento simbólico durante los actos de posesión.

Noticias relacionadas