ENTREVISTA

Carlo Cottarelli, el economista que pudo dirigir Italia: “La clave es si el centro-izquierda es capaz de ir unido a las elecciones”

  • Recibió el encargo de formar Gobierno en 2018, pero no tuvo éxito. Ahora dirige el Observatorio de Cuentas Públicas de Italia de la Universidad Católica, e influye políticamente a través de su popular cuenta de Twitter

  • Exdirectivo del FMI, subraya, en una entrevista con EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, que el centro-derecha irá en una coalición que propondrá un tipo impositivo único y aumentar las pensiones

Carlo Cottarelli, economista italiano

Carlo Cottarelli, economista italiano / Cecida por Carlo Cottarelli

7
Se lee en minutos

En 2018, Italia vivía otra de sus frecuentes crisis políticas. Los partidos populistas que habían ganado las elecciones, Movimiento 5 Estrellas y Liga, no conseguían acordar un gobierno. El presidente de la República, Sergio Mattarella, decidió llamar a un reputado economista para enderezar la situación. Encargó a Carlo Cottarelli intentar formar un Ejecutivo como primer ministro designado. No lo consiguió, y renunció a su cometido tres días después. 

Cuatro años más tarde, Cottarelli (Cremona, Italia, 1954) atiende a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA por videoconferencia desde Washington mientras Italia está sumergida en otro período de turbulencias políticas. El 25 de septiembre se celebran nuevas elecciones tras la dimisión del primer ministro Mario Draghi. Lideran las encuestas, empatados, el partido ultraderechista Hermanos de Italia de Giorgia Meloni (que formaría gobierno con la Liga de Matteo Salvini y Forza Italia de Silvio Berlusconi) y el socialdemócrata Partido Democrático de Enrico Letta. Cottarelli, exdirectivo del FMI que fue apodado “Míster Tijeras”, actualmente dirige el Observatorio de Cuentas Públicas de Italia de la Universidad Católica e influye en el panorama político de su país a través de su cuenta de Twitter, con más de 300.000 seguidores.

Pregunta: ¿Cuál cree que es el escenario más probable en las próximas elecciones? Respuesta: Todo depende de si el centro-izquierda será capaz de presentar un frente relativamente unido como el centro-derecha. Lo que es seguro es que los tres principales partidos del centro-derecha van a ir unidos. En el otro bando es diferente, hay mucha menos unidad, y de eso depende todo. Si no hay unidad en el centro-izquierda, entonces es obvio que el centro-derecha ganará.

P: La coalición de centro-derecha, ¿está ya formada o tiene que formarse? R: Está prácticamente formada. Tienen el mismo programa que en 2018, así que es muy probable que se mantengan unidos. Por el sistema electoral, si el centro-izquierda no está unido, no solo ganará el centro-derecha, sino que lo hará con una gran mayoría en el Parlamento. 

P: Por aclarar, esa coalición de centro-derecha está formada por los partidos Hermanos de Italia de Meloni, la Liga de Salvini y Forza Italia de Berlusconi… R: Sí. 

P: ¿Qué ofrece esa coalición a los votantes italianos para ser primeros en las encuestas? R: Aún no se sabe. Estará en su programa. Lo que ya se sabe, porque lo ha dicho Salvini, es que quieren introducir un tipo impositivo único. Berlusconi ha adelantado la promesa de aumentar las pensiones. Pero aún no existe un programa electoral. Tienen que presentarlo antes del 10 de agosto. 

ROMA (ITALIA), 28/05/2018.- Carlo Cottarelli (derecha en la foto), nombrado primer ministro designado por el presidente de Italia, Sergio Mattarella, que le ha encargado formar Gobierno. La reunión se ha producido en el Palacio Quirinal.


/ EFE/ Alessandro Di Meo

P: ¿Cuál cree que es su postura hacia Europa? ¿Son antieuropeos? R: No creo que nadie sea antieuropeo. La línea que adopta Berlusconi es proeuropea. Liga y Hermanos de Italia lo que dicen es que están por Europa pero que solo ellos serán capaces de defender los intereses de Italia, que lo harán mejor que en el pasado. 

P: Eso se traducirá o puede traducirse en más vetos en la UE... R: Probablemente. Probablemente las discusiones serán más complicadas que con Draghi.

P: En cuanto al euro, ¿hay algún resultado electoral que haga peligrar al euro? R: No creo que los mercados financieros vayan a reaccionar inmediatamente a ningún resultado electoral, sea cual sea. Incluso cuando en 2018 se produjo un resultado sin duda preocupante desde una perspectiva política [los populistas y nacionalistas del Movimiento Cinco Estrellas y Liga como partidos vencedores], no hubo reacción negativa. Puede llegar si los ganadores, sean quienes sean, proponen cosas que sean difíciles de aceptar por la UE. Ocurrió en 2018, cuando la Liga y el Movimiento Cinco Estrellas presentaron un plan conjunto que estaba repleto de esas cosas difíciles de digerir en Bruselas. 

P: Italia tiene, como el resto de Europa, una inflación muy elevada. ¿Hay algún partido que proponga recetas específicas para luchar contra la inflación? R: Lo que los partidos políticos pueden hacer, y lo que el Gobierno ha hecho hasta ahora, es tratar de reducir el impacto de la inflación en los hogares y las empresas. Roma no puede reducir la inflación por sí sola. La inflación es un problema global y es responsabilidad conjunta de los bancos centrales mundiales tratar de reducirla.

P: Mario Draghi estaba muy interesado en llegar a un acuerdo de gas con Argelia. En medio de la crisis de Gobierno fue a Argel para una cumbre bilateral. ¿Se va a convertir Italia en un hub de gas para Europa? R: Se ha alcanzado el acuerdo y Argelia se convertirá en el principal proveedor de gas a Italia. Esto ayudará a reducir nuestras importaciones de gas de Rusia y, finalmente, eliminarlas a principios de 2024. 

P: La dependencia de la economía italiana del gas ruso es vista por algunos analistas como motivo de ciertas posturas prorrusas. ¿Cree que eso puede cambiar tras las elecciones? R: Creo que la postura del Gobierno italiano ha sido similar a la posición del resto de la UE. Hay voces en Italia que están a favor de Putin. Pero no creo que sea por la dependencia de Italia del gas ruso, sino por pura ideología: no les gusta la OTAN, ni Estados Unidos y ni su “hegemonía”. Pero no es una posición del Gobierno italiano, ni de la mayoría ni de los italianos, ni de la mayoría de los políticos. En el ala derecha, el partido de Hermanos de Italia de Meloni ha estado firmemente a favor de proporcionar armas a Ucrania. La Liga un poco menos, eso es verdad. 

P: Además de la inflación, ¿cuál es el principal problema económico de Italia que va a tener que abordar el próximo Gobierno? R: El de sacar adelante los programas de reforma que comenzaron con el Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia (PNRR). Esto durará varios años. El otro problema grande es el del gasto en pensiones, porque el sistema actual vence a finales de este año. Si no hacen nada, se volverá a la reforma de 2011-2012, lo que implicaría un aumento brusco e inmediato de la edad de jubilación. 

P: Así que las pensiones serán uno de los temas principales de la campaña electoral. R: Sí. 

P: En relación al paquete de ayudas europeo, ¿tiene Italia que superar algún problema específico, con el déficit u otras mejoras, para obtener el dinero de la UE? R: No. Hay 55 condiciones que hay que cumplir para la segunda mitad de este año para poder recibir alrededor de 20.000 millones de ese paquete. Pero ninguna de esas condiciones es de naturaleza macroeconómica. Nada sobre el déficit o la deuda. Hay reformas que sacar adelante, como la de la Ley de Competencia. Hay una serie de medidas que se tuvieron que tomar con respecto a la inversión pública, y otras relacionadas con el sistema tributario y la lucha contra la evasión fiscal.

P: Si el centro-izquierda forma una coalición, ¿en qué se diferenciará, desde el punto de vista económico, respecto a la derecha? R: El centro-derecha siempre ha sido menos entusiasta respecto a los temas de competencia, no parecen importarles mucho. El diálogo con Europa se volverá más difícil. Además, como hemos hablado, pretenden reformar el sistema tributario y poner un tipo único. 

P: ¿Y el centro-izquierda? R: Todavía no lo sabemos, porque están lejos de tener una coalición.

P: ¿Y el partido principal, el Partido Democrático? R: El Partido Democrático aún no ha presentado su programa. Al contrario que el centro-derecha, Enrico Letta no ha dicho nada de lo que pretende. De momento la clave es formar una alianza. 

P: Pero será una agenda socialdemócrata… R: Sí, por algo se llaman Partido Democrático. Lo que han hecho, por ejemplo, es reducir los impuestos al trabajo. 

P: ¿Cómo cree que lidia la economía italiana con el hecho de tener tantos gobiernos, uno nuevo de media cada dos años? ¿Se ha acostumbrado? R: No, no. Siempre ha sido un problema. Es algo que impide las reformas. La reforma en el sistema italiano se ha vuelto aún más urgente desde que nos unimos al euro. Antes, si había un problema, siempre se podía depreciar el tipo de cambio y respirar. Ahora ya no se puede, hay que hacer reformas, y eso es difícil por la corta duración de los gobiernos italianos.

Noticias relacionadas