EUROPA

Un tiroteo en un pub LGBTI en Noruega se salda con dos muertos y 21 heridos

  • La Policía de Oslo investiga el sucesos como posible ataque terrorista

  • Hay al menos diez heridos, tres de ellos graves, tras los altercados, sucedidos en tres locales situados en la misma calle

3
Se lee en minutos

La Policía de Oslo ha confirmado al menos dos fallecidos y 21 heridos, diez de ellos de gravedad, aunque su vida no corre peligro, en el ataque terrorista perpetrado esta madrugada por un hombre armado contra un pub LGBTI de la capital, Oslo.

Poco después del incidente, la Policía detuvo a un hombre de 42 años, ciudadano noruego originario de Irán, conocido por las autoridades, que ya ha sido acusado de asesinato, intento de asesinato y ataque terrorista.

El individuo procede de la parte kurda de Irán y vino con su familia a Noruega como refugiado cuando era niño. Tiene la nacionalidad noruega y reside en Oslo. Previamente había sido condenado por delitos menores, entre ellos 120 días de cárcel por drogas, en 2016.

Tres años después, sin embargo, el hombre fue arrestado por intento de asesinato, posesión ilegal de un arma de fuego y posesión ilegal de un cuchillo en un lugar público. Nunca fue condenado por estas acusaciones.

Siete pacientes fueron ingresados en Ulleval, mientras que otra víctima ha sido trasladada al Hospital Universitario Akershus (Ahus), al noroeste de Oslo, a veinte kilómetros de la capital. Además, otras once personas han sido llevadas a otros centros sanitarios de emergencia.

El bar de copas, llamado London Pub, es una de las tres escenas del crimen. Los heridos se reparten por un restaurante de comida rápida y el club de jazz Herr Nilsen, todos en la calle Rosenkrantz, en el centro de Oslo, según ha confirmado Barstad a TV2.

"Comunidad de confianza"

El rey Harald de Noruega ha abanderado las condolencias a los allegados de las víctimas del ataque. "Mi familia y yo estamos horrorizados por la tragedia. Nos solidarizamos con todos los familiares y afectados y enviamos cálidos pensamientos a todos los que ahora están asustados, inquietos y afligidos", ha lamentado en un mensaje recogido por VG.

"Debemos unirnos para defender nuestros valores: Libertad, diversidad y respeto mutuo. Debemos seguir dando la cara para que todas las personas se sientan seguras", ha añadido.

La ministra de Justicia y Seguridad Pública de Noruega, Emilie Enger Mehl, ha trasladado sus condolencias a los fallecidos y heridos, así como a todos los afectados, según ha declarado a la corporación de radiodifusión pública de Noruega NRK.

"Noruega es una comunidad de confianza donde todos deberían sentirse seguros afuera un sábado por la noche", ha remachado la política, antes de confirmar que la Policía ha arrestado a un presunto agresor y que se está trabajando para aclarar las circunstancias del hecho.

El festival Oslo Pride ha comunicado a NRK las condolencias hacia los familiares y heridos, además de informar del establecimiento de un equipo de crisis y diálogo "continuo con la policía y otros organismos".

Al final, la marcha ha sido cancelada "tras recibir el claro consejo de la Policía", según han indicado los organizadores en un comunicado recogido por 'Dagbladet'. "Oslo Pride les pide a todos los que han planeado participar o ver el desfile que no asistan. Todos los eventos relacionados con Oslo Pride están cancelados", han hecho saber.

"Pronto estaremos orgullosos y visibles nuevamente, pero hoy celebraremos y compartiremos las celebraciones del Orgullo desde casa", han añadido Inger Kristin Haugsevje, responsable de Oslo Pride e Inge Alexander Gjestvang, líder de FRI, la Asociación para la Diversidad de Género y Sexualidad.

Local de referencia de la comunidad

El pub London, en cuyo interior y exteriores el atacante abrió fuego, es un de los locales de referencia de la comunidad homosexual en Oslo.

En tanto, la ministra de Cultura e Igualdad, Anette Trettebergstuen, calificó la agresión de "ataque cruel a personas inocentes, independientemente del motivo", al tiempo que expresó su más profunda solidaridad a las víctimas y a sus familiares.

El presidente del Parlamento noruego, Masud Gharahkhani, lamentó que "algo que tan brutal y horrible pueda ocurrir" y señaló que la gente estaba saliendo de noche "para celebrar la diversidad y el amor".

Poco después de los hechos, la televisión noruega NRK había informado que el detenido aún no había explicado el motivo de sus disparos y que por el momento la policía no había calificado el tiroteo como un incidente terrorista.

Testigos declararon a la televisión noruega que el tiroteo desató el pánico en la gente dentro de la discoteca y que todo fue muy caótico. 

Noticias relacionadas