DERECHOS DE LAS MUJERES

"Devastador", "paso atrás", "bofetada"... Las reacciones tras la decisión del derecho al aborto en EEUU

La sentencia, que ha anulado la protección del derecho al aborto vigente en este país desde 1973, ha provocado infinidad de manifestaciones tanto a favor como en contra de la medida

Centenares de personas se manifiestan ante el Supremo de Estados Unidos.

Centenares de personas se manifiestan ante el Supremo de Estados Unidos. / REUTERS

12
Se lee en minutos
EPE

La sentencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos de este viernes ha hecho tambalear los cimientos de la política del país.  El Alto Tribunal ha anulado la protección del derecho al aborto vigente en este país desde 1973, en una decisión histórica que permitirá a cada estado decidir si mantiene o prohíbe este derecho reproductivo.

La sentencia, tal y como se esperaba, ha supuesto un terremoto de opiniones al más alto nivel, con manifestaciones masivas tanto a favor como en contra y declaraciones de dirigentes y figuras relevantes de la sociedad estadounidense y mundial.

Sánchez: "Las conquistas sociales están en riesgo de retroceder"

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha advertido que las conquistas sociales "siempre están en riesgo de retroceder"

En un mensaje en Twitter, recogido por Europa Press, Sánchez se ha hecho eco de la noticia y ha avisado de que no se puede dar por sentado ningún derecho y que la defensa de las conquistas sociales debe ser la tarea del día a día.

"Las mujeres deben poder decidir libremente sobre sus vidas", ha manifestado el también secretario general del PSOE.

A este respecto también se ha pronunciado la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, que ha publicado varios mensajes del expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, contrario a esta decisión y relega la decisión más personal que puede tomar una persona al capricho de políticos e ideólogos.

En la misma línea, el 'número tres' del PSOE, Santos Cerdán, ha señalado a través de redes sociales que no se deben dar nunca por seguras las conquistas sociales y ha llamado a estar "vigilantes" y proteger "todo lo alcanzado".

El feminismo lamenta el retroceso

Las organizaciones españolas de mujeres y en defensa de los Derechos Humanos como Amnistía internacional han lamentado el retroceso para los derechos de la mujer que supone la sentencia.

"La decisión de la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos es lamentable e indignante. Reiteramos nuestra solidaridad, apoyo y compromiso con la lucha por la libertad reproductiva de todas las mujeres y personas gestantes, esta causa es mundial", asegura en su cuenta de Twitter la organización Causa Justa por el Aborto.

Tras la decisión que permitirá a cada estado decidir si mantiene o prohíbe este derecho, Amnistía Internacional ha asegurado: "Está claro: EEUU está retrocediendo en lo que respecta al derecho a la atención del aborto".

También la red de juristas feministas se ha expresado en esa lineal en Twitter: "Los derechos de las mujeres serán siempre los primeros en ponerse en duda".

Por su parte, la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez, ha denunciado que "una vez más los jueces se colocan del lado de la reacción y en contra de las mujeres". "Las feministas americanas han sido siempre un referente en la lucha por los derechos de las mujeres. Lo volverán a ser y ahí estaremos empujando también desde España para que así sea", ha asegurado.

También la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, se ha manifestado también en redes sociales: "Un paso atrás en contra del sentido común, de nuestra libertad, de nosotras mismas. Las mujeres no lo vamos a permitir. Hoy más que nunca vamos a luchar y defender nuestros derechos sexuales y reproductivos", ha dicho.

Además, la exvicepresidenta socialista Carmen Calvo ha asegurado que "las cosas se ponen muy difíciles para nuestras libertades y para avanzar en nuestra autonomía de vida" y por eso ha pedido ejercer más cada día el "poder como mujeres". "Se trata de nuestros derechos", ha reivindicado. 

Irene Montero: "Es un día muy triste para todo el mundo"

Por su parte, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha lamentado la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos: "Es un día muy triste para las mujeres en todo el mundo", ha dicho.

Para la ministra, la decisión judicial del Supremo de EEUU "no conseguirá que haya menos abortos, pero hará que estos dejen de ser seguros, que se realicen en clandestinidad y que muchas mujeres pongan sus vidas en riesgo para interrumpir voluntariamente sus embarazos".

A su juicio, el fallo, que permitirá a cada estado decidir si mantiene o prohíbe este derecho reproductivo "pone en riesgo los derechos reproductivos y la salud sexual de millones de mujeres", pero se ha mostrado convencida de que el movimiento feminista americano "se movilizará".

La próxima semana Montero se reunirá en la Casa Blanca con la directora ejecutiva del Consejo de Políticas de Género, Jennifer Klein, y con la asistente especial de presidente de EEUU sobre Justicia Penal, Chiraag Bains, quien ha trabajado específicamente todo lo relativo a antirracismo del Ejecutivo de Joe Biden, explican las fuentes.

Biden: "Es un día triste"

Del msimo modo que Irene Montero se ha expresado el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que afirmó que hoy "es un día triste" para el Tribunal Supremo y el país. Además, aseguró que su Gobierno defenderá el derecho al aborto y animó a los estadounidenses a acudir a votar en los comicios de noviembre para garantizar una mayoría en el Congreso para sacar adelante leyes que lo amparen. "Déjenme que sea muy claro y no ambiguo. La única manera en que podemos asegurar el derecho de una mujer a elegir es que el Congreso restaure las protecciones de 'Roe contra Wade' como una ley federal. Ninguna acción ejecutiva del presidente puede hacer eso", dijo Biden en un discurso desde la Casa Blanca.

Para Obama el fallo es "devastador"

Por su parte, el expresidente estadounidense Barack Obama dijo este viernes que el fallo es "devastador", una idea replicada por su círculo más cercano.

"La Corte Suprema no sólo revirtió casi 50 años de precedentes, sino que relegó la decisión más intensamente personal que alguien puede tomar a los caprichos de políticos e ideólogos, atacando las libertades esenciales de millones de estadounidenses", indicó Obama en su cuenta de Twitter.

El fallo dice que la Constitución de EE.UU. "no otorga" el derecho al aborto vigente desde 1973 y devuelve la autoridad para poder legislar sobre este servicio reproductivo al "pueblo" y sus "representantes electos", lo que permitirá a cada estado decidir si lo mantiene o lo prohíbe.

"Durante más de un mes, sabíamos que llegaría este día, pero eso no lo hace menos devastador", indicó además Obama, quien hizo alusión a sus reacciones del pasado mayo sobre el asunto, cuando se filtró el borrador del Supremo que indicaba su inminente decisión.

Michelle Obama, con el corazón "roto"

Por su parte, la exprimera dama y abogada Michelle Obama dijo en una nota tener el corazón "roto" por la gente que perdió el "derecho fundamental" a tomar una decisión informada acerca de sus cuerpos y que estará destinada a retornar a la época previa a que existiera la decisión de "Roe versus Wade".

"Un tiempo en que el Gobierno le negó a la mujer el control de sus funciones reproductivas, forzándolas a continuar con un embarazo que no deseaban y abandonando al bebé cuando nacía", recordó Obama, lamentando que EE.UU. está "nuevamente" en esa situación.

La exsecretaria de Estado en la Administración Obama, Hillary Clinton, se unió a esas voces con contundencia: "La opinión de la Corte Suprema de hoy vivirá en la infamia como un paso atrás para los derechos de las mujeres y los derechos humanos", sostuvo.

"La mayoría de los estadounidenses cree que la decisión de tener un hijo es una de las decisiones más sagradas que existen, y que tales decisiones deben permanecer entre los pacientes y sus médicos", agregó la también exsenadora en su cuenta de Twitter. 

Pelosi lo califica de "bofetada" para las mujeres

También se ha mostrado contraria a la sentencia la líder de la mayoría demócrata en la Cámara Baja de EE.UU., Nancy Pelosi, calificó de "insulto" y de "bofetada" para las mujeres el fallo del Tribunal Supremo.

"Esta decisión cruel es escandalosa y descorazonadora", dijo Pelosi visiblemente afectada en una rueda de prensa en el Capitolio.

La veterana política recordó que algunos de los jueces del Supremo conservadores afirmaron en sus audiencias de nominación ante el Senado que respetaban "la autoridad" y el precedente ante esa corte que sentó el fallo de 1973 "Roe contra Wade", que protegía el derecho al aborto en el país y que ha sido revocado este viernes.

"¿No estaban diciendo la verdad, entonces?", se pregunto Pelosi, sin nombrar a esos jueces.

Macron pide proteger el aborto

Desde Europa, el presidente francés, Emmanuel Macron, mostró este viernes su solidaridad con las mujeres estadounidenses tras la derogación de un derecho "fundamental para todas las mujeres" que hay que "proteger".

"El aborto es un derecho fundamental para todas las mujeres. Hay que protegerlo. Manifiesto mi solidaridad con las mujeres cuyas libertades son cuestionadas hoy por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos de América", escribió en Twitter el dirigente francés.

Otros políticos franceses, como el líder de la extrema izquierda Jean-Luc Mélenchon, también reaccionaron en redes sociales alertando sobre el riesgo de "contagio" de EEUU a Francia.

"Gran desgracia. El país de Trump legaliza el porte de armas en la calle y permite la prohibición del aborto. Alerta: conocemos los canales de contagio de Estados Unidos a Francia", escribió Mélenchon.

Bachelet: "Un paso atrás de 50 años"

La decisión del Tribunal Supremo "supone un gran paso atrás después de cinco décadas de protección de la salud sexual y reproductiva", afirmó este viernes la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet.

La medida tomada por el tribunal, de mayoría conservadora, "es un enorme golpe para los derechos humanos de las mujeres y para la igualdad de género", afirmó Bachelet, quien entre 2010 y 2013 fue directora ejecutiva de la agencia ONU-Mujeres.

"El acceso a un aborto seguro, legal y efectivo está firmemente enraizado en la ley internacional de derechos humanos, y es crucial para la autonomía de mujeres y niñas, para poder tomar decisiones sobre sus propios cuerpos libres de discriminación, violencia y coerción", añadió la expresidenta chilena.

Trump: "Es decisión de Dios"

Por otro lado, el expresidente de Estados Unidos Donald Trump celebró quela sentencia y, al ser preguntado sobre su responsabilidad en esta decisión al nombrar tres jueces conservadores para esta Corte, sentenció: "Es decisión de Dios".

En declaraciones a la cadena Fox, Trump se mostró convencido de que la decisión tomada hoy por el Supremo "al final funcionará para todo el mundo".

Además, señaló que es un fallo que cumple con la Constitución, "y devuelve sus derechos a quienes debían tenerlos desde hace mucho tiempo".

"Esto devuelve a los estados" la decisión sobre el aborto, que es "donde siempre debía estar", insistió Trump

Y al ser preguntado si siente que ha tenido un papel esencial en la anulación de "Roe contra Wade" se limitó a decir: "Dios ha tomado la decisión".

El Vaticano dice que el fallo interpela a todo el mundo

La Pontificia Academia para la Vida afirmó que la decisión del Tribunal Supremo es una cuestión que "interpela al mundo entero" y que es necesario reabrir un debate sobre la protección de la vida en una sociedad.

"El dictamen del Tribunal muestra cómo la cuestión del aborto sigue suscitando un acalorado debate. El hecho de que un gran país con una larga tradición democrática haya cambiado su posición sobre esta cuestión también interpela al mundo entero", afirmó la Pontificia Academia en una nota.

"La protección y defensa de la vida humana no es una cuestión que pueda quedar confinada al ejercicio de los derechos individuales, sino que es un asunto de amplio calado social", añadió.

Tras esta sentencia, el mundo debe "reabrir un debate no ideológico sobre el lugar que ocupa la protección de la vida en una sociedad civil" para preguntarse "qué tipo de convivencia y sociedad" se quiere construir.

"Esto significa también asegurar una educación sexual adecuada, garantizar una asistencia sanitaria accesible a todos y preparar medidas legislativas para proteger la familia y la maternidad, superando las desigualdades existentes", indicó.

Los obispos españoles celebran la decisión: "Un aliento para seguir luchando"

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, ha celebrado la decisión del Tribunal Supremo de revocar el derecho constitucional al aborto, que considera "un aliento para seguir luchando".

"La cultura dominante hace del DERECHO a DECIDIR la clave de la felicidad y de la MUERTE la solución a los problemas que nos la dificultan. La sentencia del Supremo USA que niega el derecho constitucional al aborto es un paso en la buena dirección y un aliento para seguir luchado", ha asegurado en su cuenta de Twitter.

Noticias relacionadas