GUERRA EN UCRANIA

Rusia amenaza a Lituania con represalias por bloquear Kaliningrado

Las sanciones a Moscú por el conflicto de Ucrania han paralizado el tránsito comercial hacia la región rusa

Un policía en la ciudad portuaria de Baltiysken, en Kaliningrado.

Un policía en la ciudad portuaria de Baltiysken, en Kaliningrado. / Reuters

2
Se lee en minutos

Nuevo episodio de tensión entre Rusia y la Unión Europea, esta vez a cuenta de la provincia rusa de Kaliningrado. El territorio perteneciente a Rusia, pero ubicado entre Lituania y Polonia -ambos miembros de la UE y de la OTAN- ha sufrido un bloqueo comercial en virtud de las sanciones impuestas a Moscú por la invasión de Ucrania, de tal manera que los productos no llegan al no poder atravesar territorio lituano. La indignación rusa ha sido contundente, hasta el punto de amenazar a al país báltico con "serias consecuencias".

Kaliningrado es un enclave ruso que está separado del resto del país y que tiene frontera con dos países de la UE y de la OTAN. Ciudad prusiana conocido como Königsberg, la Unión Soviética la conquistó en 1945, cuando derrotó a la Alemania nazi. Kaliningrado fue una de las principales bases navales soviéticas del Mar Báltico, junto con Riga y la isla de Kronstadt. Tras la disolución de la Unión Soviética y la independencia de Lituania en 1991, el territorio quedó bajo soberanía rusa y separado del resto de Rusia.

Como consecuencia de las sanciones a Rusia, Lituania está aplicando restricciones al tránsito de determinados productos hacia el territorio ruso. Concretamente, el gobernador de Kaliningrado, Anton Alijánov, ha estimado que entre el 40% y el 50% de las importaciones del enclave podrían estar sujetas a restricciones, desde el carbón hasta los metales, pasando por los materiales de construcción y los bienes tecnológicos. El tránsito de pasajeros y de mercancías no sujetas a las sanciones de la UE no está afectado.

"Serias consecuencias negativas"

El portavoz del Kremlin, Dmitiri Peskov, calificó el lunes de "ilegal" la decisión de Lituania porque, según Moscú, viola tanto el Acuerdo de Colaboración y Cooperación de 1994 como la Declaración Conjunta de 2002 sobre el tránsito entre Kaliningrado y el resto del territorio de la Federación rusa. Moscú ha denunciado la implementación de "restricciones hostiles" y ha considerado que la decisión de Lituania, no tiene precedentes.

"Rusia, por supuesto, reaccionará a esos actos hostiles. Se están elaborando a nivel interministerial medidas apropiadas y se adoptarán en breve", ha afirmado Nikolai Patrushev, secretario del Consejo de Seguridad ruso, durante una visita a Kaliningrado. "Tendrán serias consecuencias negativas para la población de Lituania", agregó. En paralelo, Rusia ha llamado el martes a consultas al embajador de la UE en Moscú, Markus Ederer, para luego exigir que el tránsito de mercancías, suspendido desde el sábado, se restablezca "inmediatamente".

El portavoz del Consejo de Seguridad ruso, Evgueni Anoshin, Pátrushev ya ha debatido con las autoridades de Kaliningrado los "problemas de accesibilidad de transporte" a esta región.

Además, ha abordado las medidas para "garantizar el funcionamiento ininterrumpido del sistema energético de Kaliningrado, y los problemas relacionados con el mantenimiento de la línea de fibra óptica submarina que enlaza esta región" con otras zonas del país, así como garantizar los servicios de telefonía móvil y acceso a la radio rusa.

La Comisión Europea (CE) ha defendido la decisión de Lituania de bloquear parcialmente el transporte de mercancías rusas que cruzan su territorio. "Lituania básicamente está haciendo lo que se supone que debe hacer bajo el régimen de sanciones", ha asegurado el portavoz jefe de el Ejecutivo comunitario, Eric Mamer. "Hay que tener en cuenta que las sanciones incluyen el tránsito de los bienes a través de los países de la UE", añadió Daniel Ferrie, otro portavoz de la Comisión. Una postura apuntalada por el ministro de Exteriores lituano, Gabrielius Landsbergis, al argumentar que "no es una decisión de Lituania, sino simplemente la puesta en práctica de lo acordado por la UE".

Noticias relacionadas