GUEARRA EN UCRANIA

La OTAN invita a Zelenski a la cumbre de líderes de Madrid

El secretario general Jens Stoltenberg confirma que está invitado a participar en persona pero si la situación de seguridad no lo permite lo hará por videoconferencia

El presidente ucraniano Volodímir Zelenski.

El presidente ucraniano Volodímir Zelenski.

4
Se lee en minutos

La presencia física del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en la cumbre de jefes de estado y de gobierno de la OTAN, que tendrá lugar el 29 y 30 de junio en Madrid, no está cerrada. Todo dependerá de la evolución de la guerra en Ucrania y la decisión se tomará previsiblemente en las veinticuatro horas previas al encuentro en función de la situación de seguridad, pero el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, ha confirmado este miércoles que el dirigente ucraniano está invitado a intervenir en la cita que refrendará el paquete integral de asistencia a largo plazo para Ucrania y aprobará el llamado Concepto estratégico, el documento que actualiza estrategia de seguridad y que marcará el camino a los países aliados durante la próxima década.

El presidente Zelenski ha sido invitado a dirigirse a todos los líderes cuando nos reunamos a finales de mes. Será bienvenido si acude en persona pero si no es posible podrá intervenir por videoconferencia. Esperamos con gran interés y los líderes están muy comprometidos a apoyar a Ucrania, a expresar su solidaridad y a demostrar esa solidaridad no sólo con palabras sino también con hechos”, ha explicado Stoltenberg durante una rueda de prensa para explicar el contenido de la reunión ministerial de defensa que tiene lugar hasta este jueves en el cuartel general de Bruselas. De acudir Zelenski a Madrid sería la primera vez desde que empezó la invasión rusa, el 24 de febrero, en que el presidente ucraniano sale del país. “Mediáticamente sería muy importante en términos de comunicación estratégica pero vamos a ver como evoluciona la guerra. Si viene lo decidirá él y veinticuatro horas antes”, explican fuentes aliadas.

La intención de los 30 países aliados es aprobar en Madrid un paquete integral de asistencia que permita a Kiev transitar con rapidez de un sistema militar de la era soviética a equipos más modernos, como los que utilizan los países aliados, lo que permitirá además mejorar la interoperabilidad. Para hablar de las “necesidades urgentes” de Ucrania, a la reunión ministerial de esta semana ha acudido su ministro de defensa, Oleksii Reznikov. “Vamos a ver cómo podemos mejorar la forma en la que apoyamos pero el punto de partida es que los aliados han dado niveles sin precedentes de apoyo en los últimos meses”, ha recordado Stoltenberg ante quienes critican que Kiev solo ha recibido un 10% del armamento prometido.

“Los líderes de la OTAN se dan cuenta de la urgencia” pero “a veces los esfuerzos llevan tiempo”, se ha defendido aludiendo a que ahora están entregando “más sistemas de defensa aérea de largo alcance y más avanzados, más artillería avanzada, más armas pesadas, y más armas modernas estándar de la OTAN (…) Se necesitará algún tiempo para que los ucranianos estén preparados para utilizar y operar estos sistemas”, ha insistido reiterando que los países aliados están comprometidos en cualquier caso a seguir proporcionando el equipo militar que Ucrania necesita, incluidas armas pesadas y sistemas de largo alcance.

Adhesión de Finlandia y Suecia

La cita de Madrid también servirá para dar luz verde al nuevo Concepto estratégico, para reemplaza al vigente desde 2010 con el objetivo de tener en cuenta las nuevas amenazas y la nueva realidad de seguridad “con una visión de 360º”, apuntan fuentes aliadas. Lo que no está todavía claro es si los aliados llegará a la cumbre con una decisión sobre la adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN. Pese a la presión de Washington y los continuos contactos del equipo de Stoltenberg para desbloquear la situación, Turquía sigue vetando el inicio aunque el objetivo de la Alianza es que ambos países puedan participar como invitados en la reunión. 

“Mi objetivo es resolver esto lo antes posible, pero como hay varios países implicados no hay forma de saber exactamente cuándo. Confío en que Suecia y Finlandia acabarán convirtiéndose en miembros de la OTAN porque Turquía también se ha mostrado a favor de la política de puertas abiertas”, ha dicho el noruego. “Es muy pronto para decir si lo conseguiremos para la cumbre. La cumbre nunca ha sido una fecha límite pero trabajo duro para intentar resolver las preocupaciones que Turquía ha planteado. Espero que logremos progresos para la cumbre pero es pronto”, ha añadido.

Según ha reiterado el secretario general aliado, las preocupaciones de Ankara sobre el terrorismo y la lucha contra el PKK, calificada de organización terrorista por la Unión Europea (UE), son “legítimas” y hay señales de Finlandia y Suecia de voluntad de responder a los problemas planteados por el Gobierno de Tayyip Erdogan. A menos de dos semanas de la cita, sin embargo, fuentes aliadas no descartan que el desbloqueo y la firma del inicio del proceso de adhesión, que en circunstancias normales tendría lugar en Bruselas en presencia de los ministros de exteriores de ambos países y los embajadores aliados, se produzca en la misma cumbre de Madrid a la que también asistirán los mandatarios de Georgia, Nueva Zelanda, Japón y Corea del Sur.

Noticias relacionadas