GUERRA EN UCRANIA

Día 79 de la guerra: Ucrania expulsa a las tropas rusas más allá del río que cruza el Donbás

La esperada contraofensiva ucraniana parece dar sus primeros frutos, aunque se desconoce si el repliegue ruso es parte de una estrategia para ahorrar fuerzas y lanzar el ataque final contra los bastiones militares ucranianos en la región de Donetsk

Las tropas rusas han vuelto a intentar sin éxito irrumpir en el interior de la acería de Azovstal.

Las tropas rusas han vuelto a intentar sin éxito irrumpir en el interior de la acería de Azovstal.

3
Se lee en minutos
EFE

Las tropas rusas han vuelto a intentar sin éxito irrumpir en el interior de la acería de Azovstal, en la sureña ciudad de Mariúpol, donde permanece atrincherado un grupo de soldados, el último reducto de la resistencia ucraniana en esa ciudad portuaria.

"Mariúpol. Azovstal. Los ocupantes intentan irrumpir en la acería con fuego de cobertura. [Está sucediendo] prácticamente en vivo. La situación se vuelve más complicada día a día", publicó este viernes Petro Andriushchenko, asesor del alcalde de la ciudad, en su cuenta de Telegram.

Los combatientes del Regimiento de Azov, ala ultranacionalista integrada en el ejército local, sufren junto a otros miembros del ejército ucraniano el asedio de las tropas rusas desde hace más de 75 días, recordó el asesor municipal.

"Hay unos 600 soldados gravemente heridos en los búnkeres de la acería de Azovstal sitiada por el enemigo. Los rusos están constantemente bombardeando la zona con todo tipo de armas, incluidos aviones y artillería naval, intentando asaltarlo repetidamente", agregó.

El asesor municipal, a pesar de que la ciudad está en manos de los rusos y que éstos cuentan con sus propias autoridades, continúa periódicamente publicando información sobre la dramática situación en Mariúpol que no puede ser contrastada por una fuente independiente.

Por su parte, la ministra de Reintegración de los Territorios Ocupados Temporalmente de Ucrania, Iryna Vereshchuk, declaró este viernes que tratan de poner en marcha una operación especial de evacuación de Azovstal, que comenzaría con el rescate de los miembros del ejército gravemente heridos y se llevaría a cabo en varias etapas.

Anteriormente, Ucrania había propuesto a Rusia intercambiar combatientes de Azovstal gravemente heridos por prisioneros rusos de acuerdo con las reglas estándar de intercambio de prisioneros, en un acuerdo que no ha obtenido respuesta por parte rusa.

Según Vereshchuk, sin ese acuerdo actualmente es imposible desbloquear Azovstal por medios militares.

Los defensores de Azovstal no quieren ser hechos prisioneros y los rusos no están de acuerdo con el procedimiento de extracción de los soldados propuesto por Ucrania, explicó.

Siguen los ataques en el este

Por otro lado, Rusia está enviando artillería adicional a su zona fronteriza del sur, en la región de Briansk, limítrofe con el norte de Ucrania, para ampliar los bombardeos en los asentamientos de la región de Chernígov, cercanos a Kiev.

Según el último informe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania publicado este viernes en Facebook, las tropas rusas no han cesado en las últimas horas en sus ataques contra varias regiones del país.

Estas operaciones ofensivas son especialmente virulentas en la Zona Operacional del Este de Ucrania, donde los rusos siguen tratando de controlar de forma total las regiones prorrusas de Donetsk y Lugansk, en el este del país, y Jersón, en el sur y parcialmente ocupada.

Con ello tratan de mantener un corredor terrestre entre estas regiones y la península de Crimea, que Moscú se anexionó en 2014.

Al mismo tiempo, "el enemigo mantiene la tensión en la región de Transnistria de la República de Moldavia y en la República de Bielorrusia", aseguró el Estado Mayor ucraniano.

En lo que respecta a Járkov, fuertemente bombardeada durante los últimos días, los rusos no han realizado operaciones ofensivas en las últimos horas.

Sus principales esfuerzos, según el parte ucraniano, se concentraron en impedir el avance de las tropas ucranianas hacia el asentamiento de Vesele, en esa región vecina de la prorrusa Donestk.

Los rusos continuaron también lanzando ataques aéreos y de artillería contra la ciudad portuaria de Mariúpol, en el mar de Azov.

Esta ofensiva se concentró en tratar de bloquear a las tropas ucranianas cercadas en la planta siderúrgica de Azovstal, lo que les permitiría establecer el control total sobre la ciudad y suprimir la resistencia de los defensores ucranianos.

En la acería de Azovstal aún resiste un grupo de milititares del denominado regimiento de Azov, un ala ultranacionalista incorporada al ejército ucraniano tras la invasión de Rusia, que se inició el pasado 24 de febrero.

Noticias relacionadas