CUMBRE OTAN MADRID

Las misiones de España en la OTAN: desde Bosnia hasta Afganistán

Desde su entrada en 1982, Madrid ha participado en numerosas operaciones en los conflictos internacionales más recientes

Cumbre de la OTAN en Bélgica el 25 de febrero de 2022.

Cumbre de la OTAN en Bélgica el 25 de febrero de 2022. / NATO/dpa

5
Se lee en minutos

La incorporación de España a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ha sido un proceso que se ha consolidado a lo largo de los años, aunque los países miembros siempre favorecieron la incorporación de España. El camino comenzó el 25 de febrero de 1981 tras el discurso de investidura del presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo. El 2 de diciembre de ese mismo año, Madrid comunicaba a la Alianza su intención formal de adherirse al Tratado de Washington y casi de forma automática recibían la invitación del Consejo del Atlántico Norte (CAN) para iniciar el proceso. Sin embargo, no fue hasta el 30 de mayo de 1982 cuando España se convirtió en el miembro número 16 de la OTAN.

Tras las elecciones generales del 28 de octubre de 1982, se produjo un periodo de reflexión sobre la entrada de España en la Alianza, que condujo a la suspensión de las conversaciones sobre la integración militar española en la OTAN. Posteriormente, en el discurso sobre el Estado de la Nación de octubre de 1984, el presidente del Gobierno, Felipe González, presentó el Decálogo de Paz y Seguridad, que estableció las directrices políticas que el pueblo español debería ratificar por referéndum.

Tiempo después, El referéndum del 12 de marzo de 1986 mostró el respaldo de los ciudadanos a esta propuesta con el 52,54 por ciento de los votos a favor. A partir de ese momento, España inició su participación en todos los comités, grupos de trabajo, agencias, presupuestos y planeamiento de la defensa de la OTAN, con excepción de la estructura militar integrada, así lo explica el propio portal del Ministerio de Exteriores. Desde este momento, España ha participado en numerosas operaciones y misiones internacionales de cooperación con los demás países miembros.

Las misiones de España en la OTAN

Bosnia-Herzegovina

Imagen del documental "Álbum de postguerra", en el que el fotógrafo Gervasio Sánchez se reencuentra con víctimas de la guerra de Bosnia

/ Lukimedia

Durante la guerra de Bosnia, España participó por primera vez en las operaciones de la OTAN. Las misiones de Implementación y Estabilización (IFOR y SFOR), en Bosnia-Herzegovina, fueron una fuerza multinacional de la OTAN desplegada en el territorio. Esta, tenía el encargo de cumplir los Acuerdos de Dayton, para poner fin al conflicto. Participaron en esta operación 56 delegaciones, que sumaban hasta 12.000 soldados. La primera intervención se produjo en febrero de 1992, en el momento en el que la alianza emitió una declaración instando a todos los beligerantes en el conflicto a permitir el despliegue de fuerzas de paz de las Naciones Unidas. 

Kosovo

Destrucción causada en la guerra de Kosovo

/ EPE

En el otoño de 1999, la OTAN desplegó en Kosovo la Fuerza Internacional de Seguridad (KFOR), un contingente de 50.000 militares encargado de vigilar el cese de las hostilidades y adiestrar a los componentes de las nuevas fuerzas de seguridad kosovares, multiétnicas, profesionales y voluntarias dedicadas a labores de control del orden público y de protección civil. El número de militares desplegados se fue reduciendo progresivamente conforme mejoraban las condiciones de seguridad. En la actualidad, los efectivos de KFOR no superan la cifra de 5.600, en su mayoría pertenecientes a 23 países de la OTAN, según indica el Ministerio de Defensa.

Libia

Un grupo de niños ondean banderas de Libia.

/ EFE

Tras estos conflictos en la guerra de Yugoslavia. La Armada Española, junto al Ejército del Aire y ciertos países aliados, intervinieron en la protección de la población libanesa frente al régimen del coronel Gadafi. Las operaciones se llevaron a cabo entre el 31 de marzo y el 31 de octubre de 2011, en el Mediterráneo central, frente a las costas de Libia. 1.200 soldados participaron en esta operación. Entre ellos, 900 de ellos de la Armada, 20 buques y 200 aviones del Ejército del Aire, durante los siete meses de operación, explica un díptico de la Armada Española a través de su portal.

Somalia


/ EPE

La Operación ‘Ocean Shield’ es la contribución de la OTAN en la lucha contra la piratería en el golfo de Adén y el Cuerno de África. La OTAN desde 2.008 ha proporcionado protección a buques y ha impedido y desbaratado ataques piratas en la zona desde 2.008, ayudando a aumentar el nivel general de seguridad en la región. La iniciativa también ayuda a fortalecer las fuerzas navales y guardacostas de estados de la región para ayudar en la lucha contra los ataques piratas. España aporta, además del Mando de la Fuerza, una fragata tipo F-100. Actualmente, se encuentra en la zona la 'Cristóbal Colón' que desde marzo relevó a la 'Álvaro de Bazán', con un total aproximado de unos 240 hombres por rotación.

Afganistán


/ Reuters

España ha participado, durante 19 años (2002-2021),  con las fuerzas de la OTAN que han luchado contra la insurgencia y ayudado a la reconstrucción del país. El 12 de mayo de 2021 la bandera española fue arriada en Kabul en un acto de homenaje celebrado por la OTAN a las tropas españolas, que finalizaron así, después de 19 años, su misión en tierras afganas. Un día después, los últimos 24 militares regresaron a España, donde fueron recibidos por el Rey Felipe VI, según retrata el Ministerio de Defensa.

Otras misiones

  • En Turquía se ha contribuido a la protección de su población contra la amenaza de misiles balísticos mediante el despliegue de una batería antiaérea Patriot y más de 140 efectivos.

  • En Letonia, en la Presencia Reforzada Avanzada, con más de 330 efectivos formando parte del batallón liderado por Canadá, aportando medios terrestres de gran capacidad. La participación española ha supuesto, de hecho, el primer despliegue en el exterior de medios mecanizados y acorazados de cadenas -seis carros de combate "Leopardo 2E", dos carros "Leopardo 2ER" de recuperación, catorce vehículos de combate de infantería VCI "Pizarro" y quince transportes oruga acorazados (TOA)-.

  • España ha contribuido durante cuatro meses a la misión de Policía Aérea en el Báltico con un destacamento de 4 aviones en Estonia, donde hemos llegado a contar con cerca de 130 efectivos.

  • En el Mediterráneo en la operación “Sea Guardian”. 

Noticias relacionadas