EUROPA

Macron lanza el debate sobre la reforma de la UE

  • El presidente de Francia se muestra partidario a revisar los tratados durante la clausura de la Conferencia sobre el futuro de Europa

  • La Comisión Europea dice que la toma de decisiones por unanimidad no tiene sentido “si queremos avanzar con rapidez”

El presidente francés, Emmanuel Macron.

El presidente francés, Emmanuel Macron. / Reuters

4
Se lee en minutos

Durante un año 800 ciudadanos y políticos de la Unión Europea (UE) han debatido y discutido sobre el futuro del continente en un ejercicio paneuropeo de democracia participativa que ha llegado este lunes 9 de mayo, Día de Europa, a su punto final con una ceremonia de clausura en el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo. Un acto en el que han hecho entrega a los representantes de las instituciones europeas -Ursula von der Leyen (Comisión Europea), Roberta Metsola (Parlamento Europeo) y Emmanuel Macron (Consejo)- de un informe final que incluye 49 grandes recomendaciones y 300 propuestas específicas para lograr una UE más justa, fuerte, verde, solidaria y flexible, con un procedimiento de decisión más eficaz que elimine incluso la unanimidad en la toma de decisiones con una reforma de los Tratados de la UE. El mensaje más repetido de los participantes: “no podemos perder más tiempo”. 

“La votación por unanimidad supone un reto importante para la toma de decisiones en la UE. El gran número de Estados miembros hace muy difícil llegar a un acuerdo. Si es necesario, los tratados europeos deberían cambiar para abordar la cuestión de la unanimidad”, constata el documento remitido a las instituciones europeas en el que recomiendan una revaluación del sistema de toma de decisiones y particularmente de la unanimidad porque supone un “desafío” para la toma de decisiones en la UE. “Recomendamos que todas las cuestiones que se decidan por unanimidad pasen a decidirse por mayoría cualificada. Las únicas excepciones deberían ser la admisión de nuevos miembros a la UE y los cambios en los principios fundamentales de la UE”, señala el informe. 

"Lo que les entregamos es fruto de meses de trabajo y sacrificio. Les invitamos a leer todas nuestras propuestas y ponerlas todas en prácticas, sin distorsionarlas, sin elegir entre ellas en función de los distintos intereses y agendas políticas. Sin limitarse a aquellas que no contemplan la modificación de los tratados. Las propuestas que presentamos definen una nueva Europa. Una nueva Europa en la que creemos y por la que seguiremos luchamos. Una Europa que necesitamos ahora, no desperdicien esta oportunidad”, les ha urgido la italiana Laura Maria Cinquini, integrante del panel de ciudadanos europeos. “Si nosotros, los ciudadanos, hemos sido capaces de trabajar juntos y alcanzar consensos, ustedes también pueden y deben hacerlo”, ha añadido el abogado canario Jorge Pazos, otro de los ciudadanos que decidió embarcarse en esta “magnífica experiencia”.

Fin de la unanimidad

“Siempre he defendido que la votación por unanimidad ha dejado de tener sentido si queremos avanzar con rapidez”, ha respondido Von der Leyen, quien ha asegurado estar al lado de todos aquellos que quieren reformar la UE para que funcione mejor. “Lo importante es que nos han dicho a dónde quieren que vaya esta Europa y nos corresponde trazar el camino más directo. Podemos hacerlo en los límites que nos permiten los tratados o cambiándolos si fuera necesario”, ha asegurado anunciando que detallará las primeras propuestas para responder a las propuestas de los ciudadanos en el discurso del Estado de la Unión en septiembre.

Al igual que la alemana, Macron se ha mostrado partidario de reformar los tratados para que la UE siga siendo eficaz. “Yo estoy a favor de la reforma institucional y quisiera que se debatiera con audacia desde el Consejo Europeo de junio”, ha defendido cerrando filas con la apertura de una Convención reclamada por Metsola y comprometiéndose a velar porque los cambios no sean “solo de estilo y metodología” sino que haya evoluciones concretas. En una declaración publicada este lunes con motivo de la conferencia, trece Estados miembros, desde los países nórdicos o los bálticos hasta Polonia, Croacia o Bulgaria, ya han dicho que consideran “prematuro” el cambio y que no hay tiempo para discusiones institucionales.

Agresión de Rusia

Muchas referencias durante los discursos al “acto de agresión medieval", como ha calificado Metsola la guerra de Rusia contra Ucrania y a los desfiles militares en Moscú. “Una imagen que nos recuerda que nunca debemos dar por sentado lo que es Europa y lo que significa”, ha recordado Von der Leyen. También mensaje de solidaridad con Ucrania y de realidad. “Incluso si le concedemos el estatus de candidato mañana, todos somos conscientes de que el proceso lleva varios años, puede llevar varias décadas, decirlo es ser sinceros”, ha recordado Emmanuel Macron que ha recordado que “la UE, teniendo en cuenta su nivel de integración, no puede ser a corto plazo el único modo de estructurar el continente europeo”.

Ante esta realidad lanzado la idea de constituir una “comunidad política europea” a la que se puedan incorporar países como Ucrania u otros países de los Balcanes occidentales, que comparten los valores europeos, pero que todavía no han iniciado el proceso de adhesión y que pueden tardar años en integrarse en la UE así como otros que no tengan vocación de incorporarse como el Reino Unido. Aunque ha eludido acotar qué países podrían estructurar este tipo de alianza sí ha acotado a competencias como la cooperación política, la seguridad, la cooperación en materia de energía, el transporte, la inversión en infraestructuras o la circulación de personas.

Noticias relacionadas