Marruecos-España

Argelia llama a consultas con efecto "inmediato" a su embajador en Madrid por la posición sobre el Sáhara

El Ministerio de Exteriores argelino se ha visto "muy sorprendido" por el apoyo de España al proyecto de autonomía de Marruecos para el Sáhara

El ministro Albares dialoga con su homólogo argelino, Ramtane Lamamra, en su visita a Argel en octubre de 2021.

El ministro Albares dialoga con su homólogo argelino, Ramtane Lamamra, en su visita a Argel en octubre de 2021. / EFE

2
Se lee en minutos

Argelia ha decidido llamar "para consultas con efecto inmediato" a su embajador en Madrid tras el "cambio repentino" de posición de España respecto al Sáhara, según ha informado este sábado el Ministerio de Asuntos Exteriores argelino en un comunicado en el que se muestra "muy sorprendido" por el apoyo del Gobierno español al proyecto de autonomía de Marruecos para este territorio.

Antes de la publicación de esta nota, fuentes diplomáticas argelinas han criticado la decisión del Gobierno español, tachando el cambio de postura de "segunda traición histórica" de Madrid al pueblo saharaui. "Es la segunda traición histórica al pueblo saharaui por parte de Madrid después del funesto acuerdo de 1975. Finalmente Marruecos ha obtenido lo que quería de España", apuntan las mismas fuentes al portal argelino TSA en declaraciones recogidas por Europa Press.

"Amigo fiable"

La respuesta de Argelia tiene lugar solo unas horas después de que el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, restase importancia al giro tomado por Moncloa y descartase que esto fuese a crear algún tipo de fricción con Argelia, fuente indispensable de gas para España. "Es un socio estratégico, un amigo fiable. El gasoducto que nos une puede poner aún más en valor nuestra asociación", aseguró este viernes el máximo responsable de la diplomacia española.

Tras décadas de disputa, España anunció este viernes un giro histórico en su posición sobre el Sáhara Occidental reconociendo el plan de autonomía para el territorio propuesto por Marruecos en 2007. El Gobierno se suma así a la postura de Estados Unidos —primer país que respaldó a Marruecos—, Francia y Alemania. Este reconocimiento era la exigencia que ponía Rabat para retomar las relaciones y poner fin a la crisis diplomática abierta hace 10 meses. Para España, la solución al conflicto pasaba por que Marruecos pusiese fin a su reivindicación de Ceuta, Melilla y las Islas Canarias.

Reacciones

El cambio de postura del Gobierno ha levantado ampollas casi en la totalidad de las formaciones políticas. Este sábado, el candidato a presidir el PP, Alberto Núñez Feijóo, ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de romper un consenso parlamentario de casi 50 años y ha asegurado que "dar un 'volantazo' sin contar con el apoyo suficiente es una temeridad". "Un cambio drástico en materia exterior no puede ser decisión de un Gobierno y menos de un partido", ha criticado el jefe del Ejecutivo gallego.

Unidas Podemos, socio de coalición del PSOE en el Gobierno, también ha mostrado su malestar con la decisión. La postura de la formación respecto a este territorio pasa por celebrar un referéndum de autodeterminación a través del cual el pueblo saharaui decida su futuro. "Toda solución al conflicto debe pasar por el diálogo y el respeto a la voluntad democrática del pueblo saharaui", escribió este viernes en Twitter Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Ejecutivo y líder de los morados en la coalición.

Además, los socios al completo del Gobierno han pedido a Sánchez que dé explicaciones tras este viraje en política exterior y el próximo lunes registrarán una petición en el Congreso de los Diputados para que el jefe del Ejecutivo comparezca.

Noticias relacionadas