GUERRA EN UCRANIA

La propaganda digital de Rusia prolifera en español

RT, propiedad del Kremlin y bloqueada en la UE, ha desplegado su influencia en América Latina hasta convertirse en el medio global en español con más impacto en redes

La aplicación de RT, canal de la propaganda rusa bloqueado en la UE.

La aplicación de RT, canal de la propaganda rusa bloqueado en la UE. / DADO RUVIC / REUTERS

4
Se lee en minutos

En plena invasión militar de Ucrania, Rusia no solo busca expandir su poder sobre el terreno, sino también en las mentes. La propaganda es una parte esencial en toda guerra y, en esta, ambas partes buscan imponer su relato para ganar apoyos dentro y fuera de sus fronteras. Moscú lleva semanas desplegando sus consignas y el español, con casi 500 millones de hablantes en todo el mundo, se ha convertido en un idioma clave para desplegar su influencia.

Tras el inicio del asalto ruso sobre su vecino, la Unión Europea (UE) anunció que prohibía la emisión del canal RT y de la agencia Sputnik, medios controlados por el Kremlin acusados de ser parte troncal de su “maquinaria propagandística”. Eso no significa que la desinformación rusa no haya llegado a España. En las dos últimas semanas, la International Fact-checking Network –que agrupa más de 100 verificadores a nivel mundial— ha identificado y desmentido hasta 148 bulos en España de ambos bandos.

“Desde el primer minuto de la invasión rusa hemos detectado mucha desinformación que se propaga por todo el mundo a mayor velocidad con la que lo hacían los bulos sobre el covid”, explica Carlos H. Echevarría, responsable de políticas públicas de Maldita.es. "Nunca habíamos visto una campaña tan fuerte desde que empezamos", añade Ares Biescas, responsable de EFE Verifica en América Latina.

RT en Español –también conocida como Actualidad RT— no detalla datos de su audiencia. Desde su puesta en marcha a finales del 2009, su seguimiento en España ha sido marginal, no figurando ni entre los 43 medios digitales más leídos del país, según el Digital News Report España 2021. Esa situación también se ha repetido en otros países europeos como Alemania, Francia o el Reino Unido. Eso no ha evitado que RT sea el medio global en español con un mayor impacto por artículo publicado en Facebook y Twitter, como señaló en 2020 un estudio del Oxford Internet Institute (OII).

América Latina, objetivo ruso

España no es el principal público de la desinformación en español. La propaganda rusa lleva años desembarcando con más fuerza en América Latina y en la creciente comunidad hispanohablante de los Estados Unidos. Los vídeos de Actualidad RT obtienen más visitas que ningún otro canal en español, según la firma estadounidense Omelas, que rastrea y analiza cómo opera la desinformación en la red. Su estudio señala que, en Estados Unidos, los medios rusos en español estarían teniendo una audiencia y un impacto superior a los medios estadounidenses en ese mismo idioma, como Univisión o Telemundo. "Hay un sector de la audiencia latinoamericana que ha comprado sobre todo teorías conspirativas como la creencia de que EEUU tiene laboratorios con armas biológicas en Ucrania (...) o desinformación para desacreditar a las víctimas ucranianas", explica Biescas.

Gran parte de esas informaciones llegan a la comunidad latina de EEUU a través de lo que mandan en grupos de WhatsApp amigos o familiares del hemisferio sur. Y es que, aunque su sede está en Moscú, RT lleva años desplegando sus operaciones por América Latina como elemento de influencia y poder blando. El canal acumula más de 18 millones de usuarios en Facebook y casi seis en Youtube.

El año pasado RT en español generó 40 millones de interacciones en redes, según la organización estadounidense The Alliance for Securing Democracy. "Primero la desinformación se comparte en ruso en cuentas de Telegram afines al Kremlin y después, en cuestión de minutos, salta fácilmente traducida al español en países hispanohablantes", señala la experta de EFE Verifica.

La batalla psicológica rusa no solo busca imponer su relato, sino crear caos y hacer que la audiencia dude de todo lo que ve. Así, cuentas rusas están rizando el rizo publicando vídeos en los que dicen verificar bulos supuestamente ucranianos, pero esos mismos desmentidos son mentiras estratégicas para tratar de desmontar la realidad y acusar a Ucrania de desinformar. Aunque la mayoría de esos vídeos están enfocados a audiencias rusoparlantes, Maldita.es ha detectado al menos tres de estos circulando en español por WhatsApp y por canales de Telegram.

Rechazo común a EEUU

Parte de ese impacto podría deberse al uso de un tono más agresivo o emocional que estimula las reacciones. Pero también a que Latinoamérica ha pasado de ser el “patio trasero” de EEUU a acercarse a Rusia. “La propaganda rusa tiene más seguidores y apoyo institucional en América Latina”, apunta Echevarría. “Hablan de la política de esos países, no tanto de la política de Rusia, y han usado la crítica al mundo estadounidense como arma para ganar simpatías”.

Hay países como Cuba, Nicaragua o Venezuela que históricamente han tendido puentes por afinidades ideológicas y a los que Moscú ayuda a esquivar las sanciones de Washington y Bruselas. Pero hay otros que mantienen posiciones ambiguas. Además de Cuba y Nicaragua, Bolivia y El Salvador se abstuvieron de condenar ante la ONU la invasión rusa de Ucrania y México ha rechazado las sanciones contra el Kremlin. Colombia es el único país del continente que es socio global de la OTAN, pero el principal favorito a la presidencia del país, el izquierdista Gustavo Petro, aún no ha condenado la agresión rusa.

Noticias relacionadas