DOWNING STREET

Johnson intenta camuflar el 'partygate' con una propuesta para las regiones más desfavorecidas

El reequilibrio regional es una de las promesas electorales del 'premier'

El primer ministro británico, Boris Johnson, sale del 10 de Downing Street.

El primer ministro británico, Boris Johnson, sale del 10 de Downing Street. / EFE

1
Se lee en minutos

Boris Johnson está respondiendo al 'partygate' multiplicando propuestas y planes del gobierno, con la esperanza de retomar la iniciativa y hacer olvidar la investigación policial en marcha de las fiestas ilegales durante la pandemia. La sesión de los miércoles en la Cámara de los Comunes fue algo más tranquila que en las últimas ocasiones, si bien el primer ministro tuvo que esquivar algunas preguntas sobre su presencia en una de las 12 fiestas que están siendo examinadas por Scotland Yard, celebrada en su propio piso, el 14 de enero del 2021. 

El Gobierno británico ha presentado un amplio plan destinado a "nivelar" las regiones desfavorecidas del país, una de las principales promesas de Johnson, que hizo del reequilibrio regional uno de los ejes de la campaña de las últimas elecciones, con el que atrajo el voto del llamado 'muro rojo', los antiguos feudos laboristas.

La semana pasada, sin embargo, un informe parlamentario señalaba que el fondo de reequilibrio regional post-Brexit en el Reino Unido "sólo entrega el 60%" del dinero que anteriormente aportaba la Unión Europea antes de la salida del Reino Unido de la UE.

Las medidas presentadas se estructuran en torno a doce "misiones" que tendrán como objetivo "trasladar la atención y los recursos del gobierno a las comunidades olvidadas de Gran Bretaña" para el final de la década, resumió el gobierno en un comunicado.

Los objetivos van desde el aumento de los salarios hasta la mejora del transporte y el acceso a Internet, pasando por el aumento del nivel educativo y la reducción de la inseguridad. Deben alcanzarse antes de 2030", dijo el Ejecutivo.

Inversión en investigación

El plan también prevé que la inversión pública en investigación y desarrollo fuera del Gran Sudeste (la región que rodea a Londres) "aumente al menos un 40%" de aquí a finales de la década y permitirá transferir competencias del Estado a las autoridades locales.

Entre las propuestas desveladas el miércoles, el Gobierno también pretende "movilizar 16.000 millones de libras del plan de pensiones de las administraciones locales para invertirlos en proyectos locales", ya que "actualmente se invierte demasiado dinero fuera del Reino Unido".

"Durante décadas, demasiadas comunidades han sido descuidadas e infravaloradas. Mientras que algunas zonas han prosperado, otras han quedado en un ciclo de declive", dijo Michael Gove, ministro de Vivienda y Comunidades, responsable de la aplicación de la nivelación.

Noticias relacionadas