Pena de muerte

Oklahoma ejecuta un preso por un asesinato ocurrido en 1985

Bigler Stouffer mató a Linda Reaves y disparó a su novio Doug Ivens, que se recuperó pese a recibir tres tiros

Oklahoma ejecuta un preso por un asesinato ocurrido en 1985
1
Se lee en minutos
EFE

El estado de Oklahoma (EEUU) ejecutó este jueves a Bigler Stouffer, un hombre que fue condenado por asesinar a una maestra de 35 años y disparar también a su novio en 1985. Stouffer, de 79 años, fue declarado muerto a las 10:16 hora local (16:16 hora GMT) tras recibir una inyección letal en la penitenciaria estatal de McAlester, unos 160 kilómetros al sur de Tulsa, según el Departamento Correccional de Oklahoma. El director de ese departamento, Scott Crow, informó en un comunicado que no hubo complicaciones, ni vómitos ni convulsiones durante la ejecución que terminó con la vida de Stouffer. Las últimas palabras del reo fueron: "Espero que mi Padre les perdone. Gracias".

La defensa de Stouffer consiguió en las últimas semanas que la Junta de Indultos y Libertad Condicional de Oklahoma recomendara el indulto para el acusado, no porque dudaran de su culpabilidad, sino por el procedimiento de ejecución que utiliza el estado de Oklahoma. Sin embargo, el gobernador de ese estado, el republicano Kevin Stitt, denegó esa posibilidad. Esta ejecución fue la segunda del estado de Oklahoma desde 2015.

Stouffer fue condenado en 1985 por asesinar a tiros a la maestra de educación primaria Linda Reaves, de 35 años, y por intentar matar también a su pareja, Doug Ivens. Fue el propio Ivens, que recibió tres disparos, incluyendo uno que atravesó su cara de lado a lado, que llamó al número de emergencias para denunciar que Stouffer les había intentado asesinar. "Estoy muriéndome, pero quiero que sepáis que esto lo ha hecho Bigler Stouffer", dijo Ivens, que finalmente se recuperó del tiroteo y falleció en 2016 por otros motivos. Reaves, sin embargo, falleció poco después por las heridas recibidas.

Según la justicia de Oklahoma, Stouffer entró armado a casa de Ivens y disparó a Reaves, que se encontraba en el sofá, y al hombre, que estaba en la cocina del domicilio. A pesar de que Stouffer mantuvo su inocencia hasta el día de su muerte, Ivens aseguró durante el juicio que el asesinato ocurrió porque le tenía envidia por su novia y hogar.

Noticias relacionadas