REINO UNIDO

La ministra principal de Escocia amenaza con celebrar un nuevo referéndum de independencia en 2023

Nicola Sturgeon espera poder iniciar la campaña para la consulta la próxima primavera, aunque dependerá en gran medida de la evolución de la pandemia

La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon

La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon / REUTERS/Russell Cheyne

1
Se lee en minutos

El proceso para celebrar un nuevo referéndum en Escocia comenzará la próxima primavera, según anunció este lunes la ministra principal y líder del Partido Nacional Escocés (SNP), Nicola Sturgeon. En el discurso final de clausura del segundo congreso que el SNP celebra en los últimos tres meses, Sturgeon reafirmó su voluntad de llevar a cabo la consulta antes de que concluya 2023.

En la alocución por videoconferencia, la mujer que lleva las riendas de Escocia desde hace siete años no ofreció nuevos detalles sobre la pauta que seguirá para lograr ese fin y cómo tratará de vencer la negativa del primer ministro británico, Boris Johnson, a autorizar la celebración.

"El próximo año, si el covid lo permite, cuando termine el invierno y llegue la primavera, comenzará la campaña para persuadir a la mayoría de los escoceses de que nuestro futuro va a estar mejor asegurado como una nación independiente", indicó. "Durante el próximo año iniciaré el proceso necesario para posibilitar la celebración de un referéndum antes de finales de 2023".

Para lograr ese objetivo está prevista la presentación en el Parlamento escocés durante esta legislatura de un proyecto de ley del referéndum, si bien la autorización escapa a sus competencias, en manos del Parlamento de Westminster, dominado por los conservadores. De no conseguirlo, Sturgeon ya anunció que recurrirá a los tribunales con la posibilidad de que sea el Tribunal Supremo quien tenga la última palabra.

La pandemia es prioridad

Las fechas que la líder escocesa se ha fijado dependen en gran medida de la marcha de la pandemia, a la que dedicó una buena parte de su intervención. Sturgeon tuvo de hecho que reescribir su discurso ante la irrupción inesperada de la variante ómicron de la que ya se han detectado seis casos en Escocia. Una y otra vez repitió que combatir el virus y garantizar la seguridad de los escoceses era su más absoluta prioridad. También lo es para ellos.

Los últimos sondeos muestran que el 60% de los consultados está en contra de la consulta en 2023, si bien un 46% está de acuerdo en que se haga en la presente legislatura que finaliza en 2026. Las encuestas también muestran que en estos momentos la ventaja está en la cancha del 'no' a la independencia con el respaldo del 53%, frente al 47% que prefiere el 'si'.

Noticias relacionadas