LEY TRANS

El PSOE prorrogará el plazo de enmiendas de la ley trans y añade tensión a la coalición

El Ministerio de Igualdad redoblará la presión para que la norma esté en vigor antes de final de año

La ministra Portavoz, Isabel Rodríguez (i), y la ministra de Igualdad, Irene Montero, en una comparecencia posterior a una reunión del Consejo de Ministros en Moncloa, a 27 de junio de 2022.

La ministra Portavoz, Isabel Rodríguez (i), y la ministra de Igualdad, Irene Montero, en una comparecencia posterior a una reunión del Consejo de Ministros en Moncloa, a 27 de junio de 2022. / Eduardo Parra / Europa Press

4
Se lee en minutos

Los socialistas volverán a pedir más tiempo para presentar sus alegaciones a la ley trans, a pesar de las presiones que le apremiaban a cerrar el trámite. El PSOE solicitará mañana una nueva prórroga al plazo de enmiendas para poder proponer sus aportaciones.

Fuentes socialistas han indicado a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA que este miércoles volverán a pedir otra semana de margen para registrar sus enmiendas, como ha adelantado eldiario.es.

Las fuentes consultadas avanzan que esta será la última prórroga y se comprometen a presentar sus enmiendas el próximo lunes.

Desde el Ministerio de Igualdad y Unidas Podemos se ha pedido urgencia en la tramitación de la norma, alegando que el proyecto de ley se consensuó en el seno del Gobierno, pero finalmente la formación morada tendrá que esperar para ver avanzar una de las principales normas impulsadas por Irene Montero.

Ahora bien, tras conocer las intenciones del grupo socialista, que mañana se formalizarán en la Mesa del Congreso, fuentes del departamento que dirige Irene Montero reconocen su "preocupación". Es cierto que la previsión actual es que ya la semana próxima acaben las prórrogas y comience la tramitación en la comisión correspondiente, pero ello no quita que en Igualdad expresen su decepción. "Las consecuencias son para las personas trans y la comunidad LGTBI, ya que ven en riesgo la aprobación de una ley que reconocen sus derechos", apuntan.

Para disipar ese riesgo, el Ministerio se va a poner en contacto con los grupos parlamentarios para cerrar un calendario de tramitación que, como primera parada, tenga el 2 de noviembre. Ese día, la semana que viene, será el del fin del plazo de presentación de enmiendas. La segunda, el 18 del mes próximo, cuando la ponencia termine el trabajo de revisión del proyecto. De esta manera, si se cumplen estas previsiones, es probable que la norma sea realidad antes de que acabe el año. Es el objetivo del equipo de Irene Montero, inciden las fuentes de su Ministerio.

Presión de Podemos; división en el PSOE

Ya desde Igualdad se exigía esta semana el cierre inmediato del plazo de enmiendas. Alegaban la "amplia mayoría feminista en el Congreso que respalda que esta ley esté aprobada antes de que acabe el año". "Los derechos de las personas trans no pueden sufrir más retrasos", incidían fuentes ministeriales.

En la misma línea, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, hacía un llamamiento esta mañana para que no hubiera nuevas dilaciones en la tramitación de la norma y denunciaba que cada día que pasa sin que la ley esté aprobada "las personas trans en España sufren una discriminación tremenda".

Echenique indicaba que se estaban manteniendo conversaciones permanentes con el grupo parlamentario socialista tanto para agilizar la tramitación como para que "no haya un retroceso en derechos, independientemente de quien presente las enmiendas".

Sin embargo, ni la presión del socio de Gobierno ni la salida de la histórica Carla Antonelli del partido han servido para que el PSOE dé el paso de cerrar el plazo de enmiendas de la ley.

La división interna del partido, con algunas referentes abiertamente contrarias a esta legislación como la exvicepresidenta Carmen Calvo, a pedir ampliar el plazo para concretar los cambios que quiere introducir en la ley.

Tras el Consejo de Ministros, el Gobierno ha querido lanzar el mensaje de que está "muy orgulloso" con el trabajo que se ha hecho con la ley trans, aunque la portavoz Isabel Rodríguez ha añadido que tiene la certeza de que las leyes que aprueba el Consejo salen del Parlamento "enriquecidas".

"Es muy importante en este debate poner en valor lo que ha hecho este Gobierno en relación a esta ley, que es continuar el avance en derechos y libertades", ha dicho Rodríguez.

La semana pasada, el PSOE ya adelantó que no presentarían enmiendas a la parte nuclear de la norma, la autodeterminación del género, aunque reconocía que tenía dudas sobre la posible equiparación de la violencia intragénero (en parejas del mismo sexo) a la violencia de género y que quería dar "seguridad jurídica" a la ley porque, decía, sabe que "acabará recurrida por el PP y sus socios de la ultraderecha en el Tribunal Constitucional".

Noticias relacionadas

Los socialistas defienden que el Parlamento puede "mejorar la ley y hacerla más robusta". Habrá que esperar otra semana más para descubrir cómo quiere cambiar el proyecto consensuado entre Igualdad y los ministerios socialistas en el seno del Gobierno.

Fuentes del grupo parlamentario han justificado el nuevo retraso en la tramitación en que El PSOE está haciendo un "trabajo complejo y riguroso que requiere tiempo" para que el texto legal sea garantista. "Una ley tan necesaria como esta debe desarrollarse libre de presiones injustificadas", han subrayado.