MACHISMO

Los gritos machistas del colegio mayor Elías Ahuja se cuelan en el debate de la ley del aborto

Distintos partidos reflexionan sobre la apremiante necesidad de la educación sexual

La ministra de Igualdad, Irene Montero, se prepara para participar en el debate de totalidad de la reforma de la ley de la interrupción voluntaria del embarazo.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, se prepara para participar en el debate de totalidad de la reforma de la ley de la interrupción voluntaria del embarazo. / EFE/Chema Moya

2
Se lee en minutos

Cultura de la violación y terror sexual: así ha calificado la ministra de Igualdad, Irene Montero, los gritos machistas del colegio mayor Elías Ahuja, cuyo eco ha llegado este jueves al Congreso de los Diputados durante el debate de totalidad de reforma de la ley del aborto. Han sido muchos los grupos que han denunciado los hechos y han puesto de manifiesto la apremiante necesidad de promover la educación sexual en todas las etapas educativas.

"Putas, salid de vuestras madrigueras como conejas. Sois unas putas ninfómanas, os prometo que vais a follar todas en la capea. Vamos, Ahuja": la titular de Igualdad ha reproducido la literalidad de los lamentables gritos de los colegiales en el Pleno para, a continuación, dirigir una reflexión a diputados y diputadas: ¿No creen ustedes, señorías, que estos jóvenes podían haber aprendido otro tipo de educación en las escuelas? Esto es cultura de la violación, esto es terror sexual, usar la intimidación y el miedo para que las mujeres no tengamos margen para decidir y esto, señorías, se cura con educación sexual. ¿A quién le molesta que haya educación sexual en nuestro país?".

La reforma de la ley de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo ha pasado su primer gran trámite parlamentario al superar las tres enmiendas a la totalidad presentadas por Cs, PP y la ultraderecha. Ha sido inevitable que los comentarios misóginos del Elías Ahuja se colaran en el debate de una ley que impulsa la educación afectivosexual.

Montero ha defendido que este nuevo episodio de machismo entre los más jóvenes "demuestra que necesitamos educación sexual integral para que todos los niños, las niñas y la juventud de este país aprendan la cultura del consentimiento".

"¿A quién puede parecerle mal que una criatura sepa identificar una agresión sexual y sepa pedir ayuda? (...) La ausencia de la educación sexual en las escuelas sólo beneficia a los agresores y a quienes necesitan de la impunidad, del silencio, de la culpa y del miedo", ha incidido la ministra.

También el PSOE ha querido mostrar una "contundente repulsa" a lo ocurrido en el colegio mayor: "Basta ya de machismo, basta ya de insultos y basta ya de violencia contra las mujeres", ha subrayado la diputada Susana Ros, que ha abogado por educación sexual "desde el respeto, la tolerancia, la diversidad y el consentimiento, con profesionalidad y rigor".

Para Sofía Fernández-Castañón (UP), los hechos del colegio mayor constituyen "una muestra de violencia y terror sexual". Convertir en tabú cuestiones como el consentimiento y el sexo denotan "una noción oscura y turbia de la sexualidad", ha dicho.

En el mismo sentido, Néstor Rego (BNG) ha subrayado que la posición de los ultras enaltecen "el terrorismo sexista" y alientan "comportamientos como el de los pijos del colegio mayor Ahuja : patriarcado, machismo y fascismo al mismo tiempo", ha lamentado.

Noticias relacionadas

Las "sandeces" proferidas por "alumnos de familias pudientes" del Elías Ahuja también han sido cuestionadas por Joan Baldoví (Compromís).

Durante el debate, diversas formaciones han recriminado que se tergiverse el debate sobre la educación sexual (Vox ha llegado a decir que el Gobierno promociona la pederastia por unas declaraciones en las que la ministra Montero incidía en la pertinencia de que niños y niñas reciban formación sexual desde pequeños) y han pedido altura institucional para evitar bulos y mentiras.