VIOLENCIA MACHISTA

Suben un 10% las víctimas de maltrato con protección policial: 3.700 más que a finales de año

En julio la policía registra un repunte de casos en riesgo extremo y alto de agresión

Víctima de violencia de género.

Víctima de violencia de género. / Miguel Lorenzo

4
Se lee en minutos

El verano es una época de riesgo para las víctimas de violencia de género, pues las vacaciones conllevan un aumento de convivencia con los maltratadores. Los meses estivales son, de hecho, los más letales en la estadística histórica de feminicidios íntimos. En este contexto, es positivo que las cifras de víctimas con protección policial hayan aumentado un 9,9 % en julio con respecto a las de finales de 2021: son 3.772 más las mujeres registradas en el sistema de seguimiento VioGén por estar expuestas a algún riesgo de volver a sufrir una agresión de su pareja o expareja.

A fecha de 31 de julio de 2022, según datos del Ministerio del Interior, un total de 41.769 mujeres tenían seguimiento policial en España por el riesgo de ser agredidas por un maltratador machista, casi un 10 % más que las 37.997 que constaban en el sistema el 31 de diciembre del año pasado. De esas 41.769 víctimas, 30 están expuestas a un riesgo extremo, 1.141 a uno alto, 9.743 a uno medio y 30.855 a uno bajo.

Cuanto más riesgo, aumenta de manera significativa la probabilidad de que el agresor ejerza una violencia muy grave o letal, que puede darse entre el medio y el extremo. Una vez catalogado el nivel de riesgo, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado personalizan el tipo de seguimiento que se hace a las víctimas, así como su plan de seguridad.

Resultan llamativos este verano los incrementos que se han producido en las cifras de riesgo extremo y alto en comparación con las que había justo al terminar 2021: los 30 casos catalogados como riesgo extremo casi triplican a los 11 registrados en diciembre y los 1.141 altos casi duplican a los 578 de finales de año.

Suben también, aunque de forma más suave, los de riesgo medio (un 16 % más) y los de riesgo bajo (un 6,2 %).

 Viogén es el sistema policial de seguimiento de víctimas de violencia de género que trata de evaluar el riesgo al que está expuesta una mujer cuando denuncia el maltrato para tratar de asegurarle una protección adecuada, tanto a ella como a sus hijos. A través de un cuestionario que responde la víctima, el sistema trata de anticiparse para evitar futuras agresiones, esto es, determinar el riesgo de reincidencia del agresor.

Los aumentos en el número de víctimas con protección policial son una buena noticia. El frenazo en las denuncias por maltrato que se produjo durante la pandemia se ha superado y las cifras de casos con seguimiento policial de este mes de julio superan con creces a los de años anteriores: 41.769 en julio de 2022 frente a 35.371 en el de 2021; 31.834 en el de 2020; 28.194 en el de 2019; 29.712 en el de 2018 y 26.714 en el de 2017.

En los últimos veranos, el Ministerio de Igualdad ha puesto énfasis en campañas para llamar a las víctimas a que pidan ayuda, ya sea ante la policía o ante los servicios sociales o los ayuntamientos. La mayor convivencia con el maltratador, pero también el buen tiempo podrían incidir en repuntes de violencia machista, pues el afán del agresor machista es controlar a la víctima y con la llegada del calor y los días más con más horas de luz, las personas salen y se mueven más.

Julio es el mes en el que se han perpetrado un mayor número de feminicidios íntimos desde 2003 (118), seguido de agosto (106). Igualdad ha detectado en los últimos años también un repunte en los meses de mayo, cuestión que está analizando la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género.

La maternidad como factor de riesgo

Casi la mitad de las víctimas que están en VioGén tienen hijos menores de edad a su cargo: la maternidad también es un factor de riesgo. VioGén incluye desde hace años variables para tratar de identificar cuándo los niños y las niñas están también en peligro o en una situación de vulnerabilidad como consecuencia de la violencia.

Noticias relacionadas

Así, las respuestas de la madre a una serie de preguntas pautadas pueden ayudar a las autoridades a detectar casos en los que se detecte el riesgo de una situación de vulnerabilidad como de potencial peligro para los niños, ya sea de violencia grave o letal.

Las estadísticas del sistema VioGén de julio también suponen crecimientos en los casos de menores en situación de vulnerabilidad (7.905, un 12 % más que a finales de 2021) y en peligro de ser agredidos por su padre o la pareja o expareja de su madre (867, un 28 % más).

Pide ayuda

El 016 atiende a las víctimas de todas las violencias contra las mujeres. Es un teléfono gratuito y confidencial que presta servicio en 53 idiomas y no deja rastro en la factura. También se ofrece información a través del correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y asesoramiento y atención psicosocial mediante el número de Whatsapp 600 000 016. Además, los menores pueden dirigirse al teléfono de ANAR 900202010Todos los recursos contra la violencia de género.