Barómetro del GESOP

Un 67% de los españoles apuesta por regular la prostitución

Varias personas sujetan pancartas en una manifestación para reclamar la abolición de la prostitución.

Varias personas sujetan pancartas en una manifestación para reclamar la abolición de la prostitución. / Fernando Sánchez - Europa Press

Los votantes de Unidas Podemos y Más País son los más partidarios de la prohibición, aunque prefieren legislar

2
Se lee en minutos
JÚLIA REGUÉ y FRANCISCO JOSÉ MOYA

El espinoso debate sobre la regulación o la abolición de la prostitución que confronta al movimiento feminista tampoco genera consensos en la arena parlamentaria. Los socios en el Gobierno tienen visiones polarizadas sobre cómo legislar esta actividad, que sigue siendo alegal en España. Los recelos entre el PSOE y Unidas Podemos se evidenciaron durante la aprobación la ley del ‘solo sí es sí’ -los socialistas terminaron retirando sus enmiendas sobre proxenetismo y tercería locativa para evitar una derrota del Ejecutivo- y durante la tramitación de la proposición de ley para abolir la prostitución, impulsada por el PSOE, avalada por el PP y con divergencias dentro de Unidas Podemos, ya que los siete diputados de los ‘comuns’ se desmarcaron. Pero, ¿qué opinan los españoles?

Según el último sondeo del GESOP para los diarios de PRENSA IBÉRICA, un 67,7% está a favor de que la prostitución esté regulada. Solo un 15,9% de los encuestados opina que hay que prohibirla y un 8,3% considera que debe quedarse como está, eso es, en un vacío legal. Cabe señalar que la posición es prácticamente igual según el sexo de los preguntados, ya que un 67,3% de los hombres y un 68,2% de las mujeres apuestan por regular el trabajo sexual.

hay distinciones por edad: los jóvenes de entre 18 y 29 años están divididos –un 41,2% cree que debería prohibirse y un 49,3% quedar sujeta a la ley- mientras que en el resto de grupos de edad el apoyo a la regulación ronda el 70%.

La posición de sentar las bases para una legislación es mayoritaria en todas las bolsas de votantes. Y eso choca con algunos postulados, ya que pese a la postura abolicionista del PSOE y del PP, sus electores son más proclives a querer fijar reglas -un 70,5% y un 65,8%, respectivamente-. Pero, de lejos, los votantes independentistas son los defensores más férreos de la regulación: un 92,9% de los que se decantaron por Junts per Catalunya en 2019 y un 79,3% de los que lo hicieron por ERC.

Los electores de Unidas Podemos y de Más País son los que se muestran más divididos sobre el asunto y, a la vez, son los más favorables de la prohibición: un 38,9% en el caso de los primeros y un 26,7% en el caso de los segundos, aunque esta no es la posición dominante. 

Los votantes de extrema derecha creen que la prostitución debe ser regulada (70,9%) o quedarse como está (14,5%), mientras que los electores de Cs prefieren que esté sujeta a la ley (68,8%). 

Ficha técnica

-Empresa responsable: GESOP.

-Técnica de investigación: Entrevistas telefónicas.

-Ámbito de estudio: España.

-Población: Mayores de edad con derecho a voto.

-Muestra: 1.001 entrevistas.

-Tipo de muestreo: Proporcional por comunidades autónomas y dimensión de municipio. -Selección de la persona a entrevistar según cuotas cruzadas de sexo y edad.

-Margen de error: +/- 3,16% para un nivel de confianza del 95% y p=q=0,5.

-Trabajo de campo: Del 20 al 22 de junio de 2022.

Noticias relacionadas